30 de enero de 2015

[Crítica] Alien vs Predator: Especies Letales (1993) [#3 - #4]


¡Aquí vuelvo con dos nuevos resúmenes de la serie de Aliens vs Predator: Especies Letales! En esta ocasión vengo a mostraros los números #3 y #4; si queréis leer sobre el #1 y #2 visitad este enlace.

Parece que vuelve a repetirse el patrón de "el segundo es pura acción, mientras que el primero es más palabrería" pero que en cualquier caso la historia engancha de lo lindo, pues muchas son las incógnitas que se nos muestran en esta historia y todo parece muy difuso, aunque en estos dos números nos esperan cosas bastante interesantes. ¿Os animáis?


¡¡¡¡¡¡¡ ATENCIÓN, SPOILERS!!!!!!

#3 VIRTUALMENTE REAL


Caryn consigue ser rescatada por María y Shirow, rángers que envía su marido tras su pista, y llevada de vuelta al crucero espacial. Sin embargo, pronto será informada sobre que todo lo vivido era efectivamente una prueba virtual y, por tanto irreal, ideada por Toy para ayudarla a superar sus pesadillas.

La Sra. Delacroix acepta las explicaciones e intenta volver a su rutina, pero entonces verá que las pesadillas siguen ahí y que van incluso a peor, por lo que llegará un momento en que se sentirá confusa con todo lo que ha pasado y comenzará a pensar que se ha vuelto realmente loca.



Sin embargo nosotros sí que sabremos enseguida que la pobre Caryn es víctima de un engaño, que lo de la selva realmente ocurrió y que mantienen confinada a la criatura que la secuestró en un laboratorio secreto. Los rángers también tendrán ligeras sospechas de que algo pasa, sobre todo María, pero no llegan a avanzar mucho más en sus pesquisas.

¡Y lo más interesante! En aquí cuando se nos desvela que el Depredador no es "él" si no "ella", convirtiéndose Especies Letales en uno de los dos únicos cómics (los libros son otro tema) en los que podemos ver a una hembra de la especie, la cual no parece diferenciarse mucho de los machos en este caso salvo por su tamaño y musculatura, bastante mayores.
De todos modos, aquellos espabilados de seguro os disteis cuenta que había algo raro en el Depredador de la primera portada, pues a pesar de haber visto armaduras similares en otros lugares, muy pocos son los que la usan y ésta en concreto es muy redondeada, lo que sin duda a más de uno nos llevó a pensar en "senos", aunque Grandullona (Big Mamma en la versión original) carece de ellos. Pero esto es sólo en la portada, como veis en el resto del cómic la armadura es más estándar y nos confunde volviendo a pensar en ella como un varón.
Y como dibujante aficionada añadiré que la postura de la misma también es muy femenina, puesto que he visto a muchos personajes femeninos de cómics exactamente con la misma pose; se mueve rápidamente pero con cierta gracia; sin duda, detalles muy discretos para llamativos para que esto no nos pillara de sorpresa:

(Por cierto, si queréis saber más sobre las hembras de la especie aunque desde otras fuentes, entrad aquí)


Teniendo esto en cuenta entendemos el especial interés que siente el tipejo este, Dematier, por ella, aunque su deseo porque Grandullona aún sea fértil es más que llamativo. ¿Acaso posee un macho en la recámara y quiere aparearlos? ¿O quiere extraerla lo que sea que use para gestar para hacer pequeños Depredadores probeta? 

Por último, Caryn encontrará, por accidente, las pruebas que necesita para saber que todos, tanto su marido, como su ahijado le han estado engañando, y no se debe precisamente a las respuestas ambiguas de Toy al respecto. Esto es decisivo, pues una idea comenzará a cuajar en la mente de la mujer trofeo:



#4 LA GRAN EVASIÓN


¡Me encanta esta portada! Es preciosa, tanto por la cara de la Depredador como por Caryn, que despide una energía, fuerza y determinación bestiales y es que este va a ser uno de los números más interesantes y moviditos de la serie.

Como bien promete el título, tendremos una fuga intensa por delante, pues Caryn tomó la decisión de rescatar a la Depredador de las instalaciones, por lo que no dudará en usar todas sus armas de mujer para salir victoriosa, teniendo cada vez menos dudas con que todo lo que le ha ocurrido es real y que la Depredador está, de algún modo, conectada a ella, aunque no llega a imaginarse por qué.




Aunque al principio Caryn no lo hace nada mal para su sorpresa, pronto comienza a tener problemas, sobre todo cuando Salazar da la voz de alarma al haber sido rescatada por María y Shirow y varios miembros de seguridad se personan en el lugar.

Entonces Grandullona desatará toda su furia y fuerza de cazadora y tomará las riendas de la situación, dejando claro que la han enfadado (y mucho) con eso de tenerla atada a una mesa de laboratorio:



Como bien dice Grandullona, "esto va en serio" pues la fuga no sólo se salda con la destrucción de las instalaciones y unos cuantos muertos, si no que tanto ella como Salazar acaban mortalmente heridas, pues María abre fuego contra la Depredadora y no la remata porque Caryn decide intervenir, mientras que la jefa de seguridad casi se quema viva. 
La decisión de Caryn las permite subir a una nave y escapar del crucero espacial dejando una estela de destrucción  tras de sí.



FIN DE SPOILERS

¡Hasta aquí los resúmenes! Me han gustado mucho los dos números, aunque en especial el #4. Están genialmente narrados e ilustrados y la historia sigue tan enganchante como al principio.


No hay comentarios:

Publicar un comentario