18 de marzo de 2011

El Rey León -- La cruel realidad


Esta semana me vi la de El Rey León 2: El Tesoro de Simba y es la causante de que decidiera hacer esta entrada, que tratará de visualizar desde el punto de vista real la historia del pequeño Simba (la 2 no la había visto por su argumento forzado, pero siempre hay curiosidad) en la original de El Rey León.

Y no me refiero a que la historia esté inspirada en la de Hamlet, sino que, cuando la vimos de pequeños, nos encantó como cualquier película de la compañía Disney. Aprendimos alguna cosilla sobre la vida en la sabana y sobre sus habitantes animales gracias a esta película, aunque alguna idea aproximada tuviéramos de oídas o leídas y también sobre, como no, los valores de la vida, como la amistad y el amor. A mi me gustó tanto que llegué a saberla de memoria completamente y aún tengo un par de peluches de Nala y Simba de cachorretes por la habitación.

La cuestión es que cuando creces, maduras, aprendes y observas, sobre todo si eres un fanático de los animales y te tragas a diario los documentales, lees en tropecientos libros sobre ellos y comentas y demás, vas viendo que la vida animal no es tan bonita como la pintan; y esque Disney siempre pone psiques humanas en los comportamientos animales, para hacerla más enternecedora y cercana.


Bueno, sin más preámbulos aquí van las aclaraciones y diferencias entre realidad-ficción (que conste que no es por criticar sino por ampliar conocomientos y, cuidao que spoileo bastante de la peli):

- Mufasa y Scar son hermanos y viven juntos en la misma manada --> No suele ser cierto, siendo por lo general falso. En el caso de las hembras, se quedarán con la manada como cazadoras y hembras útiles para la procreación.
En el caso de hermanos, es la excepción, puesto que pueden repartirse el dominio de la manada, quizás por sus lazos fraternales y porque así es más probable derrotar a machos invasores, los cuales pueden llegar también en grupos, contra los cuales un león sólo por muy fuerte que sea, no tiene nada que hacer.
Fuera de esta situación, si viene cualquier otro macho con idea de robarle la manada al dominante, éstos dos se lanzarán advertencias, se pavonearán y finalmente si el invasor no desiste, se enzarzarán en un combate que a lo mejor deja heridas (lo cual no conviene en absoluto y se evitará). Es raro, pero estos encontronazos pueden ser a muerte.


De ahí que cuando Simba regresa a su hogar, tiene que desafiar a Scar para poder ocupar su lugar como rey, peleando.
De hecho, cuando Scar toma el poder, Nala ni siquiera llegaría a ser adulta, puesto que cuando el dominante original es derrotado, el nuevo matará a todos los cachorros menores de dos años, sin que las leonas puedan hacer nada por evitarlo (en algún caso, alguna abandona la manada con sus cachorros y se dedica a cuidarlos sola, como leona nómada). De este modo, él podrá aparearse y enjendrar sus propias camadas; en cambio, en la película, Scar no posee ningún hijo.

- ¿Dónde está el padre de Nala? --> todos nos hemos preguntado lo mismo, seguro. Pues en la película no sale, pero en la realidad sería el propio Mufasa, ya que el dominante se apareará con todas las hembras de su manada y con alguna leona solitaria que pase por la zona. Así que sí, Simba y Nala serían hermanos.

- ¿Por qué de las tres hienas, es Shenzi la que manda? --> Y no es porque Banzai y Edd sean estúpidos (qué también); aunque en la película se ve que ella es la que tiene más personalidad e inteligencia de los tres, en la realidad las hienas hembras son las que mandan en la manada. Los machos están en el último escalón de una complicada jerarquía, lo que por ejemplo, les hace ser los últimos en comer y los que se tienen que humillar más a la hora de saludar, recibiendo una buena tunda de mordiscos de las hembras si no se comportan como es debido.

-¿Son enemigos los leones y las hienas entre sí como en la película?¿Y si es que sí, por qué Scar y el trío son socios? --> Sí, es cierto. Hienas y leones se odian pero igual que odian a guepardos, leopardos, chacales y demás depredadores de la sabana: porque son competencia. Incluso los herbívoros, como los búfalos, pueden matar crías de león si las ven solas. Un león y una hiena matan a menudo a los cachorros del resto o, incluso, a individuos adultos por esta rivalidad a la hora de conseguir alimento. Lo vital no es la fuerza y poderío del león ni la fuerza mandibular de la hiena, sino el grupo. Un león sólo no podrá contra un grupo de hienas, por ejemplo, y puede que una manada de leones tampoco, al igual que una hiena sola no tiene nada que hacer contra varios leones. De modo que normal que la manada de Mufasa no se atreviera al principio a luchar contra ellas. Y aunque no suela salir en los documentales, sí que he visto en alguno como, por ejemplo, una matriarca hiena moría atacada por un grupo de leones; nada agradable de ver.
Que Scar y el trío sean socios, es sólo fantasía de la película, puesto que la alianza se hace porque ambos tienen la misma negrura en su corazón. En la realidad, ninguno es más bueno que el otro, es sólo cuestión de supervivencia.



- ¿Existen los cementerios de elefantes? --> Pues sí. Parece ser que los miembros de un grupo de elefantes, suelen ir a morir a donde han muerto otros elefantes de su propio grupo, siempre que les sea posible. Debido a la cantidad de restos que se encuentran de ellos en un área determinada, se le llama así. Incluso a veces reconocen al individuo muerto, mostrando entonces un profundo respeto y comprensión.

- ¿Es cierto que las hienas se ríen así y continuamente? --> Falso. No es que rían, es que es el sonido de sus llamadas y gemidos. Como recuerda a una risotada, se tiene siempre la visión de la hiena que se ríe sin poder parar.


- ¿Es real el panorama desolado que se encuentra Simba al volver a su hogar? --> En la película viene a ser un testimonio mudo de la corrupción de Scar, afectando al equilibrio natural de la sabana que le otorga un rey justo y sabio. En la realidad, vendría a ser que Simba regresa al final de la estación seca (verano) durante la cual se produce la Gran Migración de los herbívoros a pastos más verdes y sequías prolongadas. Los carnívoros no emigran por lo que tienen complicado encontrar comida y bebida, teniendo que aprovechar al máximo la carroña de animales que no pudieron resisitir. En la película, la lluvia y los animales vuelven cuando Simba asciende como rey; eso serían las primeras lluvias y el retorno de los herbívoros.


- ¿Scar y Sarabi serían tan ancianos al regreso de Simba? --> Se supone que no, al ser Simba el primer hijo de Sarabi, significa que es una madre joven, quizá de cuatro años de edad, en la cual está en la plenitud de sus fuerzas. El retorno de Simba probablemente se produzca a los tres años de huir él, que es cuando un león alcanza la madurez o, a los cinco años, edad en la que pueden desafiar a otros machos. Así que Sarabi y Scar tendrían aproximadamente la misma edad, unos siete años, quedándoles aun años por delante. Concretamente, un león macho puede vivir hasta los 12 años y las hembras, hasta los 16 (datos de leones en su medio natural).


- Simba y Nala parecen ser los únicos cachorros de la manada de Mufasa y son hijos únicos,¿es correcto? --> No, es tan sólo una forma de humanizar a los animales. Las leonas paren de 2 a 5 cachorros, por lo general. Y cada año, tienen una camada nueva. Es un número elevado debido a la cantidad de riesgos y los altos porcentajes de muerte, hasta el 80% hasta los dos años de edad.


- ¿Todos los leones son tan buenos padres como Mufasa? --> Claro que no, los machos pasan del cuidado de los cachorros, echándoles lejos de su presencia al considerar a los cachorros molestos. Ha sido tronchante ver en algún documental al padre león echando la bronca a uno de sus hijos (en términos felinos, la bronca es gruñir violentamente y vapulear al cachorro) y echarse la leona encima del macho, todo mordiscos y zarpas, por rebozar al pequeño cual croqueta por el suelo. No tiene precio ver al macho dominante corriendo cual poseso con la leona detrás y al cachorro con cara de víctima... El cuidado recae en las madres.

" Padre león: ¡Oh, no! Ya viene el enano a darme el coñazo. Lo único que quiero es descansar..."

Y hasta aquí puedo contar, de momento. En un futuro cercano hablaré de cada animal por separado, como ya he hecho en otras ocasiones en mi blog.

2 comentarios: