22 de mayo de 2016

Reflexiones: De "Friki" a "Gamer" y otras paridas



Es curioso cómo cambia la perspectiva, el modo de ver las cosas con el pasar de los años. Obviamente todos crecemos y maduramos, vivimos experiencias y aprendemos nuevas cosas que nos hacen mirar el mundo que nos rodea con diferentes caras del mismo prisma que es la vida. Pero ésto no sólo ocurre a nivel individual si no también a nivel colectivo y es que con internet todo está ahora tan accesible que es fácil formarnos opiniones sobre cualquier cosa.

Recuerdo mi niñez en la guardería, en el colegio y en el instituto; es cierto que no con todo lujo de detalles y todo lo que ocurrió pero sí hay ciertos fragmentos dispersos que mi cerebro es incapaz o que no desea, borrar. 

Combinando esto con lo descrito en el primer párrafo vengo a desvariar un poco sobre el tema de lo que es ser un "friki", palabra ya cada vez más en desuso, a lo que es ser un "gamer", porque antiguamente el segundo término ni existía y la primera palabra era la usada para abarcar un gran compendio de tipos de gustos, incluidos los videojuegos.

Aviso, se avecina bilis en cantidades industriales.



Veréis, cuando eres niño tienes gustos similares a los otros niños: los dibujos animados de turno, el juguete de moda de turno (esas peonzas, tazos, tamagotchis y yo-yós que se pusieron de moda durante y a finales de los 90) y aquellos juegos clásicos no sé si ya olvidados: muñequita, escondite, escondite inglés, pilla-pilla, el puto perro guardián, juegos de palmas... hasta se roleaba, qué carajo. Recuerdo jugar a ser personajes de los dibujos animados favoritos de turno en la guardería (ya mencioné las Tortugas Ninja, yo buscando ser Rafael pero que me tocaba ser April) y en el cole pues a los juegos clásicos, los de moda y a rolear simulando ser perros que charlan o amas de casa con esos perros (que eran amigos a cuatro patas, ladrando, lamiéndose y comiendo hasta hojas, fijaos en esa pasión y profesionalidad). En esta época me juntaba con más chicos que chicas, lo admito.


Luego creces en todos los aspectos y entras en la secundaria donde tus amiguitos o bien desaparecen por irse a otros colegios (mi caso) o pierden el interés por esos temas. En mi caso, intenté juntarme con las féminas de la clase al quedarme sin  mis amigos pero ellas eran del segundo grupo, pues sus recreos consistían en chismorrear de tíos y de sus culos (no en ese orden necesariamente), de lo zorra que es no se quién y de otra gente más mayor del centro que a mi me la pelaban bastante... el caso es que como yo no decía ni mú porque no sabía ni qué decir o quedaba sepultada porque otra hablaba a la vez (sí, era y soy una inadaptada social) y que ninguna compartía mis gustos pues me hacían "el vacío", demostrado en que yo empezaba estando en el círculo pero que de alguna manera paranormal se acababa cerrando conmigo de puntillas detrás de la chica de turno en menos de cinco minutos.
Sopesé la idea de juntarme con el sexo opuesto porque al menos jugaban al fútbol pero eran tan animales y yo tan mala que decidí fingir ni haberlo pensado.
Así pues mi instituto se basó en eso hasta que me cansé, me llevé un libro y me puse a leer en un rincón del patio. No lloréis por mí, conseguí ganarme una amistad femenina y chismorrear y hablar también de juegos y eso, pero fue mi época menos friki hasta llegar 3º de la ESO, donde conocí a un amigo que no sólo compartía habilidades para dibujar si no también gustos, agregándose más gente en 4º de la ESO y en adelante. Pero eso es otra historia con final feliz.

Es que antes, niños y niñas, no os asustéis pero los videojuegos no estaban de moda. Sí, tenías algún coleguilla en tu clase que tenía la Playstation y jugaba a diario, que se dejaba la paga en mangas y figuritas pero también, en la inmensa mayoría durante el cole esos gustos y su carácter introvertido les hizo ganar numerosos insultos. Antes, cuando alguien te gritaba "friki" mientras sus colegas se despollaban era porque buscaba herirte al ser sinónimo de gordo, granudo, feo y sin amigos... por no agregar además el tener inhabilitado el sexo con otros de tu especie. Es más, la hembra friki era tan escasa que era altamente cotizada aunque sólo entre los machos frikis, por lo que éstas eran unas necesitadas de sexo como ellos y por tanto, todas calientapollas profesionales.
No existía tanta pijada de merchandising ni tanta difusión como ahora, internet apenas empezaba a despuntar y se solía usar más para bajarse resúmenes y trabajos, chatear y cascársela viendo porno.

Antes, cuando alguien era "friki", la gente se imaginaba esta estampa.

Eso es lo que veo mirando hacia atrás y ahora, mirando en el presente, veo cuánto ha cambiado todo... y me indigno y me da la risa a partes iguales. 

Ahora hay hasta mandamientos, pecados y otras gilipolleces. ¡El gamer nació!

Ahora los chavales (y cada vez más chavalas) se pegan por ver quién es el más "gamer", todos creen saber de videojuegos tanto como el que más cuando no salen del GTA, el CoD, Minecraft o del LoL (para mí el reggaeaton del mundillo) y se compran las últimas consolas del mercado y los juegos de salida. Todos tienen camisetas relacionadas con sus juegos, figuritas y otras chorradas, subiendo fotos a las redes sociales presumiendo de su colección creyéndose más auténticos por eso.
Admitámoslo, los videojuegos y todo lo que conllevan están de moda. ¡Son una moda cuando antes eran de pringaos! Ahora ya no son "frikis", son "gamers", que suena como más refinado y profesional, la casta élite de los "friki", que siguen siendo los gordos granudos amantes de cualquier cosa que no sean los juegos. Ser "gamer" es ser sinónimo de "pro" mientras que ser "friki" sigue significando ser un "looser". Y si no me creéis, llamar a un "niño rata" "friki" y veremos qué os contesta. 
Aunque es cierto que ahora ser "friki" es también una moda y muchos se lo creen simplemente porque les gusta Star Wars o porque no se pierden ningún episodio de Naruto u One Piece. Pero en fin, es más de lo mismo y por eso no me quiero repetir.

Se asocia mucho a que te guste Star Wars ya para ser un friki... ¡pues no!

Hay infinitas ferias, presentaciones, portales, lugares, vídeos y páginas desde donde ver/comprar/descargarse todo lo que cualquiera de nosotros, en su época, soñó con tener... por mucho que no te diera el bolsillo. Las industrias de los videojuegos se han multiplicado a ritmo de vértigo, los juegos que salen al año son una salvajada (dejemos de lado la calidad) y no hay hijo de vecino sin ordenador sin conexión a internet en casa... y hasta me atrevería a decir, sin consola. Vamos, que están hasta en la sopa. Y precisamente por esto ahora ser un "gamer" implica ser uno más del montón, una vulgaridad, mientras que antes parecían ser sólo para "bichos raros". Y olvidarse de la soplapollez de la guerra entre "pc-eros" y "consoleros" que me dais pena.

Buscas "chica gamer" en Google y sale esto. Vergonzoso... si ya lo decía Hagrid "¡Putas Harry!"


¡Uy! Hablemos de las "chicas gamer" que, aunque serlo no implique ser "chica friki" sí que han heredado la habilidad de seguir calentando la polla al personal. Las chicas somos perfectamente conscientes de nuestro cuerpo y aspecto, me refiero, a que sabemos cuándo estamos buenas y cuando no; si lo estoy ¿por qué no stremear y sacar las tetas en primer plano? Tendré miles de visitas sólo por eso. Los tíos vienen por el juego pero también por las tetas, las tetas siempre venden... tetas... tetas... tetas... pero ¡ojo! que luego el machismo es un problema. ¿Really, little fucking bitch? ¡Hipócritas!
En serio, es otra de las cosas que me indigna; el prototipo de que las chicas jugamos en bragas, con la raya del ojo echa desde que nos levantamos, los tintes de fantasía en el pelo y mordiendo el cable del mando, poniendo cara de pena y diciendo un lastimero "¡ay! me mataron" con una camiseta de temática acorde escotada en una pose imposible para jugar pero sí para realzar sus atributos físicos.
Tampoco somos todas mujeres de sobrepeso más feas como una nevera por detrás incluso con cuatro quilos de pote, con cajones llenos de consoladores buscando fervientemente un hombre al que violar, asfixiándolo entre nuestras lorzas de amor tras administrarle el cloroformo.
¡Pues no! Tenemos el aperitivo grasiento y la bebida azucarada a mano para reponer fuerzas, llevamos el pijama del rastro, el pelo como pille y las ojeras por la vista cansada de la pantalla, los dedos callosos de los mandos y cuando nos matan soltamos tal retahíla de improperios que asustamos a cualquiera que esté cerca.

Tampoco hay que pasarse, aunque los hay que lo merecen sólo por las faltas de ortografía.

Tampoco me puedo olvidar de los "niño rata" altamente odiados en la red porque internet les da armas para expresarse con la libertad merecida que tenemos todos. El problema es que normalmente tienden a insultar y demás, es cierto, se merecen nuestro odio... pero también el término peca de ser aplicado desproporcionadamente a cualquier niño que juegue. ¿Es que vosotros no jugábais de niños? ¿Eso os convierte en niños rata? Claro que no, pero ya digo que generalizar tampoco es de sabios. Mejor evitar aquellos juegos tóxicos-reggueatoneros comentados arriba y estaréis a salvo de su presencia.


Por último para cerrar comentaré algo que, si bien se sale un poco del tema, tiene mucho que ver con el mismo y es una de esas cosas que hace que me lleven los demonios, y que también parece ser una molesta moda... las novias celosas de las consolas y pc's, que se graban el vídeo diciendo lo hartas que están de que su novio no las folle cuando ellas quieren cogen y les rompen la consola, la tele o lo que pillen. 
Verás al novio llorando la pérdida abrazado a los restos... pero soy yo la cojo ipso facto todo su maquillaje y se lo estampo al suelo y lo pisoteo, le corto los tacones de sus zapatos, le rajo sus bolsos, lo junto todo con sus kilos de ropa y lo quemo danzando desnudo invocando a los Primigenios para que cuando la muy cerda lo vea la mande a tomar por el culo gritando "¡donde las dan las toman, pedazo de puta!". Y todo grabado en vídeo. Le haría eso por no darle una hostia que traspase la pared. Porque digo yo que mejor hablar, dejar las cosas claras y si no hace caso puerta... quizá es que se piensen que así se las hará caso. 
En el caso de padres... ya no sé qué haría, porque es más delicado... pero vamos... esa no es la solución, lo único que vais a conseguir, así sí, es incitar al odio. Prefiero un hijo consolero o pc-ero que porrero, no sé si me entendéis.



Necesitaba soltar toda esta mierda por algún lado y no sólo al pobre Krower así que el blog ha sido el lugar perfecto. Os invito a que me dejéis un comentario dando vuestra opinión. ¿Qué opináis que los videojuegos ahora sean una moda? ¿Hubierais matado por vivir este cambio de niños? ¿Os desespera la actitud de la gente hacia el tema?. Supongo que en otra entrada hablaré de algo relacionado y es precisamente la dependencia que generan las nuevas tecnologías en nosotros, otra de esas cosas en las que pienso a menudo.


14 comentarios:

  1. Hola, muy interesante tu entrada, aunque discrepo en lo de que los videojuegos sean una moda, en mi opinión es una cuestión de expansión del mercado (tratados internacionales, mejora logística, etc) y poder adquisitivo, yo recuerdo que los quienes tenían una familia acomodada, tenían consola y los que más, una Neo Geo. Quienes fueron padre en los 80/90 bien vivieron la crisis de los 80.
    Recuerdo que había poco merchandising, sin embargo había muchas figuras de las Tortugas Ninja o Caballeros del Zodíaco, series, còmics y mangas exitosos de la época, estos últimos en un formato desastroso de Norma Editorial.
    Incluso recuerdo que los niños más afortunados podían permitirse encargar una figura de importación, y el resto les mirábamos con cierta envidia...
    Recuerdo ser friki, que generalizaba todo aunque el concepto se centraba más en los aficionados a manga y anime, los de los videojuegos éramos jugones.
    Tuve mucha suerte porque tuve amigos de ambos géneros frikis, y muchos perdí al llegar a la pubertad, tanto hombres como mujeres, yo misma fui "menos friki" en esa etapa, pero los que aguantamos seguimos siéndolo, al menos tanto como lo permite el trabajo, la familia y amigos.
    Digo que tuve suerte, porque yo siempre vi y tuve amigas frikis, algo que veo a menudo que no lo vivió todo el mundo, aunque recuerdo que por cosas de la edad, no nos juntábamos tanto con chicos a la hora de viviarnos ya sea juego de mesa, ya sea videojuegos.
    Con internet hemos tenido una gran facilidad para juntarnos y tirar mitos como los que cuentas (sobre todo del físico y estereotipos), agradezcamos a las tecnologías que nos ha hecho la comunicación más fácil, los juegos más avanzados, accesibilidad a lo retro tanto en info como en experiencia gracias a los emuladores, y qué pena que ahora que el friki ya no es un "marginado social", entre el propio gremio creemos las diferencias como nuevas etiquetas como "niño rata", "gamer pro", "poser", etc etc. con lo bonito que es tener la misma afición empezaras con ella en los 80 u hoy mismo.
    Un placer leer tu entrada, saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola y bienvenida!

      Obviamente el texto es bastante subjetivo porque es mi modo de ver las cosas; digo que los videojuegos están de moda porque hay un mercado muy consumista que antes no existía, ni teniendo pasta (yo iba a un colegio privado y, como mucho, tenía alguno la gameboy). No fue hasta bachiller que supe que algunos tenían la Playstation pero que no eran de los típicos que hablaban de juegos.
      Pero sí, por ejemplo, un amigo tenía y tiene mogollón de figuritas en su cuarto de todo tipo, al igual que tomos de manga (yo no soy muy fan del manga, el único que he tenido propio fue uno de esos de Norma Editorial de Dragon Ball que me tiraron además). Yo no he tenido figuritas hasta tener más de la veintena.

      Tampoco tuve suerte como digo en las amistades y las únicas chicas gamers que he conocido curiosamente hemos sido como el agua y el aceite, salvo en una excepción a hoy día. Como mucho, en el instituto conocí a una mega fan de Lara Croft y a otra acérrima del buen cine, así que al menos has tenido suerte, siempre quise tener una amiga gamer para hablar de los juegos, de lo bueno que estaba tal personaje y esas cosas.

      De todos modos igualmente comparas el mercado en los años 80-90 con el de ahora y no tiene nada que ver, al igual que la cantidad de público fiel.

      Un saludito!

      Eliminar
    2. Hola ‘Little Eiko'. De casualidad vi tu entradilla de éste blog. Me encantó, la verdad; tal como lo cuentas, con tu humor y todo ;)
      A parte que debes tener una edad casi a la mía, por como cuentas los 90'. Muy bueno. No te hubiese faltado un par de amigos conmigo, y los que conservo, ya que sin ser gamers o tan coleccionistas; hemos tocado todos los palos en general de música, juegos.. Sip.
      Y como curiosidad; te “conocí" buscando un Juego, en mi época/etapa y que aún le recuerdo y me marcó mucho: Soul Reaver(1) por su historia, ambientación.. Y quise revivirlo por vídeos. Y.. Tú jugando, jeje. Me lo pase pipa viendo cómo se lo vacías pasar al pobre Raziel.. Incluso te escribí una entradilla.. Que te quedarías..¿¿ ?? Bueno, ya aprovecho y te digo que me animó, y sacó una sonrisa y risas, cuando lo necesite ;) Así que, very zenks. Un saludo, y sigue así. (Santi)

      Eliminar
    3. Oh! Una entradilla? Sí? Dónde? *.*

      Me alegro que te gustara el gameplay y agradezco tus palabras, toda una sorpresa ver a alguien de Youtube pasando por aquí. Muchas gracias por tus palabras.

      :) Un saludo!

      Eliminar
    4. Era en una parte entre el Cronoplasto de la zona de la Catedral Silenciada, y ésta. Donde te aparecian monjes fake "adorando" Algo así recuerdo del comienzo del vídeo. En aquel momento te puse igual la ilusión y lo que me entretuve y rei contigo. Y que si te contaba mas, no fuese por canales.. Pero bueno, como te resumi; fué una rachina hace 1año en la que me animo eso, y tú como gamer ;) Un saludo (te pone Unknow, creó) pero me llamo Santi (ó Santi/ago croro. Chaito Little Eiko

      Eliminar
  2. Yo tampoco creo que sea un tema de modas, sino más bien que ahora los videojuegos están más legitimados que antes. Antes podías comprarte el juego, jugarlo, jugarlo con tus amigos cuando estabas con ellos, leer alguna revista y discutir en el patio sobre si Super Nintendo era mejor que Mega Drive y tal. Ahora se puede hacer todo eso tb, pero encima los que te los venden gastan fortunas en elevarlos a la experiencia definitiva con congresos, anuncios, pagando a personajes famosos para publicidad, "grandes narrativas", asimilándolos al cine, etc. Y no sólo eso, encima intentan hacerlos pasar ya no por un placer culpable, sino por una actividad vital legítima o casi como carrera profesional, con los e-sports, twitch, etc. Hay que ir con mucho ojo y no dejarte llevar por toda esa manipulación (así lo veo yo) y mantenerlos en lo que son, algo con lo que pasar un buen rato y listo. Lo mismo para el resto de monos, no sólo los videojuegos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, ahora es todo mucho más corporativo que antes y ya cualquier hijo de vecino juega a la consola, aunque sea al FIFA y GTA (como los de mi anterior trabajo).

      El problema es, como siempre, la masificación; algo se hace conocido o es demandado en demasía y tendrás mierda para rato. Es una de mis leyes universales que siempre se cumplen. Pero es verdad que a mi por ejemplo no me importaría ganarme la vida con ello, ya de pequeña leía análisis y encontraba en algunos casos unos fallos tan bestias en la redacción o que no se expresaban nada bien que me imaginaba a mí misma redactando las guías para la revista de turno.

      Un saludo!

      Eliminar
  3. Mi opinión va hacia los Gamers como los ven ahora y como eramos antes.

    Yo desde que tenia como nueve años descubrí las maquinas tragamonedas, las típicas "Insert Coin", y para mí fue como encontrar mi pasatiempo favorito; lo malo es que gastaba mucho dinero en ellas y también pasaba menos tiempo estudiando. Eso fue un problema para los niños donde vivía y por eso terminaron prohibiendolas.

    Por suerte cuando fui a la secundaria descubrí otros lugares donde había maquinas tagamonedas. Era mi vicio, siempre me escapaba cual recluso de prisión una o dos horas antes de salir de la escuela, y milagrosamente siempre aprobaba las materias.

    La clase donde yo estaba era una de las peores de toda la escuela, eramos la oveja negra, los más problemáticos, los más reprobados, etc. No es que yo fuera como mi grupo, pero como dicen el que con lobos anda...

    Yo sufría un poco de bulling por parte del más grandullón, que desgraciadamente siempre lo sentaban detrás de mí, aunque francamente todos nos hacíamos bulling. Ya en el ultimo año Solo me hizo enfurecer hasta que estaba molestando a un chico nuevo sentado al lado mio y por ello no me dejaban tomar apuntes; yo se los avisé varias veces hasta que de pronto mí mente se nublo, me levanté de mi asiento y lo golpee cual boxeador, solo hice 2 movimientos, el ultimo fue a dar directo a la mejilla... se abalanzó sobre mí pero me cubrí tan bien que no me pudo hacer nada y tuvieron que quitarmenlo de encima. Nunca entendí porque todos me veían como el malo, el rebelde, nadie se preocupo por mí, especialmente las chicas, solo porque yo sí le deje morado y el no pudo hacerme nada (a pesar de que era mucho más alto y grande que yo)...

    También en el 3er año (tendría yo 13 años) recuerdo que yo iba a escaparme de nuevo para ir a los juegos y una chica de 1ro se me acercó con la intención de que fuera su novia, no me di cuanta de eso hasta que ya llevamos la mitad del camino... la otra mitad del camino ya eramos novios, pero yo solo pensaba en quitarmela de encima para ir a jugar. Finalmente tuve que llevarla conmigo y se sentía bastante raro ser el único con una chica allí, creo que hasta me daba vergüenza :S


    En fin, lo que era un "friki" para nosostros eran esos chicos que sacaban buenas calificaciones, los que no hablaban con nadie, los cerebritos de la clase, etc. y los "Gamers" de aquella época eramos una especie de delincuentes y vagos que nos reuníamos en los centros de juegos.

    Dos años despues esos centros cerraron, la gente ahora iba a los cibers a rentar PCs, los "gamers" entonces rentábamos consolas por una hora, lo cual era mucho mejor que el "Inser Coin"; despues compramos consolas para jugar en casa y no tener que rentar más; despues aparecieron los emuladores y nos olvidamos de las consolas y finalmente aparecieron los juegos para PC casi al mismo tiempo.

    Para cualquiera que este leyendo esto:
    Si piensas que lo mejor en videojuegos son las consolas "No eres un verdadero Gamer"
    Si nunca fuiste a los centros de juegos o algo parecido "No eres un verdadero Gamer"
    Si no sabes de donde viene la frase "Insert Coin" "No eres un verdadero Gamer"
    Si nunca preferiste jugar que estudiar para un examen estupido "No eres un verdadero Gamer"
    Si nunca usaste el Shoryuken o el Hadouken en la vida real "No eres un verdadero Gamer"
    Me faltan muchas más pero son las más importantes...
    Y finalmente si piensas que Willirez, German, ElRubius, Vegeta777 y el pendejito con esa gorra estupida de Luigi son gamers... ERES UN NIÑO RATA

    XD

    Saludos Eiko, Guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo precisamente a las recreativas (que es como las llamamos así a las maquinitas que dices de Insert Coin) he ido smás bien poco y nunca he jugado en las de videojuegos propiamente dicho, que ya era mayor, tenía consola en casa y no estábamos para tirar dinero.
      Y sí, el friki era como el "nerd" actual, supongo, por otro lado. Es que alguien llamaba friki a otro y se enfadaban replicando "yo no soy un friki". Ahora dirías " a mucha honra". Por favor, que yo llevaba un estuche de Bambi estando aún en primaria y se reían de mí por llevar algo de videojuegos y ahora a cuántas niñas ves que van con las cosas de Frozen, los Minions y demás. Como supieran que veías dibujos animados igual, se reían de tí, ya ves tú, yo me los tragaba al comer y me encantaban las pelis de Disney y ahora ves a niñas de 15 años con camisetas de Minnie.
      Es muy gracioso por un lado y bonito por otro. Pero es eso, modas, tendencias... en mi época era asunto de bullying y ahora eso es de ser popular.

      Realmente nadie es un verdadero Gamer, jugón o friki. ¿Quién tiene el rango para poner unas pautas para determinar tal cosa si todos somos iguales? ¿Acaso el que lo dice lo es? ¿Él se considera? ¿Y los demás le consideran? Es todo tan subjetivo... y el ser humano es tan competitivo y emvidioso por naturaleza...

      Pero bueno, por un lado mejor porque todos disfrutamos del género, aunque también hay tal cantidad de tomaduras de pelo por parte de las compañías que mejor no hablar xD

      Un saludito!

      Eliminar
    2. Antes los "Gamers" eran aquellos a quienes la sociedad tachaba de delincuentes o viciosos que se la pasaban en esos centros de juegos. Incluso daba verguenza admitir que se frecuentaba esos sitios

      Ahora un "Gamer", es alguien como PewDiePie y similares. Es causa de orgullo, te da incluso estatus social

      La mercadotecnia o La moda como bien dices!

      Eliminar
  4. Buena entrada Eiko. Comprendo tu punto de vista, aunque no comparto las mismas experiencias.

    Siempre tuve amigos en el colegio y el instituto tan frikis como yo y aunque eramos una minoría, nunca nos sentimos solos.

    Por otro lado, mis parejas siempre fueron unas frikis de los juegos/manga/anime alejadas de los tópicos (excepto una que se gastaba todo el sueldo en lonchas de coca y porracos [ese fue un momento extraño de mi vida]), por lo que esa imagen de chica gamer siempre me pareció una parodia patética.

    Me ha encantado el simil del LoL y el regateon. ¡Que acertado!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Has visto lo que hace madrugar? Jajaja realmente mi entrada es muy subjetiva y cada cual puede pensar o tener un punto de vista, más negativo o más positivo.

      Los tópicos molestan a todos, supongo, o hacen gracia a partes iguales, pero hay ciertas cosas que son repugnantes.

      Anda que vaya tela con la porrera... xD

      Saludos!

      Eliminar
  5. Muy interesante tu entrada, comparto bastantes de las experiencias que cuentas en ella, entiendo tu postura y, aunque a menudo comparto esos mismos pensamientos, intento ver el lado bueno que ese cambio ha traído. Los videojuegos son moda (o más bien ya no son tabú) por varios motivos: gracias a internet por la rápida expansión de contenidos y ahorro de dinero gracias a la piratería, a que la generación que creció con ellos ya tiene una edad y ha podido expandir el medio desde plataformas profesionales, a la generación siguiente que cuenta con multitud de casos que pasaron su infancia y adolescencia influenciados por cine tan friki como El Señor de los Anillos, Star Wars o las primeras adaptaciones de Marvel en los 2000, numerosas sagas populares de fantasía juvenil (y distopía adolescente, su hermana bastarda); ¿cómo no iban a cultivar afición por los videojuegos siendo un medio tan cercano al caldo de cultivo en el que ya se habían criado?

    Que los videojuegos no tengan estigma ahora es un paso positivo para aquellos que en su día eramos denigrados como "ugh, el/la friki ese de la clase". Yo al menos me alegro de estar estudiando en una facultad tan elitista y clasista como es medicina y aun así poder encontrar gente con quien compartir este hobby. La contraparte mala de que una tendencia deje de estar estigmatizada es que tiene un efecto rebote de elitismo, de "yo molo más que tú"... que por otro lado no es nada nuevo. En cualquier lugar puedes encontrarte al "cinéfilo" que se jacta de ver sólo cine independiente noruego en VO, al "literato" que no lee nada más allá del siglo XVII, al "melómano" que va por ahí pregonando que la música de verdad murió en el 86... sólo es la repercusión natural de un arte cuando se integra en la cultura colectiva. Una repercusión bastante porculera, pero inevitable al fin y al cabo. Incluso el término "gamer" surge en principio por necesidad del lenguaje de acortar la expresión "suelo jugar a videojuegos".

    Esto también lleva estereotipos, prejuicios, elitismo y, debido a la gran afinidad por el público adolescente (e inmaduro en muchas ocasiones) del videojuego, una falta de educación propia de la edad. El gamer es el entendido en la materia que debe ser reverenciado, el niño rata es el chivo expiatorio que la industria arroja a los medios de comunicación para que corra la sangre del sensacionalismo barato y las chicas (como en tantas ocasiones) se llevan casi la peor parte, objetificadas y/o rechazadas en pro del "jugador de verdad". Es una lástima como digo, pero es que gilipollas los hay en todos lados y lo mejor que puede hacer uno es ignorarlo y seguir con su vida, que bastante es.

    Hay días tontos y tontos todos los días pero intento que la existencia y presencia de infraseres no me fastidien un hobby que tanto me aporta. Y que me hace escribir comentarios tan largos y pesados como éste.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta tu manera de expresarte y redactar el comentario, en absoluto se me ha hecho largo y mucho menos pesado.
      Lo que cuentas en el primer párrafo es algo que también he pensado "Caray, es que un chavea ve la peli de ESDLA o las de Marvel y seguro que se engancha"; es más, yo recuerdo que para cuando salió la primera de ESDLA ya me había leído yo los libros años atrás y hubo alguno de mi clase que se los empezó a leer porque quería saber cómo seguía la historia, multiplicándose además las ventas y eso que las adaptaciones de Jackson van decayendo según suman las películas.

      Desde luego se me olvidó mencionar el lado positivo, o más bien lo he dejado para otra entrada futura. Por supuesto que gracias a que hay mayor demanda hay también más gente dedicada y especializada en el tema, por lo que salen verdaderas joyas al mercado... al igual que auténticas mierdas, pero es como tú dices, hay de todo.

      La manía del hombre por calificar las cosas y más de este país por meter cizaña y criticar son ya famosas y conocidas y desde luego que las mujeres salimos perdiendo, como siempre, pero lo peor no es eso si no que ellas mismas se vendan así (por eso digo que luego por otro lado se quejarán del trato a la mujer en general) y los pajilleros que les dan audiencia, como a toda la mierda de salseo rosa que hay en youtube ahora, por decir algo.

      Y cansinos y pesados que intentan fastidiar hobbies los hay en todos lados y de todo tipo, pero como tú dices, pasando del tema.

      Gracias por pasarte. Un saludo!

      Eliminar