19 de agosto de 2010

Leyendas de la Alhambra


Hace ya por lo menos 3 años, después de visitar Granada y la Alhambra, escuchando las historias y viendo la preciosa ciudadela, me gustó tanto lo que vi y oí que al volver a casa redacté algunas de las leyendas que nos contó la guía (muy agradable, por cierto). Espero que os gusten:


¿POR QUÉ LA ALHAMBRA SE LLAMA ALHAMBRA?
El nombre con el que se conoce este monumento, Alhambra, procede de una palabra musulmana cuyo significado es "Fortaleza Roja". Sin embargo, existen evidencias históricas de que la apariencia de la Alhambra era de un color blanco resplandeciente. Por tanto, ¿cuál es el motivo de se conociera como castillo rojo? La razón más aceptada por los historiadores está en su apresurada construcción. Debido a esta prisa, eran muchos los obreros que intervenían, y el color rojo provenía de sus hachas brillando al sol. Así mismo, por la noche se encendían fogatas para iluminar los trabajos de construcción, lo que también daba un aspecto rojizo para quien la observase desde la Vega de Granada.



LA PUERTA DE LA JUSTICIA
Es la entrada a la Alhambra. En esta puerta nos podemos fijar en varios detalles que nos llevan a dos leyendas:
Mano de Fátima: mano con la palma abierta. Viene a represenentar las 5 cortes o razas más importantes.
Llave. en la Alhambra encontraremos 3 llaves idénticas grabadas en la piedra. Una de ellas está aquí, en esta puerta, en el arco interior.
Una de las versiones de la leyenda dice que cuando la mano de Fátima coja la llave, la Alhambra se derrumbará y dejará al aire sus tesoros ocultos. La otra leyenda afirma, en cambio, que cuando la mano tome la llave, Granada volverá a ser gobernada por los musulmanes.






EL SULTÁN Y LOS ABENCERRAJES
Cuenta la leyenda que un hombre acudió al Sultán, y le dijo que en el palacio del Generalife, concretamente en el patio del Sauce había visto a la Sultana en actitudes cariñosas con un miembro de la familia de los Abencerrajes, al cual había reconocido por el distintivo familiar que el hombre llevaba en la manga de la camisa.
Está era una familia que pertenecía a la nobleza y cuya vivienda se halla en el interior de la Alhambra, concretamente de camino al Generalife. . El Sultán furioso le pregunta el nombre del osado, pero éste le responde que no lo sabe. El sultán aun así no se da por vencido, y trama un astuto plan para vengarse sin errores. Manda convocar a todos los miembros varones de la familia Abencerraje, que eran un total de 37, a su palacio. Y en la que hoy día recibe el nombre de Sala de los Abencerrajes los recibió uno por uno, y uno por uno los decapitó a todos.
Se cuenta que hoy en día el color rojizo de la fuente se debe a esta matanza.
De todas formas parece ser que el hombre que le dio el civatazo al sultán parecía pertener a la familia de los Zenetes, rivales de los Abencerrajes, que pudieron inventar el rumor del coqueteo para acabar con sus rivales, aunque no se sabe muy bien cuál es la parte histórica y cual la leyenda.





EL GENERALIFE
Es un pequeño palacio que se encuentra fuera de la parte amurallada de la Alhambra, motivo por el cual el sultán y sus familiares sólo pasaban allí breve espacio de tiempo, porque al carecer de murallas no se sentían seguros. El sultán y su comitiva iban y venían a caballo, aunque otra parte la hacían a pie por no ser accesible a lomos de los animales. Desde el Generalife se observa toda la Alhambra.
En el Generalife es donde tuvo lugar la supuesta reunión de la sultana y el miembro de la familia Abencerraje, concretamente en el patio del sauce, hoy en día este sauce sigue ahí pero está petrificado.






LA ALCAZABA

Es la parte militar de la Alhambra. A ella se llega por la Puerta del Vino, donde encontramos las 2ª llave labrada. Hoy en día sólo quedan ruinas de las que fueran las casas de los oficiales y soldados que allí vivían.



EL NOMBRE DE ALA EN EL SUELO, OBJETO DE ASOMBRO Y ENOJO
En todas las paredes de la Alhambra encontramos una escritura con relieve que, si miramos de derecha a izquierda (ya que los árabes escriben y leen al revés que nosotros) se observa que empieza con una Y y acaba con una W. Hace referencia al nombre de Alá.
Pues en la Sala del Trono del Sultán, en el suelo, en la parte central encontramos una zona acordonada. Si miramos al suelo no encontramos nada interesante, pero al hacer una observación más intensa veremos esa palabra escrita en los círculos. Esto es objeto de ira y exclamaciones por parte de los árabes, que lo interpretan como insulto. Esto es así porque según su creencia el nombre de Alá no puede ser pisado. De ahí que se encuentre acordonada esa zona donde se encuentra esta losa que, inicialmente, se hallaba en una columna.



EL SUSPIRO DEL MORO
Tras arrebatar los Reyes Católicos el último reducto de la dominación musulmana a Boabdil (Mohamed Abu Abdalahyah); el rey moro y su séquito fueron desterrados de Granada y les fue cedido un pequeño territorio en las áridas Alpujarras, donde aguantarían aún unos años. La caída de Granada se debió a la despreocupación de Boabdil por la defensa de Granada y su afinidad a las fiestas y al ocio. Camino a su destierro, Boabdil no osó girar la mirada hacia Granada, y sólo cuando estuvo a mucha distancia, sobre la colina conocida por El Suspiro del Moro se detuvo y observando por última vez su palacio... suspiró, y rompió a llorar. , y fue su propia madre quien le dijo: "Llora como mujer lo que no has sabido defender como hombre".



No hay comentarios:

Publicar un comentario