5 de junio de 2011

City of Angels

"Ella no creía en los ángeles hasta que se enamoró de uno".

City of Angels se desarrolla en la ciudad de Los Ángeles, California. Seth (Nicolas Cage) es uno de los ángeles que, como todos los demás, vaga por la ciudad haciendo su trabajo; apareciéndose a los moribundos, intentando que su viaje a la otra vida se haga más llevadero. Un día acude a un hospital buscando a un paciente que va a morir. Allí conocerá a Maggie Rice (Meg Ryan), una cirujano que intentará salvar la vida del hombre al cual opera y por el que Seth ha acudido allí. El ángel sentirá una conexión profunda con Maggie, una conexión que pasará convertirse en un amor profundo y que le llevará a mostrarse y entablar relación con ella.

A pesar de que las películas románticas no suelen llamarme mucho la atención, ésta me la he tragado enterita y puedo decir que me ha encantado. Es realmente conmovedora, seria, dramática y llena de significado, no la típica pastelada con cositas ñoñas y cursiladas por doquier.


La cinta en sí me recordó al instante a una frase que dice Will Smith en la película de Men In Black a Tommy Lee Jones: "Ya sabes lo que dicen... es mejor no haber amado nunca que haber amado y haber perdido" a lo que Tommy le responde un desafiante "Demuéstralo". Pues esto es lo que puede aplicarse a esta película. La toma de contacto que tienen ambos, el amor que surge y lo que pasa después es algo que, dejando de lado los ángeles y demás, es a lo que todos nos tenemos que enfrentar a diario.


El despertar del amor y el experimentar sensaciones que hasta entonces lo mismo nunca habíamos encontrado y, sobre todo, sentirnos vivos gracias a dicho sentimiento, es lo que hace que la vida circundante nos sea más llevadera. En algunas ocasiones no valoramos lo que tenemos, un craso error, pues basta el pensar cómo seríamos o estaríamos sin aquello y seguro que se nos hace insoportable dicha idea.


Os animo a que veais la película porque debido a su argumento no puedo comentar nada más sin spoilear, salvo que una vez que la veaís os hará reflexionar y que, como ya he dicho, lo que en ella ocurre puede pasarnos a cualquiera en cualquier momento y sin esperarlo, por mucho que intentemos convencernos a nosotros mismos... la pregunta que vendría después sería, simplemente "¿Y ahora qué?".

No hay comentarios:

Publicar un comentario