16 de abril de 2011

Leyendas del África


Ayer noche vi sobre mi escritorio un cuadernito que tengo donde iba apuntando trucos de juegos, citas que me habían llamado la atención y alguna tontería más. Y entonces me acordé de que, hace una o dos semanas, anoté también ciertas leyendas africanas que tenía intención de plasmar aquí.


¿De dónde las saqué? Pues de un documental de animales de la 2 (sí, somos unos cuantos los que vemos esa cadena, aunque no lo parezca) que se llamaba, si no recuerdo mal, Los Mensajeros. No iba de otra cosa nada más que de animales albinos o con alguna particularidad que los hacía diferentes, especiales: un cocodrilo, un león y un babuino eran los principales protagonistas, todos albinos, aunque también veíamos a un leopardo y a un par de impalas negros, una hipopótamo rosa o una puercoespín albina, entre otros, como el Guepardo Real, una subespecie muy rara de ver de Guepardo.


Precisamente por todo esto, durante el documental contaban curiosas leyendas africanas y con las cuales, os dejo ahora, que es principalmente por lo que hago esta entrada, aunque con los animalitos de arriba haya bastante material.


LA LLEGADA DE LOS MENSAJEROS

Los animales de la sabana se reunieron para decidir cuál de todos ellos era el más hermoso, pero pronto hubo discrepancias y no se ponían deacuerdo.

El puercoespín se adelantó y dijo: "Yo soy el más hermoso, pues mirad mis púas; ninguno de vosotros tiene algo semejante". Pero las hienas se rieron de él: "Anda ya, cómo vas a ser el más hermoso, si con semejantes púas estás de lo más rídiculo". El puercoespín, herido en su orgullo, abandona la reunión, no sin antes amenazar: "Pues como todos os reís de mí, a partir de ahora el que se atreva a acercarse, se llevará unos cuantos pinchazos".

Entonces, se adelantó el cocodrilo a la orilla del río: "Admirad mi hermosa piel. Ninguno teneís una piel semejante, tan dura, bella y protectora. Yo soy el más hermoso". Los demás le contestan con otra risotada: "¿Cómo vas a ser el más bello? Si con esa piel, pareces un sapo". El cocodrilo, furioso, se aleja de la orilla y antes de sumergirse, se gira y les dice: "Todo aquel que se acerque a las aguas, correrá el peligro de ser devorado por mí".

Al ver que ninguno de los animales era capaz de decidir al ganador, El Creador decidió participar para solucionar el problema; y así llegaron los Mensajeros. Animales que parecen corrientes pero que sin embargo no lo son; su piel puede ser distinta a la de sus hermanos, destacando sobre los demás de un modo llamativo, convirtiéndose en los animales más hermosos y raros de toda la sabana.



¿POR QUÉ EL HIPOPÓTAMO ESPARCE SUS EXCREMENTOS Y VIVE EN EL AGUA?

Como todos saben, fue El Creador el que puso las pezuñas de los animales en la tierra. Y el día en que creó al Hipopótamo, lo hizo para que viviera en la tierra. Pero el pobre animal tenía un serio problema: su piel era hipersensible a los rayos del sol, pues carece de pelo que le proteJa de la ardiente esfera.

Un día, le preguntó al Creador: "Oh, gran Creador. Mi piel sufre por los rayos del sol, ¿no podría vivir en el agua?". A lo que el Creador le contestó: "Si te lo concediese, podrías comerte todos los peces del río con semejante apetito, y eso es algo que no puedo consentir." Por ello, el hipopótamo le prometió que jamás haría eso y, como prueba de que mantiene su palabra, al expulsar sus excrementos, los esparce con su cola para que el Creador compruebe que no hay espinas de peces.



¿POR QUÉ EL LEOPARDO TIENE LA PIEL MANCHADA?

Hubo en día en que leopardo y hombre eran los mejores amigos de la sabana africana. Iban juntos a todas partes, inseparables y compartían todo. Pero cuando el Creador los colocó en la tierra, no supo qué color concederles y por ello ambos carecían de cualquier tonalidad. Un día fueron a cazar y ambos se dieron cuenta de que no podrían hacerlo, pues serían vistos por sus presas. Pensaron en un color oscuro para pasar desapercibidos, ¿pero cómo obtenerlo?.

Entonces el hombre vio un escarabajo negro en el suelo, lo tomó en sus manos y lo aplastó, liberando sangre negra. El hombre la esparció por todo su cuerpo y quedó negro de piel (tened en cuenta que son mitos africanos). Cuando hubo terminado, aun teniendo las manos manchadas, presionó en la piel de su amigo el leopardo, dejando manchas negras por todo su cuerpo .



EL LEOPARDO Y EL BABUINO

Un leopardo perseguía a una liebre para que se convirtiera en su almuerzo. Ésta, desesperada, se escondió en un agujero en el suelo. El leopardo, frustrado, quedó en la abertura, esperando que saliera. Entonces, se le ocurrió que si buscaba un palo, podría meterlo en el agujero y hacerla salir. Miró a su alrededor y no vio ninguno cerca, pero sí que vio a un babuino subido en un árbol cercano.

- "Amigo - le dijo el leopardo al babuino - vigila esta liebre mientras busco un palo para atraparla. Luego, la compartiré contigo como muestra de agradecimiento."

- "Ve amigo - le contestó el babuino - vigilaré de cerca y cuidaré que no salga hasta que vuelvas." El leopardo se fue a buscar el palo y el babuino montó guardia. Pero de la espera, empezó a cabecear y al final quédose dormido, momento que la liebre aprovechó para salir del agujero y escapar.

Entonces volvió el leopardo y, al ver al babuino durmiendo, le rugió enfurecido. Éste se asustó y se subió al árbol: - "Fallaste a tu promesa - rugió el leopardo- ¡A partir de ahora, los babuinos sereís cazados y devorados por el poderoso leopardo!" El babuino huyó, aterrado. Desde ese día, los babuinos se cuidan del leopardo porque si no, se convertirán en la próxima cena del letal felino.



LA VELOCIDAD DEL GUEPARDO

El guepardo y el topi siempre han sido rivales. Tanto uno como otro, eran de los animales más veloces de la sabana pero cuál de los dos era más rápido era algo que nadie sabía decir. Entonces el Creador decidió hacer una carrera para comprobarlo. El primero que cruzara el valle, sería el más rápido de toda la sabana. Ambos animales aceptaron y se prepararon.

Cuando salieron, eran veloces como el rayo, yendo muy igualados. Era realmente díficil saber cuál era el más veloz. Pero entonces el topi tropezó con un árbol caído y cayó pesadamente al suelo. El guepardo, en vez de seguir corriendo, se paró mirando qué había pasado y se acercó al topi.

El Creador, conmovido por semejante preocupación, habló: - "Guepardo, por ese gesto hacia el topi, te concedo la mayor velocidad de toda la sabana y el color amarillo será ahora el que decore tu piel."

2 comentarios:

  1. me podrias ayudar con alun link para ver el documental?? te lo agradeceria muchoo :D de antemano gracias

    ResponderEliminar
  2. Uf, está jodidillo porque salen un sin fin de documentales que no tienen que ver con "Los mensajeros" o la película del mismo nombre. Prueba a entrar en rtve televisión española y buscar si por un casual está en el archivo de la cadena "La 2" pero no se yo... hace mucho que no lo echan. Yo lo vi un par de veces.
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar