1 de julio de 2012

Ice Age 4: La Formación de los Continentes


El día 29 de Junio han estrenado por fin Ice Age 4: La formación de los continentes y esta tarde hemos ido a verla, sobre todo porque yo ya no me podía esperar más después de ponerme los dientes largos (como los de Diego sí) con ver tanto tráiler. No he ido sola claro, me han acompañado Krower y Frost y hemos salido los tres super contentos y recordando coñas de la peli.

No os quiero comentar mucha cosa para no destripar pero decir que ha sido una sorpresa ese corto de Maggie Simpson en un día de guardería; 5 minutitos plagados de un humor al más puro estilo del cine mudo pues no hablan y la risa se consigue con lo que se ve, ensalzado por la música de fondo.

De ahí ya nos pasaban con la peli que, fiel a sus principios, comenzaba con la ardilla más famosa de la tele (con permiso de Chip y Chop) Scrat y su ansiada y codiciada bellota. En esta ocasión la lía mucho más que de costumbre y desencadena la separación de Pangea, lo que su vez afectará a nuestra querida manada. Manny, Sid y Diego se verán separados de su familia sobre un trozo de iceberg y en medio del mar y tendrán que ver el modo de regresar, aunque el viaje no se verá libre de problemas, pues un grupo de piratas están más que dispuestos a evitar que se vayan a ningún sitio.

No os digo nada más que lo que sale en los tráilers, aunque también por las imágenes que estáis viendo deduciréis que Diego encuentra a su media naranja (que ya tardaba) y que, obviamente hay personajes nuevos, como Luis o la abuela de Sid, entre otros. 
La abuela de Sid aviso que es la ostia, que es super salada y que no tiene pelos en la lengua, propiciando bastantes momentos de risa. Quizás se eche en falta un poco más de aparición por parte de Scrat y de los propios piratas, pero tampoco es para quejarse ni exigir porque la verdad que está super bien tal cual está. Lo único que pasa lo de siempre, que te quedas con ganas de más y ya piensas en una quinta parte y en lo que podría aparecer.

El único inconveniente de este tipo de cosas es que de alargarlas, se corre el riesgo de cagarla, como ya ha pasado con muchas series, películas y videojuegos; debido al gran éxito que ha tenido tal cosa, se necesita hacer más y obviamente te acabas quedando sin ideas y acabas metiendo cosas realmente improbables o te saltas la propia historia original. 
En Ice Age sería por ejemplo la total falta de continuidad temporal: humanos, deshielo, dinosaurios, separación de los continentes... todos sucesos separados por miles o millones de años que obviamente no podrían protagonizar nuestros personajes, por ser imposible que vivan esa cantidad de tiempo. Por el resto sigue igual de refrescante que la primera, que a mi me parece la más tierna y bonita.

Pero eso es lo de menos, lo importante es disfrutar del humor, de la ternura y de lo especial de esta saga cinematográfica, apta para cualquier público, super entretenida y con la cual muchos hemos crecido (10 años hace ya de la primera). ¡Ah! Y no os levantéis enseguida cuando termine, que en los créditos os espera una sorpresita.



No hay comentarios:

Publicar un comentario