18 de diciembre de 2014

Arrugas (2011): Crítica


Hoy ha sido ya mi último día de clase y, salvo un examen, no hemos hecho gran cosa; bueno, realmente no hemos hecho prácticamente nada en toda la semana, con eso de que los profesores no querían empezar temario, así que una de ellos nos ha puesto la película de Arrugas, con el tema de que está relacionado con los estudios que estamos cursando. Y me ha encantado, es tan bonita como imaginaba y me ha hecho en más de una ocasión que se me saltaran las lágrimas.

Yo ya había oído y visto algo de esta película española en la televisión, con eso de que también se había llevado dos Goya en el 2012 al Mejor Guión Adaptado (pues está basada en un cómic de Paco Roca) y a la Mejor Película de Animación. 



Arrugas cuenta la historia de Emilio, un anciano que es ingresado en una residencia por su hijo al no poder hacerse cargo de él. Aunque Emilio está dolido con su destino pronto se relacionará con otros ancianos en la residencia entre los que se encuentra Miguel, que es un poco caradura pero que será su mejor amigo.


Estamos ante un drama muy emotivo y que muestra de una manera muy realista el proceso que sigue la temida enfermedad de Alzheimer, sobre todo desde el punto de vista del propio Emilio, quien poco a poco irá sufriendo sus estragos: olvidar cómo vestirse, quiénes son las personas que le rodean o pensar que le roban sus cosas. Sufrirá por ello más que nada porque le aterra acabar trasladado a la segunda planta del asilo donde tienen a toda la gente impedida o enferma mentalmente, algo perturbador a la vista. Pero no sólo seremos conscientes de sus problemas si no de los de otros ancianos de la residencia, como algunos que esperan tristemente la visita de sus familiares que nunca vienen ni vendrán.

Esto será lo que sienta Emilio el día que llega a la residencia.

Arrugas muestra la cruda realidad de hacerse viejo, el "egoísmo" de los familiares de estos ancianos que, como son un estorbo, aparcan en las residencias y ni tan siquiera se acuerdan de ir a verlos haciendo un hueco en sus vidas tan ajetreadas, olvidando que algún día ellos también envejecerán y sentirán esa misma sensación de impotencia y rabia al verse convertidos en estorbos cuando antes podían hacer cualquier cosa que se propusieran sin ayuda de nadie.

No reconocer a su nieto o equivocarse al vestirse serán los primeros síntomas de Alzheimer que experimentará Emilio.


Por cierto, si queréis leeros el cómic además de ver la película, la cual os recomiendo al cien por cien, os dejo el enlace aquí: Cómic de Arrugas - Paco Roca.

1 comentario:

  1. Muy buena historia, gracias por dar el enlace, ya me he leído todo el comic...

    También te recomiendo la Película Memento de Christopher Nolan; más o menos habla del mismo tema: La memoria. Seguro que te gusta, es una de esas películas de culto

    ResponderEliminar