29 de octubre de 2011

Siéntete un Einstein total

Buscando el esquivo Grillo Bulldog (Bulldog Raspy Cricket) me he encontrado con esta curiosidad de lo más... curiosa.

Se trata de una ecuación que aparece en la Wikipedia, en la entrada "Grillo" que muestra cómo averiguar la temperatura ambiente a través del canto de los grillos. La fórmula es tal que así:



De modo que ya sabemos qué va a pasar por aquí; en cuanto vuelva a escucharse el canto de los grillos, ahí estaremos contando los "cri-cri" que hacen cada minuto, con el termómetro de turno para comprobar la veracidad de la fórmula.

Y que me llamen friki cuando te encuentras con cosas como esta... eso sí, seré aun más friki por probarla, pero no tanto como los que la han hecho...

¡Ah! Para aprender algo más es necesario que os recuerde lo que nos cuesta a todos localizar al grillo cuando canta: parece estar a dos pasos y, cuando los pasamos, resulta que parece estar más adelante o más atrás de lo que pensábamos. ¿Y por qué? Pues porque los grillos cantan en una longitud de onda similar a la distancia que hay entre nuestros dos oídos, resultándonos así de complicado pillarlos...

Ahí queda eso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario