26 de agosto de 2011

Desayuno en Plutón


Ayer noche emitieron Desayuno en Plutón por la 2, después de la comedia española Atraco a las Tres. Inicialmente no teníamos pensado verla, pero finalmente nos enganchamos a su argumento, a pesar de su inicio tan... extraño.

La película narra la vida de Patrick Graden o, como él prefiere ser conocido, Patricia "Gatita" Graden (Cillian Murphy) que, desde bebé, fue abandonado por su madre a las puertas de la casa del cura del pueblo (Tyrellin), interpretado por Liam Nesson. Crece en una casa adoptiva de dicho pueblecito de Irlanda, sabiendo sólo de su madre que se parecía a la actriz Mitzi Gaynor. Ya desde pequeño Patrick mostraba claramente sus tendencias sexuales; se siente mujer atrapada en cuerpo de hombre. Por otro lado, la necesidad de ver a su madre biológica hará que se lance a Londres, el último sitio por donde se vio a su madre.


Dirigida por Neil Jordan en el 2006 y basada en el libro homónimo, trata principalmente de las dificultades por las que tienen que pasar los transexuales además de mostrar el conflicto del IRA (años 60-70), algo en lo que nuestra amiga "Gatita" se verá involucrada.
Al principio se nos hace extraña y rocambolesca, encauzándose por algo más normal conforme pasan los minutos y vamos conociendo a la protagonista, que es pura dinamita, al igual que su historia.

El viaje de "Gatita" es puro drama, pues las aventuras y desventuras que vive nuestra protagonista (divida por capítulos con títulos simpáticos) son realmente duras. Es imaginativa, inocente, inteligente y valiente con mucho que ofrecer, pero que siente no encajar en ninguna parte y no puede evitar exponer su corazón para ser herido poco después, aunque a lo largo de la película se irá notando una evolución a mejor.
Ya vereís como, a pesar de ser hombre, no vamos a poder evitar verla una mujer, tal como ya pasaba en otras películas como Una Jaula de Grillos con el personaje de Alber. La interpretación de C. Murphy es soberbia, dota al personaje de un carisma y encanto inigualables. Por ejemplo, la escena de la confesión con los agentes (no quiero spoilear más) es un reflejo de la personalidad de "Gatita" siendo el final de ella muy sorprendente y emotivo, mostrando el amor que es capaz de sentir alguien por algo.

La historia también se centra en otros personajes secundarios, como el sacerdote Liam o en los amigos de "Gatita" Charlie, Irwin y Lawrence, siendo todos ellos pilares importantes para nuestra protagonista y para parte de los actos/consecuencias de su vida. Veremos un cameo de un Brendan Gleeson sin ojo mágico (sí joe, Ojoloco Moody en Harry Potter), siendo el resto de actores no conocidos en nuestro país.

En fin os recomiendo verla; trazas de humor con oscuras vetas de drama durante una hora y media, con una protagonista sobresaliente e increíble (repito, la interpretación soberbia) y una historia alocada y conmovedora. ¿Por qué os la teneís que perder?

No hay comentarios:

Publicar un comentario