2 de enero de 2016

Star Wars Episodio VII: El Despertar de la fuerza


Con cierto retraso, como es habitual en mí, por eso de evitar insoportables aglomeraciones de personas y por otras razones que no vienen al caso, puedo decir por fin, tras semanas estando alerta al entrar en las redes sociales para evitar posibles spoilers, que he visto el último y nuevo episodio de Star Wars: El Despertar de la Fuerza.

Por cierto ¿cuánto ha sido de intenso el bombardeo que hemos sufrido en la televisión, internet y otros tantos medios de comunicación? ¿Cuántos productos y juguetes han sacado con los personajes de la nueva película de Lucas Disney y de las anteriores? No, en serio, ha sido brutal la campaña publicitaria que se han marcado y la expectación que han generado, teniendo a fans y no fans de la saga en ascuas hasta el día de su estreno, 18 de Diciembre. Eso sin contar con todo aquello que ya salía en los meses anteriores.

¿Para mí ha merecido tanto la pena la expectación y la espera? Y yo soy de esas que, normalmente, arquea una ceja cuando ve algo nuevo de sus historias favoritas, sobre todo si llevan las riendas otros diferentes a los originales... contestando a la pregunta que planteo al principio del párrafo diré... NO.



No sé si precisamente por tanto bombo y platillo como he explicado arriba, unido además a comentarios en las redes sociales bastante entusiasmados y encantados provenientes de gente que conozco (y no conozco) que son o dicen ser amantes de la saga intergaláctica... repito, no sé si precisamente por culpa de estas personas me he puesto a ver la película con bastantes buenas expectativas y no con mi normal excepticismo para luego llevarme el chasco quedándome decepcionada.


PRECAUCIÓN AMIGO CONDUCTOR,
 SE AVECINAN SPOILERS!


¿Por dónde empiezo? 

Veamos, tenemos a un personaje que se ve acorralado por los malos, que tiene un mapa importante que no puede caer en sus manos y decide dejarlo en un androide, alejándolo de la acción y quedándose él para distraerlos y así darle tiempo a poner distancias. Finalmente es capturado e interrogado por el antagonista de la peli.
Por otro lado, el androide llega a un paraje desértico donde será encontrado por quién será el héroe, aquel que se enfrentará al antagonista y sobre el que recae el peso de todo, teniendo que llevar al androide a su "dueño"...

Desierto, droide con mapa, salvador, chatarreros, persecución... acabo de tener un déjà vu.

Ah, disculpad, no estoy hablando del Episodio IV: Una Nueva Esperanza, si no que estoy hablando de este Episodio VII. Naturalmente que ocurren otras cosas diferentes, pero este comienzo es demasiado similar, sólo cambiamos a Leia por Poe, a Luke por Rey, a R2-D2 por BB-8 y a Darth Vader por Kylo Ren
Este último por cierto, merece una mención, porque aparte de ser feo de narices no pega en absoluto con el resto de su familia... ahí dejo esa parte, y me parece además un gran paquete y que incluso Darth Maul, que igualmente era un aprendiz como él, hubiera tenido muchas más posibilidades de crear una figura más imponente que él, que no puede ni con dos personas que no han sido adiestradas en el arte de la lucha de la espada como él.
Un punto que sí me ha gustado es que han vuelto al estilo de lucha tradicional a lo caballero medieval con los sables láser y no al estilo kung-fu de las nuevas entregas.
La cosa no acaba ahí: nave destructora de planetas que hay que destruir porque si no es la aniquilación de los buenos, sólo se puede destruir disparando en cierto punto... ¿alguna duda del calco? Aunque aquí todo es mucho más grande y, cuando digo todo, es todo.

También veremos que el antagonista, a pesar de no imponer como sí lo hacía Darth Vader, cuenta a su vez con un Maestro, que realmente es el jefazo de los malos de una manera muy similar al Emperador. Cambiemos también el nombre de Imperio por Primera Orden y a los de La Alianza Rebelde por La Resistencia.


Resumiendo, El Despertar de la Fuerza es una sombra pálida de Una Nueva Esperanza, al menos para mí, por mucho que algunos en internet aseguren que no. Tampoco me ha mantenido interesada y en vilo, no me ha cautivado como sí hicieron el resto de películas (incluyendo las 3 últimas): apenas salen extraterrestres, los planetas que se ven recuerdan mucho a otros que salen en el resto de películas (Jakku es igualito a Tatooine, con usureros y vasallos incluidos) y no ocurre nada realmente emocionante, por muchos guiños que hayan querido meter para enganchar a los nostálgicos con tanto uniforme de soldado imperial, X-Wing y Halcón Milenario por ahí.

Pongo esta imagen porque apenas hay para poner...

Es como querer repetir hasta la saciedad lo que ya hemos visto y vivido, alejándose incluso de El Universo Expandido pero a su vez bebiendo mucho de él en su justa medida (hay una mezcla de hijos súper extraña, por cierto) pero que igualmente entramos en una espiral de la que parece imposible salir. Quizá también empeore la experiencia, obviamente un par de cosas:
1. Que faltan otros dos episodios donde se responderán muchas cuestiones.
2. El argumento carecería de emoción ya sólo de por sí, puesto que, al contrario que lo que ocurre con los Episodios del 1 al 3, no cuenta el inicio de algo que existió, si no el principio de algo desconocido que está por venir.

Por supuesto que cuando salgan los otros dos episodios los veré, pero no con tanta ilusión como la que se me generó tontamente por leer críticas que me fueron imposibles de esquivar, tan encantadas que no sé cómo se pueden llamar fans, a mí me parece más postureo que otra cosa. Me ha sabido a tan poco que no tengo mucho que decir. Al menos me quito el riesgo de sufrir spoilers por los tuercebotas de tuno que se ponen a soltarlos en mitad de juegos on-line, como le pasó a Krower el día anterior a verla.


Precisamente esa... muerte... es... desgraciados.

6 comentarios:

  1. Estoy complemtamente a favor de tu opinion, haber las que estan por venir que tal...

    ResponderEliminar
  2. El análisis muy ameno, como todos. Y bueno... coincido en que es la peor de las 7 pero yo soy del pensamiento (como tú también has remarcado) de que esta película se hará buena en su conjunto, cuando salgan las dos que faltan. También se hace patente el toque Disney y eso... es muy poco Star Wars. Creo que Disney debería dejar su ego de compañía todo poderosa y no querer marcar tanto su sello... deberían haber cogido las ideas que Lukas les ofreció o a menos partir de los cánones ya creados en los universos literarios de Star Wars en lugar de querer hacer su propia versión.

    Y lo de Kylo Ren.... también tengo la teoría de que lo han hecho un manta a posta, para que su evolución en los próximos episodios sea impactante. Pienso que no pudo con Rey ni Finn más que nada por su obnubilación, no porque realmente fuera peor luchando que ellos.

    Un saludo Eiko!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, tendremos que esperar a ver las otras dos para ya concretar, pero como te digo, me he quedado muy fría con la película.

      Yo también pienso que la segunda será otra copia del episodio V, con el entrenamiento de Rey... pff xD

      Eliminar
  3. Interesante perspectiva, completa, clara y objetiva. Definitivamente con Star Wars, me llevé una gran sorpresa. Como espectadora que ha asistido a los estrenos de los films previos, que prácticamente ha crecido con la primera trilogía, sólo puedo decir que me he enfrentado a una sensación con doble filo. Por un lado, feliz de reencontrarme con los viejos personajes, de palpar a ratos el espíritu de los films originales, de sentir la fuerza correr por mis venas mientras disfrutaba de una más que brillante mezcla de efectos digitales y físicos (uno de los mayores aciertos del film); pero por otro estaba todo el rato por delante del film, sabiendo en cada momento lo que iba a pasar, algo que sólo debe estar destinado a los más que necesarios segundos visionados. Ejemplo: en cuanto Han Solo llama a su hijo, sabemos qué va a pasar, y el momento, aunque bien interpretado, no posee fuerza. Pero sería injusto acribillar la película por ser a ratos, demasiados, predecible y casi una fotocopia de los instantes de la película que lo empezó todo. Al final El despertar de la fuerza parece más una película nostálgica que funcionará como transición para la nueva etapa de Star Wars ahora bajo la administración Disney Studios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! ^^

      Creo que todos los que nos criamos con las originales pasamos por las mismas sensaciones de "déjà vu". Eso sí, yo lo de Solo no se lo perdono, a la par que parezca que está divorciado de Leia. ¡Son la parejita ideal!
      Ya digo, a mi no me ha desagradado pero tampoco me ha entusiasmado. Es una película neutra para mí, exactamente por lo que digo y tú dices también en tu comentario, muy preciso por cierto.

      Gracias por la visita :)

      Eliminar

Traductor