26 de agosto de 2011

Los Mitos de Cthulhu

Durante mucho tiempo he ido aplazando la lectura de dicho libro, debido principalmente a que me han ido prestado otros (lo que los convierte en objetivos preferentes) o por falta de tiempo y tener ya quizás dos o tres libros empezados. Pero finalmente lo hice, sí, me he leído Los Mitos de Cthulhu. Decir como aporte cómico que no tenía ni idea de que lo tenía en casa, a pesar de haberlo sobado y cambiado de sitios doscientas veces mínimo, pero creo que debido a su portada tan poco llamativa no se me grabó a fuego en mi mente. Cuando había decidido leérmelo y acudir a la biblio a por él, resulta que el chip pitó en mi cabeza y, casi instintivamente, agarré el primer libro que me encontré y así supe que lo tenía en casa (bueno, en realidad es de mi padre).


Me resultó un pelín decepcionante de que no fueran los Mitos en sí, ya que este ejemplar es un recopilatorio de historias cortas, algunas de Lovecraft y otra de sus amigos (Círculo de Lovecraft) que se dedicaron a perdurar el legado del autor una vez muerto, usando para ello las ideas y estética de él. Dicho recopilatorio fue seleccionado por Rafael Llopis, y cuenta además con un estudio preliminar, una bibliografía sobre H. P. Lovecraft, notas y citas también obra de Llopis.

El libro es dividido, a su vez, en otros tres libros: Los precursores (autores e historias que influyeron en Lovecraft para la estructuración de sus mitos, además de un relato del joven escritor), Los Mitos (que corresponden al ascenso y pleno apogeo de los mitos) y Mitos Póstumos (ya posteriores a la muerte de Lovecraft).


En todos ellos abundan ciertos elementos comunes: estética gótica y oscura; horrores y temores cósmicos, viscerales y comunes a todos nosotros; la cita de determinados volúmenes como el Necronomicón o De Vermis Mysteriis, de magia negra y rituales oscuros; elementos negativos y que hacen percibir la catástrofe como el mar, el pescado, los hombres-pez(no puedo evitarlo, me los imagino como los Múrlocs que, en realidad, están basados en ellos), criaturas marinas vamos y la niebla; pueblos ficticios considerados malditos, en los cuales se desarrollan algunos de los mitos, como Arkham o Innsmouth; rituales a demonios o criaturas interestelares...

Es obvio que todo esto se repita, ya que son elementos lovecraftianos y para algo se basaron los amigos en eso ¿no?. El caso que molan, las historias están geniales y dan miedito en muchas ocasiones. La imaginación de los relatos y de las criaturas es cuanto menos desbordante y lo parten (algunas más que otras, claro).

Cabe añadir que Lovecraft se inspiró en otros autores como Edgar Allan Poe, Lord Dunsany y Arthur Machen, entre otros que fueron los dichos precedentes de esta cosmogonía ficticia. A la vez se puede decir de que ha influido en las mentes de otros fabricantes de ficción de hoy en día, como los citados Múrlocs del WOW o El Dios Antiguo, el dios de los vampiros de mi saga predilecta de vampiros, Legacy Of Kain asemejado en muchos aspectos con el mismísimo Cthulhu, una de las razones por las que decidí buscar el libro.


Vamos, si os gustan las historias de terror y ciencia ficción en estos relatos encontrareís ambos géneros, con criaturas de pesadilla y escenarios siniestros y oscuros, como la esencia de los seres que los protagonizan. Aunque no constan todos los mitos sin duda es una buena recopilación y merece la pena ser disfrutada; mejor si es de noche, a la luz de las velas y con una tormenta/lluvia o niebla como colofón final ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario