11 de abril de 2016

[Análisis] Stardew Valley



Un poco antes, durante y un poco después de vacaciones de Semana Santa he estado enganchadísima a Stardew Valley, un jueguecito del que ya había oído hablar muy bien por internet, diciendo incluso que aquellos que lo conseguían pirata pronto se hacían con el original, arrepentidos de no haberlo hecho esto desde un principio.


En verdad es un juego bastante adictivo, bonito y divertido, con bastantes posibilidades e, increíblemente, está programado de manera independiente por una sola persona, Eric Barone (más conocido por ConcernedApe), que sigue trabajando con ahínco en el desarrollo del mismo con nuevo contenido. Y es que es muy reciente (salió en febrero de este año) pero ya cuenta con excelentes críticas y muy buena acogida por parte del público, cosa no muy fácil de conseguir.


Stardew Valley es un juego de simulación y rol de un sólo jugador, aunque Concerned Ape afirma estar trabajando en un multijugador - a pesar de tener aún muchas cosas sobre las que reflexionar - cuyo argumento trata de que nuestro abuelo nos dejó en herencia su granja y de la cual nosotros, hartos de nuestra vida de ciudad, nos encargaremos de resucitar.

Aunque el tema principal sea la recuperación de la granja tendremos otras cosas que hacer en el lugar, como por ejemplo conocer a los habitantes del pueblo cercano, pescar o visitar una mina llena de recursos y enemigos contra los que podremos luchar y lootear tras su derrota. Por lo tanto, tendremos no sólo un juego de simulación si no también de rol, al contar con equipo, inventario y skills que podremos subir ganando experiencia en determinadas disciplinas, como pueden ser la recolección o la pesca.



La parte social es más compleja de lo que parece puesto que podremos hacernos amigos de los vecinos dándoles regalos, hablando con ellos, haciendo misiones y participando en diferentes eventos conforme sus corazones con nosotros van subiendo (el indicador de amistad vaya). Incluso tendremos solteros (tanto chicos como chicas) con los cuales podremos ligar hasta llegar a boda... y formar una familia. Y sí, en Stardew Valley te puedes casar con personas de tu mismo sexo e, incluso, tener un par de churumbeles (parejas de distinto sexo) o adoptarlos (parejas del mismo sexo). Aunque yo, en lo que a niños se refiere, estoy teniendo muy mala suerte - tengo todo lo requerido, en teoría, pero no hay manera- y ese es el motivo por el que le dediqué un dibujillo al tema en cuestión que podréis ver pinchando aquí.


Las relaciones de pareja además se complican más con el tema de los celos, porque si te pones a regalar cosas a los otros solteros del pueblo tu pareja te llamará la atención y su nivel de felicidad bajará, aunque sería incluso más divertido si se estuviera permitido los divorcios y nuevas bodas.
Pero ojo, que igual que se puede subir corazones con la gente también puedes perderlos si haces cosas que no les gustan, como hurgar en la basura, decir algo fuera de lugar (según las frases que te den) o darles regalos que no sean de su gusto.


El tiempo del juego irá dividido en años y estos, a su vez, en estaciones. Tendremos las cuatro (primavera, verano, otoño e invierno) y todas ellas durarán 28 días.  Lo único de relevancia a lo que afectan las estaciones, aparte de que cambia el aspecto del entorno, es que sólo podrás plantar las semillas correspondientes a la que esté en curso, pescar determinados peces y recolectar determinadas cosas. 
Si eso te puede parecer complejo habrá otras tareas que se ven afectadas por más factores. Por ejemplo, la pesca; ésta también variará dependiendo del tiempo, pudiendo pescar diferentes peces según llueva, nieve o sea de día o de noche, también será diferente si estás en lago, océano o río. Como veis, las posibilidades son muchas.

Según la estación también se desarrollarán diferentes fiestas en el pueblo, dos por estación, junto con los diferentes cumpleaños de sus habitantes. Todo esto lo podremos saber si ojeamos los calendarios; participar en estos eventos sociales no sirve de nada en algunos casos, aparte de pasar el rato, pero son detalles que se agradecen de cara al producto final. Algunos también nos darán misiones durante tiempo limitado en el muro de la tienda que podremos completar si queremos o no, recibiendo dinero a cambio y más puntos de amistad.




Igualmente variada es la personalización de nuestro personaje, que será lo primero que tendremos que hacer cuando empecemos a jugar. Podremos elegir su sexo, la forma de su pelo y su color, así como color de la piel y la vestimenta, entre un buen número de opciones. También habrá otros parámetros a elección del jugador que hará que cambien algunas cosas según lo que responda. En cualquier caso una vez dentro del juego tendrás dos barras de las que preocuparte: la de salud (que si llega a cero pues mueres, pero te reaniman en el hospital) y la de energía (que si llega a 0 pues te quedas sopa donde caigas y tendrás penalización). Especial cuidado a la hora de palmarla en las minas, porque eso implica perder los últimos 10 niveles explorados y elementos de tu inventario, al azar, lo cual puede ser un real fastidio si justo vas a perder aquellos ores de Iridio que tanto te costó encontrar.
La barra de energía nos permitirá realizar determinadas tareas y podremos recuperarla ingiriendo alimento y aumentarla consiguiendo unos ítems especiales ocultos en diversas partes del juego.

La zona de combate será, como he dicho, una cueva con niveles aleatorios por los cuales sólo puedes avanzar encontrando una escalera hasta el siguiente nivel o volviendo por la misma escalera, pero perderás tus progresos si subes antes de tiempo, cuando no estés en un nivel múltiplo de cinco. Además, como es lógico, tu arsenal deberá ir siendo renovado porque los enemigos irán siendo más fuertes conforme más desciendes a las profundidades de la cueva. Algunos personajes del pueblo además tienen oficios que te pueden ayudar en estos casos, como el herrero. 



Que yo sepa Stardew Valley no tiene fin y, además, con el paso del tiempo tienen lugar ciertos eventos extra que desbloquear (algunos aleatorios) y otras tareas que pueden que te lleven bastante tiempo de juego, como es el caso de las misiones de los Junimos, las donaciones a Gunther o si quieres tener toda la granja montada al 100%. A mí aún me queda bastante y llevo ya unas 70 horas de juego pero, repito, como el ritmo lo marcas tú pues todo eso depende de cómo lo gestiones y a qué dediques  más tiempo, si a tu granja, a farmear o a relacionarte socialmente. Lo más importante, hagas lo que hagas, será conseguir dinero de manera rápida para comprar todas aquellas cosas que necesites, upgrades de edificios y herramientas, animales para tu granja y otros.

La música que lo acompaña y lo bonito de su diseño gráfico son guindas añadidas a un pastel ya apetitoso de por sí, sobre todo en determinadas estaciones, donde la belleza de lo que vemos es más que evidente. Los diseños de los personajes están también genial, junto con sus retratos cuando hablamos con ellos, que además cambian de expresión según la sensación que les hayamos despertado.

¿Qué decir de malo sobre este juego? En mi caso prácticamente nada, he detectado algunos glitches pero que no entorpecen a la hora de jugar. Quizá lo único de lo que me pueda quejar es de que algunos aldeanos dan por saco cuando quieres ir a comprar y, como no les pilles en su puesto, pasan de tí en ese aspecto y te toca esperar... o aprenderte las rutinas porque sí, todos las tienen, dependiendo de la estación y, en algunos casos más concretos, del tiempo e, incluso, la relación que tengan otros personajes contigo. ¡Pero esto forma parte del encanto del juego!
Quizá también añadiría cosas más complejas a la hora de relacionarte socialmente y de cara a los esposos, que de momento pues se quedan en casa todo el tiempo encerrados, mirando una lámpara durante horas... un poco inquietante, la verdad. Otra cosa que añadiría sería que pudieras pasar el tiempo con ellos haciendo algo (ver la tele, hablar o incluso, por qué no, ir a la cama, si bien sin verse nada) que hagan que tú pierdas tiempo del día (1 hora por ejemplo) y energía pero subiendo más puntos tu relación de pareja.
Una nueva zona o explotar aún más el desierto, con más aldeanos, equipo y nuevas misiones no estaría nada mal, la verdad.



Como digo no es de extrañar que Stardew Valley tenga tantísimas buenas críticas porque es un juego que tiene de todo y que te asegura muchísimas horas de disfrute. Teniendo en cuenta además que está hecho íntegramente por una persona, podemos decir que es de lo más meritorio. Y aún así y todo, tiene muchísimas más posibilidades que esperemos que sean implementadas algún día. Un juego que debéis probar sin ninguna duda. 

8 comentarios:

  1. Me recuerda bastante a Rune factory el único juego de simulación al que le he dedicado varias horas, creo que podría darle una oportunidad ya que como lo mencionas, parece muy interesante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te lo recomiendo sí, ya me contarás si te gusta. El único problema que tienen estos juegos es que te pueden cansar tras muchas horas y haber conseguido ya muchas metas.

      Un saludito!

      Eliminar
  2. Me recuerda bastante a Rune factory el único juego de simulación al que le he dedicado varias horas, creo que podría darle una oportunidad ya que como lo mencionas, parece muy interesante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No puedo comentar al respecto porque no he jugado - ni siquiera conocía - Rune Factory. Sí te puedo decir que éste está interesante y es muy enganchante, llegas a olvidarte de la realidad el rato que lo juegas.

      Un saludito

      Eliminar
  3. La verdad es que tiene una pinta tremenda. Parece una especie de Harvest Moon pero mucho más completo. Le tengo que echar un ojo a este.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No he jugago al Harvest Moon pero sí que he visto que mucha gente por internet los compara a ambos, así que...

      Un saludo

      Eliminar
  4. Tiene buena pinta, me parece un Harvest Moon meets Animal Crossing, pero sin rollo furry raro. Es una lástima que asocie tan fuerte los juegos de simulación de granja a los tediosos ratos de farmeo de materiales en los MMORPG, pero igual debería echarle un puñado de horas para ver cómo se maneja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como he comentado más arriba efectivamente recibe muchas comparativas con ese título y no, no hay nada furry. Te digo que la parte MMORPG no es tan tediosa y que también tiene recetas de crafteo y de comida, cosa que olvidé mencionar en el análisis :S

      Prúebalo, que es la mejor manera de saber si te va a gustar o no.

      Un saludito

      Eliminar