19 de noviembre de 2013

¿Por qué así Warcraft, por qué? I -- Arthas, la ascensión del Rey Lich a examen.


¿Recordáis una entrada hecha hace no demasiado en la cuál imploraba a los vientos, con el puño alzado, el por qué de algunas de las meteduras de pata o cambios extremos en algunos acontecimientos de historias de ficción?
Bueno, pues vuelvo a la carga, cumpliendo con la promesa que hice de dejar constancia de mi opinión sobre el lore (historia) tan lioso del Warcraft, sobre todo ahora que han anunciado una nueva expansión llamada Warlords of Draenor. Comentaré sobre la misma en otra entrada (me alegró saber que no soy la única a la que le escuece tantas patadas al lore de este universo).

Pero en esta entrada me voy, en concreto a comparar la misma parte de la historia narrada por estos dos medios:







                 



























Por un lado el juego original Warcraft 3: The Reign of Chaos (RoC) más su expansión The Frozen Throne (TFT) (os dejo los enlaces a sus análisis respectivos que expuse también por aquí, por cierto) y por otro, la posterior novela de Christie Golden, Arthas: La ascensión del Rey Exánime (2010). Se puso de moda, hace tiempo, que los videojuegos que tienen cierto éxito completen su historia a través del papel y, en el caso de Warcraft, ha ido a más.

Inicialmente creo que se dedicaron a explicar historias que nunca vimos en los juegos y de las que sólo conocíamos lo mínimo, como el pasado de esclavitud de Thrall (en El Señor de los Clanes); simples rellenos que eran admisibles, puesto que la libertad para crearlos era mayor.
Pero otra cosa diferente es lo que compete aquí, con Arthas: renarrar algo que ya fue contado, algo que vimos en el juego, si bien hasta la mitad de libro se puede considerar material inédito, como la infancia de Arthas, su entrenamiento y su romance con Jaina vistos en detalle.


Pero vamos allá, a exponer aquellos fallos que una servidora ha descubierto porque, por mucho que hayan intentado respetar su propia historia, Blizzard la ha cagado pero bien con numerosos errores y fallos garrafales en la cronología y sucesos. ¿Por qué? Por el simple hecho de lo que expliqué en la anterior entrada: "quiero dinero, mucho dinero, y me importa una mierda si me cargo lo viejo".

Bueno, en plan introducción decir que lo primero que encontramos al abrir el libro es la página de AGRADECIMIENTOS, donde Golden agradece la ayuda prestada a varias personas del staff de Blizzard, entre ellos Chris Metzen (hombre importante en esta saga, en la de Starcraft y en Diablo), por su diligente ayuda en materia de documentación. Señala el tamaño del libro como voluminoso (supongo que para lo que ella está acostumbrada a escribir) y también los numerosos detalles del mismo, algo que sin duda complicaba su escritura. Es cierto que algunos diálogos que encontramos en RoC y TFT están puestos literalmente tal cual, al igual que el devenir de las cosas. También entiendo que no puede ser exacto, pero sí que hay cosas que yo creo que... sobran, o no vienen a cuento, o se han tergiversado o se les ha dado otro significado que no tenían. Bueno ya lo iréis viendo, pues vamos por puntos.

Sobra decir que habrá SPOILERS tanto de los juegos como del libro y que estará redactado de tal modo que los que lo leáis, si no soy fans de este mundillo, no os vais a enterar ni papa de lo que digo u os impactará de un  modo más light... pero para los frikis como yo (que frikaza de esto no llego a ser) vais a golpear la mesa exclamando"¡ya te digo, hermana!".
Ilustraré los errores con unos ¡MEEC! idlos contando para haceros una idea.

¡Pues allá voy!

- El texto cambiará de color dependiendo de a qué haga referencia, así: RoC, TFT y libro de Arthas.


1. EL ROMANCE DE JAINA Y ARTHAS
- Este detalle jamás era mencionado durante el modo CAMPAÑA de ninguno de los dos juegos (que es donde se desarrolla todo el lore) y tan sólo podíamos saberlo si contábamos con el manual del RoC en nuestro poder (o internet). Al final del todo, en el apartado de "HÉROES Y VILLANOS" nos exponían un listado de los mismos; si leíamos los apartados de Arthas y Jaina encontrábamos esto: 



¿Pero por qué lo dejan? ¿Quién y cómo lo dejan? Si nos leemos la historia de la facción, llegaremos a cierto punto donde se nos desvela, en el mismo manual, por supuesto:


Es decir, que la razón de que lo dejaran era porque se sentían en cierto modo presionados por el pueblo, sobre todo Jaina, quién ama la magia por encima de todo. Eso es lo que nos dejan caer aquí, aunque en todas partes de internet se dice que fueron ambos, de mutuo acuerdo, los que lo dejaron.

- Cuando ambos se reúnen en el RoC, años después, se hace referencia a Jaina como "amiga" de Arthas y éste acentúa el hecho de que es poco puntual a las citas; sin embargo, cuando ambos se reúnen, se hablan de tal manera que parecen buenos amigos, de una manera muy familiar y cordial. En ningún momento te da la sensación de que fueran amantes, sin embargo yo sostengo la teoría (aunque luego diga que hay y habrá excepciones) que cuando un hombre y una mujer son tan amigos es porque uno de los dos (o los dos, puede, pero no suele ser) siente algo más profundo hacia el otro. Pero repito, se hablan entre sí como colegas, expertos en cada uno de sus campos y no se percibe ningún tipo de tensión sexual entre ellos durante toda la CAMPAÑA , no volviendo a formar equipo nunca más a partir de cierto acontecimiento que tendrá lugar poco después.

- En la novela (que muestra sobre todo los pensamientos y sentimientos del príncipe) nos narran cómo empezó esa relación amorosa, sin ser nada originales: se conocen siendo niños y ambos se gustan según se ven, pero ninguno se da cuenta de lo que siente el otro, todo esto sólo en un día. Pasan muchos años y se vuelven a encontrar, más creciditos (concretamente él 19 y ella 18) siendo él considerado un soltero de oro y habiendo rechazado a no sé cuántas al estar enamorado hasta las cachas de ella y viceversa. Finalmente, es él quien da el paso y ella le corresponde. 
Bueno vale... luego empieza el famoso romance a escondidas, que admito que me gustó porque es muy "de fantasía" (en plan tía cursi), pero que la gente, por lo que sea, se da cuenta, incluida la familia de él, aunque no hace falta ser un lumbreras si se ve que duermen juntos, por otro lado. 
Entonces pasan unos meses (llega el invierno, estación en la que le pasa todo lo malo a este hombre) cuando Jaina hace un simple comentario como éste:
- "[...] Nuestros niños casi seguro que serán rubios"
Entonces a Arthas le entra un repentino ataque de inmadurez al pensar, no por primera vez, en hijos; se percata de que su romance no es un juego de niños (¿en serio tío? Cuando "juegas al teto" ya deja de serlo) que puede que estén metidos en algo serio y a ver si la va a pifiar... le entran dudas y la deja, alegando no estar preparado para dar semejante paso, que ambos son muy jóvenes aún y que deberían terminar sus respectivos estudios, que esto sólo les trae distracción. Esto es lo que alega Arthas:
"- Es decir... no tenemos que romper para siempre. Será algo temporal. Tienes que estudiar [...] Es lo mejor. Quizá algún día, cuando las circunstancias sean distintas, podamos volver a intentarlo. [...] No quiero cerrar esta puerta para siempre [...] Jaina, sólo quiero estar convencido de que esto es lo correcto. Para ambos..."
Jaina se queda conmocionada, le duele en el alma pero lo acepta al ser lo que él desea. Y ya está.

¡MEEC! Primer error, ¿no se supone que es por el pueblo? Si vale, meten la coletilla de "deberíamos terminar nuestros estudios" pero aquí dicen que en realidad es Arthas quien deja la relación, no Jaina (que le dice que sí porque a ver qué dice si no). Que no es que ambos se sientan y lo hablen y digan: "He pensado... yo también... pues ale, hasta luego" como nos decían originalmente. ¿Por qué hacéis eso, eh? ¡Oyns! Es que el hombre siempre tiene la culpa... (feminista al fondo de la sala). Y más aún, en el manual parece que es ella la que lo deja y no él xD

Bueno sigamos, de nuevo en la novela, ya dentro de la historia del RoC cuando ambos se reúnen para investigar lo de la peste y tal, se masca en el ambiente que ambos siguen enamorados. De hecho, RETOMAN su relación llegando hasta a cepillarse mutuamente... ejem... ¿Queréis el toque dramático? Juuusto antes, de la purga de Stratholme. ¡Chanán! Ahí es cuando Arthas se queda solo, sin el apoyo ni de Uther ni de Jaina por plantear el asesinato de la población para evitar la propagación de la peste que asola el reino, por eso lo digo. Ahí Arthas recuerda "- No reniegues nunca de mí Jaina... - Nunca lo haré Arthas. Nunca" y le sienta como una patada en sus huevos reales, porque ella se pira (mucho más dramático que en el juego, claro) y le deja con el marrón; entiendo a ambas partes pero... ¡MEEEC! En el juego NUNCA retoman la relación, nunca hay tensión sexual, como dije arriba, nunca se hablan de manera cariñosa en plan enamorados ni tienen tiempo, por así decir, de pensar en eso. Además de que parecía todo cerrado, según el manual, con eso de que a Jaina le interesa más la magia que los asuntos reales.
Buscas en internet y te revelan que ambos iban a retomar su romance pero justo estalla la peste y de nuevo el deber les hace posponer su noviazgo. ¿Perdona? Eso antes no lo poníais por ningún sitio, ¿es que no estaba previsto? Es más, si lees El Crespúsculo de los Aspectos, también de Golden, te presentan una realidad alternativa donde nunca hubo peste. Por lo tanto, Arthas nunca se convirtió en lo que se convirtió y se casó felizmente con Jaina y tuvieron un hijo al que llamaron Uther. ¡MEEEC! ¿Jaina acaso pasa de la magia finalmente? ¿Acaba rectificando eso de que prefiere la magia a las cosas de corona? No se sabe nada más, pero como es una línea temporal alternativa antinatural que por eso se desintegra, supongo que se podían permitir lo que quisieran.

Por otro lado, he de admitir que siempre me gustó la pareja que hacían ambos y que me gusta pensar que hubieran acabado juntos, pero no podemos plantar rosas de donde echamos sal. Si en el RoC hubieran puesto tan sólo un "-Jaina yo... me hubiera gustado que las cosas fueran diferentes para ambos y me gustaría que así fueran. - Yo también Arthas... también sigo sintiendo lo mismo por tí" y punto, antes de Stratholme. Entonces ahí, me callaría la boca, peeeero....

¡OOOOOOOOH! Y que no se me olvide la jugada maestra, el mejor ejemplo de lo que intento exponer, el cambio posterior de la idea inicial, por el motivo que sea.
- Supongo que recordaréis esa épica escena al final de la CAMPAÑA humana en el RoC; Arthas retorna a Lordaeron meses después de haberse perdido en los hielos de Northwind con Froustmoure en su poder... perdiendo su razón por el camino, claro. Entonces, también recordaréis este punto:


Le llueven pétalos de rosas para darle la bienvenida, en un momento dado toma uno entre sus dedos. Lo acaricia, vemos una manchita más oscura en el lugar del toque y luego lo deja caer, mira de nuevo hacia arriba y sonríe como despectivamente, siguiendo su camino. ¡De esa sonrisa no me percaté hace años cuando vi la escena por primera y única vez! Y el rejugar el juego, percatarme de eso y revisar el libro me hizo llegar a esta conclusión, pensar, decidir plasmar todo esto.
Porque ¿qué os transmitió esta escena muda pero cargada de sentimiento e intensidad en realidad? Está claro que Arthas lo hace por algo, quizá reflexione o quizá se pare un momento sin pensar nada. Pero a mí lo que me transmite es que piensa que él está ahí para entregar el reino al Azote matando a su padre y, por tanto a todos sus súbditos, que tanto se estuvo esforzando una vez por salvar y preservar sus vidas, pero que ese mismo esfuerzo es la causa de que ahora haga todo lo contrario. Porque antes con la Luz curaba e iluminada, ahora el tocar algo vivo y de color como ese pétalo sólo consigue que se pudra, por la magia nigromántica que le ha sido concedida al ser nombrado caballero de la muerte. Por eso, suelta el pétalo y mira arriba... y sonríe así, porque piensa que es una dulce ironía, el que reciban como a un héroe al que va a ser su verdugo.

¡Magistral, poético y retorcido! ¡Una cruel ironía! Bravo.

- Bueno, pues ¿sabéis que en el libro sale descrita esa escena? ¿Sabéis en cambio lo que nos dicen que piensa? ¿Lo adivináis? Pues dice así:
" [...]Una lluvia de pétalos de rosas rojas, blancas y rosas cayó sobre el héroe de aquellas tierras que regresaba a casa.
Arthas recordó que una vez se imaginó a Jaina ante él, el día de su boda, con esos mismos pétalos cayendo sobre su rostro iluminado por una sonrisa mientras se acercaba para besarlo.
     Jaina...
Conmovido por esa fantasía, cogió uno de los pétalos rojos con una mano enguantada. Lo acarició con el pulgar con sumo cuidado, y, al instante, frunció el ceño en cuanto apareció en él una mancha, que se extendió ante sus ojos desecando y destruyendo el pétalo hasta que se tornó más marrón que rojo en la palma de su mano. Con un gesto rápido y displicente, se deshizo de aquella cosa muerta y prosiguió su camino".

¡EN JAINA! ¡MEEEC! ¿No pensáis vosotros también que es una manera un tanto bestia y estúpida de cargarse semejante epicidad original? ¿De echar por tierra un mensaje tan cojonudo? ¿De verdad que todo queda reducida a esa chorrada? ¿En serio que cuando hicieron la escena pensaban que Arthas pensaba en Jaina y en su hipotética boda? ¡Ni de coña! ¿Por qué omiten esa sonrisita del libro entonces, eh? ¡¿EH?! Por favor, igual que en Star Wars, con lo de que Anakin se pasa al lado oscuro por amor... ¡mis ovarios! A mi Arthas no me parece en absoluto conmovido si no más bien, chulesco, prepotente y seguro de sí mismo, decidido a hacer lo que va a hacer. No pensando en bodas imaginarias ni en Jaina.
Pero ¿sabéis lo peor de todo? que ahora yo (y vosotros, gracias a mí xD) siempre que veo esa escena, siento una punzada rara en el pecho de pensar en que realmente nos quieren meter a la fuerza esa idea, todo por un trozo de papel escrito al que le faltaba casi una década para existir... estropeándome el conjunto. ¡Por favor! ¿Pensáis como yo o exagero? ¿Cómo son capaces de cargarse su propia obra maestra sin que les duela?

Me parece que, en general, piensa demasiado en Jaina a lo largo del libro, demasiado, teniendo en cuenta la cantidad de cosas atroces que realiza, su forma de ser en el juego. No pega en absoluto, parece demasiado blando o tierno, como que eso le reconcome de tal manera que incluso Sylvanas se percata de ello... o sea, que no, que es otro Arthas.

Sin embargo, no he terminado con este punto, pero como es ya cosa del WOW, lo dejaré para la siguiente parte.


2. EL TRIÁNGULO AMOROSO


Por si eso no fuera poco, aquí tenéis al tercero en discordia, otro rubio más.
- En TFT, en la CAMPAÑA de la Plaga, Arthas tiene que enfrentarse en Northwind a las fuerzas de Illidan que intentan llegar al Trono Helado para cargarse al Rey Lich. Aquí se encuentra con el príncipe Kael'Thas, el elfo sanguinario que le guarda un gran odio por ser responsable de la destrucción de su tierra Quel'Thalas. Cuando Arthas se encuentra con él, hace un comentario tal que:


Esos puntos suspensivos dejan volar nuestra imaginación, pero no sabemos imaginar a qué se puede referir. ¿Desde algún evento importante? ¿Desde otros tiempos en los que no había traicionado a su familia y reino? Quién sabe, pero tomemos nota, por favor, y sigamos.
En ese mismo diálogo, Kael le insta a que deberá rendir cuentas:


Ahí también imaginamos a qué puede deberse, quizá al hecho de la destrucción de Lordaeron, la traición, la locura desencadenada, que haya favorecido que algo malo, podrido y repugnante se expanda por todas partes. ¿O es a otra cosa? Sin embargo tenemos que esperar hasta la última pantalla de la CAMPAÑA y del juego, concretamente a un ataque a nuestra base por parte del elfo y sus fuerzas para que Arthas diga:
"- ¿Aún me odias por haberte robado a Jaina?
"- Tú me has robado todo lo que amaba, Arthas. La venganza es lo único que me queda."
¡Aaaaah, pillín! De modo que eso era, un triángulo amoroso (again). ¡Y leí en una página de las muchas que hay no oficiales que tuvimos que esperar años para saber qué hizo Arthas a Kael para que éste dijera "otras afrentas"! Ahí puedo afirmar que el tío o tía que redactó el artículo no había jugado al TFT, sólo tienes que esperar... ¿unos minutos? Joder, o tal vez sólo se le hiciera largo y le parecieran años...
La información que se supone revelaron años después fue ésta: que Kael estaba enamorado de Jaina, pero que tenía remordimientos al ser cientos de años mayor que ella (recordemos que es un elfo y ella humana). Aun así la cortejó pero fue rechazado por ella; cuando Kael supo tiempo después, de su romance con Arthas, se puso  muy triste. Y que lo único que tuvo con Jaina fue una relación de amistad tensa (recordemos que él, al igual que ella, es un archimago y reside en Dalaran, por lo que se verían a menudo en la escuela de magos). P

- En la novela van mucho más allá, pues se atreven a explicar la primera frase de Arthas: el " no nos veíamos desde..." ¿queréis saberlo? Desde que les pilló a él y a Jaina, en los pasillos de la academia de magos intercambiando apasionadamente fluidos bucales en un rincón oscuro. Ahí Kael sabía de su romance y se lo tomaba francamente fatal, no sólo de ponerse triste como nos desvelaron, si no furioso.
¿Por qué? Primero, por haberse enterado así (supongo). Segundo, porque Arthas no la haya cortejado a la vista de todos (como se supone que se tiene que hacer) y que más bien la va metiendo mano entre clase y clase simulando encuentros ocasionales en lugares apartados, como si se avergonzara de ella. Tercero, porque Jaina se haya "rebajado" a eso. A pesar de todo, les promete no revelar nada de su situación y se marcha de malas maneras... no volviendo a encontrarse con Arthas hasta el momento mencionado. De hecho, tras ese encontronazo es cuando Jaina le cuenta todo, enterándose el príncipe de los sentimientos del elfo hacia Jaina, incluso poniéndose un poco celoso. Pero Jaina le aplaca con esta frase: "Él no es mi Arthas".
Cuando estos dos se encuentran en Northwind, él se acuerda y deja la frase en el aire, divirtiéndose por el careto que se le queda a Kael al acordarse también, aunque nos señalan que cuando él también lo menciona le jode, por lo que se le atenúa la diversión.

En cuanto a la otra frase que dice Kael es:
"Considéralo como un tributo a pagar por la destrucción de Quel'Thalas... y otras ofensas."
Arthas no responde lo que nos sale en el juego, que es si no una confirmación para los que ya la conocían y una revelación digna de programa rosa para los que no lo supieran aún, si no lo siguiente:
"-Otros insultos? - replicó Arthas con una sonrisa - Tal vez debiera darte detalles de esos otros insultos. ¿Quieres que te cuente qué sentía al estrecharla entre mis brazos, al paladear su sabor, al escucharla gritar mi...?"  (si es cierto, no me extraña que se enterase la gente... los gritos de una mujer orgásmica perdida traspasan el ladrillo pero mazo).
En ese punto, es interrumpido por el dolor que le inflige el Rey Lich para recalcar la urgencia de que tiene que mover el culo para salvarle. Cuando vuelve a mirar a Kael, éste ya no está y nos quedamos con ganas de saber cómo digería semejante discurso... y entonces nos damos cuenta de que Anub'Arak ha estado todo el rato ahí, enterándose de un cotilleo que ni le va ni le viene, básicamente; es como si se hubieran olvidado de que existe. Pobre bicho, menos mal que es educado y no menciona nada al respecto, que perfectamente pudo ser: "que el Rey Lich la va a palmar y tú aquí restregando tus hazañas sexuales a un elfo soltero, virgen y frustrado y a un escarabajo bien muerto... ya te vale. Vaya dos tontos del culo."

Pero no tenemos que esperar mucho para que se produzca un enfrentamiento entre ambos, al reencontrarse más adelante (algo que no es así, pues se enfrentan en fragor de batalla y no como ocurre con Illidan, que sí que es un duelo los dos solos). Cómo no, Arthas retoma la conversación de mientras:
"- Te arrebaté a la mujer que amabas - le espetó en un intento de inflamar la ira del mago, a pesar de que sabía (y probablemente, Kael también lo sabía) que Jaina nunca había amado al elfo-. Por las noches, la estrechaba entre mis brazos. Sus besos eran tan dulces, Kael. Me... 
- Ahora te detesta - explicó Kael'Thas - Le repugnas y le asqueas, Arthas. Todo lo que sentía por ti en el pasado se ha convertido en odio.
El caballero de la muerte sintió algo extraño en su pecho. Se dio cuenta de que no se había planteado nunca qué opinaría Jaina de él ahora. Siempre había hecho todo lo posible por dejar de pensar en ella cuando su mente divagaba. ¿ Sería cierto lo que el elfo acababa de decir? ¿De verdad Jaina...? " y como Kael le ataca pues ya se le pasa el momento rosa. Me quedé con ganas de saber qué iba a decir con el "Me..." ¿me besaba durante horas? ¿hacía cosas guarrillas?  A saber xD
Bueno, repito que sé que un juego de estrategia no da para mucho en cuanto a argumento se refiere, pero Warcraft no es que esté falto de reflexiones y diálogos entre personajes, de modo que si algo hubiera habido algo de esto lo habrían puesto, digo yo. Que ya no hablaban mucho más del tema, que es en plan sutil, que Arthas no se ceba tanto por muy cabrón que sea, va a lo que va, que es ayudar al Rey Lich y punto.
Además no cuadra demasiado que sufra Arthas tanto con Jaina, a su padre también le quería muchísimo por ejemplo y no muestra reparos a la hora de asesinarlo y posteriormente tirar sus cenizas para meter las de Kel'Thuzad en su lugar en la urna, como tampoco flaquea cuando debe sobrepasar ciertos obstáculos para lograr tal fin, como es matar a antiguos compañeros de la Orden de Plata, incluido su querido mentor, Uther, que era como un tío para él. ¿Remordimientos y culpa posteriores mostrados en el RoC? 0 patatero. ¿En el libro? Unos cuantos... bastantes veces, aunque sigue adelante. Le humanizan, cosa que en el juego ya tenía perdida desde el momento en el que entra a Lordaeron con aviesas intenciones y no cuando se planta el yelmo del Rey Lich.

Por otro lado, también nos muestran contenido desconocido e inédito como es una conversación entre Kael y Jaina, ya acontencida la destrucción de Quel'Thalas. Jaina intenta calmar a Kael pero sólo consigue que éste explote, que parezca que incluso es capaz de agredirla de manera física y que le eche en cara el haberse liado con Arthas. Está hecho polvo al enterarse de lo ocurrido en su tierra natal;, su total destrucción, que los muertos fueran levantados para servir al Azote y la muerte de su padre a quien Arthas mata personalmente (que nunca sale en el juego, ni siquiera como héroe, lo cual también me llama poderosamente la atención y me lleva a pensar de que es un añadido posterior). 
El caso es que también le duele el que Jaina haya preferido a un asesino de masas y un traidor que a él, y es en ese momento cuando la rechaza (en plan de que deja de lamentarse por ella y la olvida) y es aquí cuando viene la cagada, pues dice:
"Fui un necio y de tomo y lomo al creer que los humanos podrían ayudarme. Abandonaré este lugar repleto de magos viejos y seniles y jóvenes cegados por la ambición [...]¡MEEC! tienen un fallo  y es que incluso reniega de la ayuda de los humanos, no sólo del Kirin Tor, si no de LOS HUMANOS.
Porque en TFT está a sus órdenes; el hecho de que haga lo que haga le tratan a patadas (el Lord Garithos de los cojones, que por mucho que haya pasado es para rasurarle el bigote a la cera) y el contacto con los Naga, que le ayudan de verdad y sí parecen comprenderle, son los catalizadores de que Kael se plantee seriamente abandonar a los humanos. Lo de Dalaran es meses antes de su reniegue de los hombres en general...


Y me hace gracia que le joda más el hecho de que Jaina se fuera con Arthas de que éste matara a su padre, a no ser que le incluya en el paquete de Quel'Thalas, poco más puedo decir.


3. OTROS ERRORES
Dejando de lado el principal motivo de la entrada, los romances tórridos, me dispongo a enumerar otros fallos que he encontrado entre juegos y libro, algunos son tan pequeños detalles que lo mismo me dejo alguno, porque no me he releído el libro, tan sólo lo he repasado por encima:

- RoC: la general de los elfos de Quel'Thalas, Sylvanas Windrunner es asesinada por Arthas y es convertida en banshee. El caballero de la muerte se ceba con ella por las molestias que le ha causado en su invasión. En TFT Sylvannas ha recuperado su apariencia física (no se sabe cómo) y ahora está incluida en los Héroes, como Mercenario Oscuro. Al quedar libre del control de Arthas comienza a actuar por sí misma y acepta traicionarle porque:


- En la novela, cuando acude a la reunión secreta con los Señores del Terror, sigue siendo una banshee, aunque el diálogo permanece casi intacto. Ya cuando ataca a Arthas con la flecha envenenada posee su cuerpo físico:
"[...] De alguna manera había conseguido liberar su cuerpo de donde él había ordenado guardarlo a buen recaudo: un ataúd de hierro que sería utilizado como tormento adicional en su contra. Pero se habían vuelto las tornas." Ah, por cierto, cuando Arthas está a punto de ser torturado por ella, eleva un último pensamiento a Jaina... otra vez... (¿en serio?).
Por lo tanto se contradice con lo que vemos en el juego, como podéis ver en el pantallazo. ¡MEEEEC!

- RoC: el sitio de Dalaran. ¿Recordáis a Antónidas haciendo frente no? En una plaza, con otras uds. normales del juego...
- En Arthas, está en una habitación hablando con... ¡Jaina! Cuando Arthas llega sólo sale Antónidas a un balcón mientras que la otra se queda (tontamente, creo yo) sentada sin moverse ni salir. Luego Antónidas la insta a que se marche a lo de Kalimdor y ella se va con un portal... sin dignarse a salir  porque piensa que es una ingenua por pensar eso. ¿En serio?
Me refiero, si yo estuviera locamente enamorada de Arthas y le quisiera a rabiar intentaría hablar con él en ese momento, saldría al balcón y a ver qué pasa, me importaría una mierda que pudiese no funcionar, al menos lo intento... es absurdo, ¿no os parece? Recordaré este punto cuando hable del WOW. De hecho, ella ya decidió ir sin demora a Kalimdor tres días después de la masacre de Stratholme y pasan MESES desde eso (Arthas paladín va a Nothwind, consigue Froustmore, vuelve a Lordaeron meses después matando a su padre blabla... revive a Kel'Thuzad destruyendo Quel'Thalas) ¿me puedes decir entonces qué coño hace Jaina en Dalaran todavía? Hablando con Kael y luego con Antónidas. ¡Si estaba ya en Kalimdor! ¡Momomomomomonster MEEEEC-EC-EC!

- Ya he mencionado lo del padre de Kael, totalmente inexistente ni mencionado en absoluto en ninguno de los juegos.

- En la novela, se saltan por completo la parte de Azjol'Nerub, no sé si aposta por acortar o porque ya sale en el juego. Pero viendo que hay cosas que también salen en el juego y bien que se las cargan llama poderosamente la atención, cuanto menos. Y eso que ahí Arthas también está bien presente.


CONCLUSIÓN
Si no eres puntilloso y han pasado años desde que jugaste a los juegos los errores que acabo de describir pasarán desapercibidos, desde luego, permitiéndote disfrutar de la novela. Sin embargo, más me parece un fanfic que un escrito oficial, porque básicamente esta forma de escribir es la que yo uso para hacer mis fanfic; tomar la trama, buscar huecos sin rellenar y meter a mi gusto mis movidas. Pero, la diferencia, es que yo al menos me digno en respetar lo escrito porque me gusta de veras, no cambio a mi antojo. De hecho seguro que algo me dejo, por no haberme releído el libro con detalle y porque hay cosas que desconozco o se me escapan, lo admito.

Ignoro hasta que punto es cosa de Christie Golden o de Blizzard; es decir, quedó plasmado que ella recibió documentación pero ignoro qué grado de libertad le dieron o qué pautas le pidieron que podía saltarse. Porque que Arthas piense más o menos en la otra tiene un pase, pero cosas que cambian sin ton ni son no, desde luego, cosas que VES en los juegos claramente y no que te huelas. Son cosas realmente diferentes.

Admito que soy de las pocas a las que les cae bien Jaina Proudmoore, que me gusta la pareja que hacía con Arthas y que me ha parecido una auténtica pena que no acaben juntos, pero ese es otro punto que también quiero hablar más adelante, en otra entrada, pues no atañe directamente a la novela.

----------------------------------------------------------

Gracias por leerme, si compartís me opinión os invito a que valoréis el texto con la votación que veréis justo debajo y que me dejéis un comentario exponiendo vuestra opinión. ¡Quiero hablar de esto con alguien! Aunque ya me siento más desahogada habiéndolo escrito.

2 comentarios:

  1. Yo la verdad nunca he jugado Warcraft por lo que conozco muy poco de la trama. Se nota que sabes o te diste cuenta de bastantes irregularidades entre la novela y el juego XD
    .
    También estoy de acuerdo contigo en que metieron demasiado el tema de Jaina, pero quien sabe, tal vez el Rey Lich tiene su corazoncito XDDD

    ResponderEliminar
  2. Al principio te daba a entender que no, que Arthas pierde lo poco que le queda de humanidad al enfundarse el yelmo de Sauro... digoo del Rey Lich xD Pero luego, más adelante, en los parches, se ve que sigue siendo humano... es, raro xD Ya lo explicaré.

    Y no sé tanto como parece, hay cosas que me lío y como encima las cambian pues...

    ResponderEliminar