5 de marzo de 2013

(Especial) Cthulhu Saves the World: Personajes de Lovecraft I


¿Recordáis que estoy subiendo actualmente el gameplay de Cthulhu Saves the World? Si lo estáis siguiendo, de seguro que habréis visto la cantidad de bosses, personajes y entornos que salen a lo largo de la aventura. Como bien señalé, todos (o prácticamente todos) son personajes reales de la literatura de H. P. Lovecraft, algunos muy conocidos y otros no tanto.
Por eso, en un momento de lucidez mega-extrema tan escaso en mí, he decidido ir haciendo una recopilación de todo lo que podemos ver en el juego para que aquellos novatos como yo se culturicen un poco y para los amantes de este universo retorcido se sientan menos ofendidos por mi incultura lovecraftiana, aunque está aumentando pues me hallo sumergida en la lectura de su Narrativa completa, más otras obras ya leídas y comentadas aquí. Algo en común que tienen todas estas creaciones y la propia mitología lovecraftiana es que sus criaturas son tan diferentes y átípicas de nosotros que escapan a nuestro raciocinio, momento en el cuál llega la locura; por eso en el juego hacen constante mención a esta capacidad (Insane).
Por cierto agradezco a Krower que me regalara el juego :)

En esta primera parte haré una introducción para situaros sobre estas criaturas tan inquietantes y sus orígenes, para luego posteriormente ya abordar la perspectiva del juego, por si sois perezosos para leer libros y aun así buscáis saber lo máximo posible sobre este tema.
El texto lo he copiado tal cual de la Narrativa Completa de H. P. Lovecraft y es una nota de August Derleth, un escritor estadounidense perteneciente al llamado Círculo de Lovecraft; así se llamó a un grupo de escritores que mantuvieron amistad y correspondencia con el escritor y que dieron forma a Los Mitos de Cthulhu, pues Lovecraft nunca los llamó como tales ni hizo ninguna clasificación de ningún tipo.
Como última aclaración, Derleth creó a los llamados Dioses Arquetípicos como contrapartida de los Primigenios, siendo los primeros buenos y los segundos los malos, una dualidad equilibrada que, repito, Lovecraft nunca creó ni mencionó, pues sus relatos carecían de moral. Tampoco los consideraba dioses, pues eran simples "entidades extraterrestres extradimensionales" mientras que Derleth sí les dio ese aspecto más "divino".
Sin embargo esta clasificación es respetada en juegos de rol y entre muchos seguidores por considerarla una especie de guía útil para la orientación, pues estamos acostumbrados a pensar en el "bien" y en el "mal" mientras que cualquier cosa que no sea clasificable dentro de ellos escapan a nuestro entendimiento. Así que aquí la seguiré porque es como más os váis a encontrar el material, siendo difícil establecer el límite entre Lovecraft y su Círculo.



-- H.P. Lovecraft --
"Todas mis historias , por inconexas que parezcan, se basan en el saber o leyenda fundamental de que este mundo estuvo habitado en un tiempo por otra raza que, al practicar la magia negra, perdió su posición establecida y fue expulsada, pero que vive en el exterior, dispuesta siempre a tomar posesión de esta Tierra nuevamente"


-- August Derleth --
"(...) Tal como Lovecraft concibió las deidades o fuerzas de sus Mitos, estaban, inicialmente los Dioses Arquetípicos, ninguno de los cuales, salvo Nodens Señor del Gran Abismo, es designado con su nombre; estos Dioses Arquetípicos eran deidades benévolas, representaban las fuerzas del bien y vivían en o cerca de Betelgeuse, en la constelación de Orión, decidiéndose muy raramente a intervenir en la incesante lucha entre los poderes del mal y las razas de la Tierra.

Estos poderes del mal eran conocidos como los Primigenios o Primordiales, aunque esta última denominación es aplicada en la ficción, especialmente en la manifestación de uno de los Primordiales en la Tierra. A diferencia de los Arquetípicos, los Primordiales son citados por sus nombres y hacen espantosas apariciones en algunos de los cuentos.
-- Por encima de ellos está el dios ciego e idiota Azathoth (...).
-- Yog-Sothoth (...) comparte el dominio de Azathoth y no está sujeto a las leyes del tiempo y el espacio.
-- Nyarlanthotep, que es probablemente el mensajero de los Primordiales.
-- El Gran Cthulhu, que mora en R'lyeh, la ciudad que se oculta en las profundidades del mar;
-- Hastur el Innombrable, semihermano de Cthulhu, que ocupa el aire y los espacios interesterales;
-- Shub-Niggurath, el cabrón negro de los bosques con sus mil jóvenes,
completan la lista de los Primordiales, tal como fue concebida originalmente. Los paralelos en la ficción macabra son evidentes, ya que Nyarlanthotep corresponde al elemento terreno, Cthulhu al elemento acuático, Hastur al aéreo y Shub-Niggurath es la concepción lovecraftiana del dios de la fertilidad.
A este grupo original de Primordiales Lovecraft añadió posteriormente otras muchas deidades, aunque, por lo general, de rango inferior;
-- Hypnos, dios del sueño (que representa el esfuerzo por conectar un relato anterior con los Mitos, como hizo también al describir a Yog-Shototh como "Umr At-Tawil" en la colaboración Lovecraft-Price en A través de las puertas de la llave de plata);
-- Dagon, que gobierna a los Profundos (moradores de las profundidades oceánicas y aliados de Cthulhu);
-- Los Abomibables Hombres de las Nieves de Mi-Go;
-- Yig, réplica de Quetzalcoatl, etc.
A los Mitos vinieron a sumarse otros seres surgidos de la fecunda imaginación de los creadores corresponsales de Lovecraft;
-- los Perros de Tíndalos y Chaugnar Faugn son creados por Fran Belknap Long;
-- Nyogtha, por Henry Kuttner;
-- Tsathoggua y Atlach-Nacha, por Clark Ashton Smith;
-- Lloigo, Zhar, el pueblo de Tcho-Tcho, Ithaqua (o Wendigo) y Cthugha son de mi propia invención;
-- Glaaki y Daoloth, de J. Ramsey Campbell
-- y Los Parásitos Mentales de Colin Wilson.
Luego, necesariamente, aparecieron los adimentos de la mitología. Se desarrollaron razas prehumanas que sirvieron a los Dioses Arquetípicos; se inventaron nombres de lugares para situar "los países" de estos seres... unas veces lugares reales, como Aldebarán o las Híadas, otras lugares imaginarios como la Meseta de Leng o pueblos y ciudades de Massachusetts como Arkham (que corresponde a Salem), Kingsport (que corresponde a Marblehead), Dunwich (que es en realidad el campo y alrededores de Wibraham, Monson y Hampden), etc."

"El material de los relatos pertenecientes a los Mitos de Cthulhu, tanto de los seguidores de la tradición de Lovecraft como de él mismo, aluden normalmente a los ingeniosos y terribles intentos de los Primordiales por recobrar su poderío sobre los pueblos de la Tierra, manfestándose en parajes extraños y apartados, y dejando vislumbrar o bien apariciones de blasfemos horrores, esas dislocaciones del tiempo y del espacio que tanto gustaban a Lovecraft, o bien alguna prueba relacionada con la existencia de los Primordiales y sus seguidores terrestres.
Las historias originarias de los Mitos de Cthulhu, escritas por Lovecraft, comprende trece títulos concretos:
-- La ciudad sin nombre,
-- El ceremonial,
-- La llamada de Cthulhu,
-- El color que cayó del cielo,
-- El horror de Dunwich,
-- El que susurra en la oscuridad,
-- Los sueños en la casa de la bruja,
-- El visitante de las tinieblas,
-- La sombra sobre Innsmouth,
-- El caso de Charles Dexter Ward,
-- La sombra fuera del tiempo,
-- En las montañas de la locura,
-- La entidad del umbral.
Además Lovecraft llevó a cabo muchas "revisiones" (que eran en realidad elaboraciones debidas mucho más a su pluma que a la de sus clientes) de las alusiones a los Mitos; historias "revisadas" por él, tales como La maldición de Yig y El montículo, de Zealia Brown-Reed, El horror del museo y Fuera del Tiempo, de Hazel Heald y algunas más, se sitúan propiamente en segundo plano dentro de los Mitos de Cthulhu, junto con cuentos de escritores que eran contemporáneos de Lovecraft o aparecierón después (...).

"El Necronomicón
Para una mayor instrumentación de los Mitos, Lovecraft habló en sus escritos y tomó a veces citas de un libro rarísimo y terrible, el Necronomicón, del árabe loco Abdul Alhazred, el cual contenía alusiones espantosas y estremedecedoras a los Primigenios, que acechan al otro lado de la conciencia del hombre y se hacen visibles o se manifiestan de cuando en cuando en sus constantes intentos por reconquistar su poderío sobre la Tierra y sus razas. Lovecraft elaboró para este libro una "historia y cronología" tan convincente que muchos bibliotecarios y bibliómanos han llegado a solicitar ejemplares. En suma, el libro, titulado originalmente Al Azif, fue escrito hacia el año 730 en Damasco por Abdul Alhazred -poeta loco de Sana, Yemen, que se dice floreció durante el período de los califas Omeyas-. (...)
Como suplemento a esta notable creación, Lovecraft añadió unos documentos fragmentarios de la "Gran Raza", los Manuscritos Pnakóticos; los escritos blasfemos de los esbirros de Cthulhu que forman el Texto de R'lyeh; el Libro de Dzyan; los Siete Libros Crípticos del Hsan y los Cánticos de Dhol.
Los miembros del Círculo de Lovecraft añadieron a la bibliografía otros títulos:
-- El libro de Eibon -o Liber Ivoris- por Clark Ashton Smith;
--  El Unaussprechlichen Kulten de Von Junzt por Rober E. Howard;
-- El de Vermis Mysteriis de Ludvig Prinn por Robert Bloch;
-- Los Fragmentos de Celaeno y el Cultes des Goules, del conde d'Erlette (o sea yo, Augusth Derleth);
-- Los Fragmentos de G'harne y el Cthaat Aquadingen por Brian Lumley;
-- Las Revelaciones de Glaaki, por J. Ramsey Campbell. (...)"


Para terminar, pongo una cita del Necronomicón que he encontrado por ahí en internet, buscando:

"No debe pensarse que el Hombre es el más antiguo ni el último de los moradores de la Tierra, o que el grueso de la Vida y de la Sustancia camina solo. Los Primigenios fueron, los Primigenios son, y los Primigenios serán. No en los espacios que conocemos, sino entre ellos, caminan, serenos y prístinos, adimensionales y para nosotros invisibles. Yog-Sothoth conoce la Puerta. Yog-Sothoth es la Llave de la Puerta y el Guardián de la Puerta. Pasado, presente y futuro, todos se unifican en Yog-Sothoth. El sabe dónde emergieron los Primigenios en la antigüedad, y dónde volverán a hacerlo. Sabe dónde han hollado los campos de la Tierra, y dónde los hollan ahora, y por qué nadie puede verlos cuando los hollan [...] Caminan, ignorados e impuros, por lugares solitarios, donde las Palabras fueron pronunciadas y los Ritos ejecutados en épocas remotas. El viento gime con Sus voces, y la Tierra murmura con Su consciencia. Ellos doblegan el bosque y aplastan la ciudad, pero ni uno ni otra pueden divisar la mano que los aniquila. Kadath Los ha conocido en el Frío Erial, mas *qué hombre ha conocido Kadath? El desierto helado del sur y las islas sumergidas del océano conservan piedras en las que está grabado Su sello, mas *qué hombre ha visto la ciudad congelada, o la sellada torre que algas y moluscos ornan desde tiempos inmemoriales? [...] Sus manos ciñen vuestras gargantas, pero vosotros no Los veis; y Su casa puede ser una con tu guardado zaguán. Yog-Sothoth es la llave del portal donde se juntan las esferas. El hombre reina ahora donde Ellos reinaron antaño [...] Tras el verano viene el invierno, y tras el invierno el verano. Esperan, pacientes y poderosos, puesto que Ellos reinarán nuevamente."

2 comentarios:

  1. Hey Eiko, deberías poner los comentarios como ventana emergente, si es que estas usando el nuevo blogger; de todas maneras no era eso lo que iba a comentar.

    Se nota que te encanta escribir y lo haces muy bien, tal vez no te apetezca pero hice un programa para hacer menús en blogger; si estas usando una plantilla entonces te puede servir por si deseas agregarlo un día.

    http://www.youtube.com/watch?v=LYaiyNh21_4

    También vi la película de Hansel y Gretel y me encanto la reseña que hiciste.

    ResponderEliminar
  2. ¡Oh! ¿Eres programador? Yo he estudiado programación pero hace muchos por lo menos 5 años que no hago nada de nada y no me acuerdo... tampoco es que se me diera muy bien xD

    Uso la plantilla estándar de blogger y no me he complicado mucho porque no me sigue casi nadie pero bueno jaja Iré mirando cositas.

    ¡Gracias!

    ResponderEliminar