2 de julio de 2013

¿Qué hay de nuevo LittleEiko? (24/06/2013 - 30/06/2013)

¡Saludos locuelos! Se termina el mes de junio y justo la semana, que vaya tontería que tuve el lunes con el bono-transporte que lo iba restregando por todo el suelo de la estación del metro -.- Pensando que era una mala manera de empezar la semana, la verdad que ayer no fue mi día... el domingo no tuve muchas ganas de postear, de hecho tengo una laguna mental acerca de lo que estuve haciendo, pero supongo que sería viciar al Dungeon Siege con los coleguillas, que tanto que iba de las últimas y ahora voy la primera y tengo que esperar al resto que se vayan actualizando un poco.
Me dije "El lunes posteo la entrada sin falta" pero ya digo que no empecé nada bien la semana: se me olvidó sacar el bono del mes y, de hecho, al entrar apresuradamente a la estación porque iba con la hora un pelín pegada al trasero y sacar la tarjeta para ir preparando el billete éste se me había caído justo al suelo y me dio un vuelco el corazón (es que perder unos 73 € que vale la mierda del billete escuece...) y ahí justo, al darme la vuelta y verlo en el suelo, caí en la cuenta de que era primero de mes y tenía que sacar uno nuevo. No llevaba dinero... pero sí la tarjeta, así que me veis con las manos ocupadas (monedero, libro electrónico, la bolsa cuyo velcro se me pegaba al pantalón y tiraba...) sacando el dichoso bono a lo presto, tardar en reaccionar para introducir el número de la tarjeta de crédito, coger el billete, el ticket y la tarjeta y salir pitando... como ya la otra vez se me olvidó la tarjeta del bono me acordé que me la dejaba (una vez más pues) en la máquina y ya había un tío usándola así que con un leve "Disculpe, un segundín..." recuperé la dichosa tarjeta. Con todo esto en las manos y el puñetero velcro de la bolsa tirando de mis pantalones metí el ticket (faltaban 2 minutos escasos para que llegara el metro) intento organizarme pero mi empanada mental que tenía por el sueño no me dejaba así que la tarjeta del bono terminó por el suelo y me tuve que volver a subir las escaleras y recogerla... corre que te corre porque no pillaba el metro y  ya por fin pude poner todo en orden. Pero la empanada mental me siguió todo el día y terminó en un terrible dolor de cabeza que hasta me revolvió el cuerpo y me hizo acostarme mucho más pronto de lo usual porque estuve sin hacer NADA...

Y psché, después de daros la brasa y que penséis que menuda cansina, pues os dejo con los vídeos de la semana, del más reciente al más antiguo, ya por fin:









No hay comentarios:

Publicar un comentario