1 de mayo de 2012

Diablo III: Primeras impresiones



Hace un par de fines de semana se abrió la Beta de Diablo III para todo aquel que se registrara en Battle.NET. Krower lo hizo y lo estuvo jugando al máximo, pues le encanta hasta el clímax el Diablo II y llevaba mucho tiempo lamentándose de los continuos retrasos del nuevo título de la saga. Aunque después de probarlo no le vi demasiado satisfecho con el resultado.

En la beta se podía subir como máximo hasta el nivel 13 e ir completando las primeras misiones (a lo largo de 4 capítulos) con cualquiera de las cinco clases principales (Bárbaro, mago, médico brujo, monje y cazador de demonios; Krower probó ésta última hasta nivel 13). Puede jugarse en modo individual (como Krower) o cooperativo, pero online.

Según Krower, los mapas le parecieron más cerrados que en el II y un modo de juego muy lineal, aunque muy parecido también al de su predecesor, con enemigos fáciles de derrotar (jugando en modo normal). Tampoco le gustó demasiado la poca variedad que encontró de skills, dándole la sensación de que eran menos que en el II.
Los gráficos son buenos aunque tampoco la hostia y hecha en falta las cinemáticas, que sin duda eran el plato fuerte de la anterior entrega, pero siendo una beta no parecían estar disponibles.

Una de las novedades es la presencia de un joyero que seguirá a nuestro personaje en sus aventuras, que nos forjará armas y armaduras, peores o mejores dependiendo de su nivel de habilidad, el cual se irá incrementando conforme al uso que hagamos de él. También aparecerá un templario, al cual se le podrá equipar y subir de nivel. Repetirá su aparición Deckard Caín, nuestro guía que nos ayudará a conocer al mal contra el que nos enfrentamos.

Balance
Lo que menos le ha gustado: la falta de libertad a la hora de desplazarse por los territorios.
Lo que más le ha gustado: nada. Comenta que ninguna de las novedades le han terminado de convencer o de llamar la atención, quizás porque el Diablo II le parece tan obra maestra que no puede repetirse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario