7 de enero de 2014

Reyes Magos 2013

Habiendo recibido, supuestamente, los regalos con antelación y por otro lado, con retraso por ciertas razones, no esperaba absolutamente nada el día de Reyes propiamente dicho.

Mi sorpresa ha sido mayúscula, como siempre, con Krower; si el año pasado ya consideré que fue una pasada este año en realidad se ha pasado tres pueblos... o cuatro. Y es que a este paso le voy a colocar como cuarto Rey Mago de Oriente, porque para no saber qué regalarme según él creo que ha sabido cómo salir del brete... a lo grande.

Veamos, estoy a la espera de ir yo misma a elegir cierta bicicleta estática para poder ejercitar mis rodillas, que de tanto estar sentada aquí y tan poco moverme (aunque este verano he andado más que corrido Forrest Gump) pues a mi rótula izquierda (me la apunto porque luego no sé cuál era) le ha dado por irse de aventuras por su cuenta, produciéndome unos dolores más que pesados durante prácticamente todo el mes de diciembre. Así que mis padres, siguiendo el consejo de la doctora y conociéndome demasiado bien (y que ahora resulta que las bicis normales de toda la vida tienen unos precios que ni que fueran de oro) han decidido saldar sus Reyes con esto, y yo que me doy de sobra por satisfecha (aunque apuntaron que lo mismo ellos también se ponen a darle al tema). No sé si incluso meten el nuevo monitor que van a pillar para mí, aunque en realidad lo van a usar ellos más que yo.

Luego llegó Krower, hastiado de mi ratón y de mis quejas conque mi teclado no poseía la aparentemente innecesaria tecla ">/<" (me gustaría a mí ver a los que lo hicieron creando funciones en Excel o programando cualquier sencillo programa informático) y me compró éste:


Aprovechando también las rebajas de Steam y pidiéndole yo que me comprara estos juegos, para luego pagárselos "in cash" posteriormente y en paz, se los adjudicó como regalos navideños y se negó a aceptar mi pasta:


"Considera esto tus Reyes"  me dijo... vale, aceptado y me parece más que satisfactorio. Mis Reyes estaban cubiertos; ¡ja! eso creía yo, pero resulta que yendo a llevarle yo los suyos, tras tenerme un rato engañada (y todo este tiempo, obvio) me ha sacado algo tapado  con su cuerpo que no lo viera pero delatándose por el sonido del papel. En ese momento he pensado "lo ha vuelto a hacer, me dice que nada y luego me sale con algo" pero cuando se retiró no me esperaba ni semejante forma ni tamaño:


Lo más inteligente que pude articular fue "¡Ooohh! ¿Una pirámide?". Lo mejor sin duda ha sido cuando me ha soltado, tan resuelto él, "para que luego digas que las matemáticas no sirven para nada... pues gracias a ellas la he podido hacer" y me saca medio folio lleno de cálculos, por un lado y por otro, que le han servido para saber el tamaño más aproximado para sus dimensiones (aunque en realidad luego sólo le valió un cálculo chiquitito)... no me dio un ataque de risa por el asombro que tenía encima. Es más, hago una aclaración, y es que no es que diga que las mates no sirvan para nada, si no más bien que A MÍ no me sirven para nada, porque soy más mala que un dolor con ellas, desde siempre... pero Krower es un machine (no sólo por esto, siempre lo ha sido).

El caso es que eso era sólo "la caja" que dentro estaba tooooodo esto:


Vamos, que me he caído de culo señores, y lo peor es que ya sólo por el detalle y el trabajo que le ha dado la pirámide a ambos nos da pena tirarla, de momento ha quedado plegada en un armario, porque la considero tan valiosa por todo eso que la considero un regalo más (como otras cajas que me ha hecho a mano) y no quiero deshacerme de ella, aunque tampoco tengo sitio para ponerla... ya veremos pues.

No he podido evitar sentirme fatal, porque con eso de que estuve mala en cama durante navidades no he tenido casi tiempo de pensar en nada más (a mis padres por los pelos les he dado algo) y él tampoco me ha dado ideas que estuvieran a mi alcance (cosas de más de 700€ no lo están, desde luego y baja más) y tan sólo le he regalado un libro de enigmas medievales super bonito y un pase hecho a mano para que vuelva al cine para ver la de "La Leyenda del Samurai: 47 Ronin" que le hacía ilusión hasta la clavada de El Hobbit (un símbolo para indicarle que yo corro con todos los gastos, algo que igualmente iba a hacer pero porque no sabía qué pillarle en nada de tiempo).

¿Y vosotros? ¿Habéis sido buenos y os han traído muchas cositas? (Yo no considero que haya sido buena este año, por muchas cosas, pero se ve que Krower sí).

4 comentarios:

  1. Wuaauuuuu!!!! Que original!!!! jajaja, si es cierto: las matemáticas sirven, pero para mi tampoco,jajajajajajaja. Estoy para llorar con las matemáticas,jajajajajajajajajajaja.

    Muy buenos regalos Eiko!!! Están padrisimos!!! Qué los disfrutes muchoooooooooo!!!

    Pues de reyes, me he comprado,jajajaja, con el dinero que me dieron navidad (aún me sobra algo), una figura de Rurouni Kenshin, a Kenshin Himura. Y pues muy mono el juguetito,jajajaja. Es de colección.

    Estoy impactada por la pirámide!!! Está genial!!!!

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  2. ¡Feliz año Raz! Jijiji ¿has visto? Fundemos el club de las frustradas con las mates, porque caray jeje. La verdad es que no me puedo quejar, era todo muy inesperado y se me quedó cara de póker total :)

    No sabía que ahí tuvierais Reyes, pero está bien tu regalito. ¿Papá Noel no te trajo nada?

    ¡Un besito!

    ResponderEliminar
  3. Que reyes más chulos!

    El Zelda está genial, como todos, pero eso sí, el manejo con el Wii Mote me crispó! xD

    Mis Reyes se centraron principalmente en ropa para el churumbel, pero eso sí, a mediados de diciembre mi señora me regaló la PS4 como regalo por nuestro aniversario y Reyes.

    ResponderEliminar
  4. :) Eso está genial SAeNcSA, es un regalazo de cuidado. Espero que el tuyo fuera equiparable ¿eh? :P
    ¡Un saludito!

    ResponderEliminar