21 de enero de 2011

El Retorno de los Dragones - Crónicas de la DragonLance (Vol I)



Una tarde de verano, cierto amigo desde la infancia, me prestó este libro y, escudándose en que conocía mis gustos por los libros que suelo leer, me aseguró que me iba a gustar.
Decir que no tenía ni pajolera idea sobre el mundo de DragonLance pero que tampoco he sido lo suficiente marciana como para decir que no había oído hablar de él.
La cosa es que... uff, he de pedirte disculpas, Relay (cosa que haré en persona cuando toque) ya que hasta hace pocos días que no me lo he terminado, algo raro en mí, pero me excusaré alegando que en los momentos que me dejaste el libro me encontraba leyendo la tetralogía de Los Misterios de Osiris, que también habían sido prestados y que urgía devolverlos cuanto antes, como ya te comenté. Luego, entre pitos y flautas, he leído lo mínimo o absolutamente nada en días, así que ahí está el por qué pido perdones, porque desde agosto hasta enero, ya me vale...

Argumento: cosas extrañas pasan en Kynn y seis dispares y curiosos compañeros se reencuentran en la posada de Solace después de cinco años de viaje para recabar información y contrastar observaciones. Se produce un accidente y la intervención de una mujer bárbara junto con su lanza mágica pondrá al grupo en un aprieto, que tendrán que huir junto con la mujer bárbara y su acompañante. Lo que ignoran es que se embarcarán en una increíble aventura, que tiene mucho que ver con los extraños sucesos que han estado investigando.

Bah, pero el libro me ha encantao; admito que al principio se me hacía un poco pesado, un argumento que parecía no llegar nunca, que parecía haberse atascado y no decidía comenzar. Pero en cuanto lo hizo la verdad que ha estado genial.
Y esque este libro es emotivo, gracioso, simpático, serio y mágico claro. Cada personaje es un mundo y sé que desconozco muchas cosas sobre cada uno de ellos (pasado-presente-futuro) al igual que de la propia historia de Krynn que sin embargo gracias a este libro y a internet me he podido enterar y enlazar cosas.

¿Que dónde me he emocionao o he empezado a partirme la caja de un modo incotrolable (lo juro, que menuda llantina de la risa), que parte me ha parecido más plasta que una vaca en brazos o qué parte más emocionante?
No quiero spoilear y es algo que ya te hablaré en persona aunque plantaré ciertas pistas:

* Pasarlo mal, pero mal mal: el primer encuentro con Khisant.
* Darme un soponcio de tanto reír: en el pantano con Flint y Tass (joder, qué magnífico dúo), con la bolsa de Bupu (qué mona la verdad), la audiencia espiada a Verminaard (las flores, joder con las flores y Toede) y, sobre todo sobre todo... con el sombrero de Fizban (lo leí cinco veces o así, hasta secuestré a mi padre para leérselo, sumándole que se lo contaba a todo bicho viviente que tuviera la desgracia de cruzarse conmigo).
* Uff qué largo es esto: el comienzo y un poco cuando están en Xak Tsaroth (mirando el libro para ver cómo leches se escribe)
Y esque el Kender me encanta, absolutamente, es de lo más salao y ni falta que hace que diga qué coño es un Kender, os leís el libro y punto... junto con Fizban; no he conocido nadie con la olla tan en Camboya como este tío, ni Gandalf en El Hobbit, que ya es decir...


Lo recomiendo a todo aquel que le guste la fantasía y la magia, no le defraudará al ser uno de los clásicos de cualquier friki que se precie (seguro que ya muchos se lo saben de memoria) y que, a pesar de su aspecto serio (lo tiene y mucho, es seriedad adulta), puede encantar a los más pequeños incluso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario