17 de enero de 2016

[Análisis] Bloodrayne


No ha sido hasta hace poco que he tenido ocasión de jugar a Bloodrayne, un juego que ya tiene sus años y que no paré de ver, en su día, en tiendas especializadas y del que una buena amiga, Razielfilth, es una gran fan. Viendo que era de vampiros quise jugarlo, pero curiosamente, fue de esos juegos que olvidé y con los que jamás me hice para mi fuente de vicio constante en aquella época, la Playstation 2.

A pesar de no haber cosechado un gran y sonado éxito la red está llena de un sin fin de fanarts y fanfics sobre el personaje principal cuyo nombre aparece en el título, por lo que seguro que no os es desconocida. Una fémina de esas de armas tomar que tiene, yo creo, más éxito entre el público masculino por sus más que evidentes atributos físicos, pero que incluso entre el público femenino consigue ganarse fans gracias a su personalidad. Y ahí entramos Razielfilth y yo.

Procedamos a comentar cositas sobre el juego.


Bloodrayne vio la luz en el 2002 en las consolas de la época (Playstation 2, Xbox 360 y Gamecube) y también en PC, si bien es cierto que por lo visto esta versión fue la peor pulida de todas; yo he jugado esa precisamente, desde la plataforma Steam, aunque hablaré sobre este punto al final de la entrada.
Como su género nos adelanta (hack and slash y acción-aventura) tendremos unas buenas dosis de combates que para la época no están nada mal, aunque también tendrá sus momentos plataformeros (pocos) y, aunque los escenarios son bastante grandes, la exploración será sólo para buscar las nuevas zonas a las que ir o armas, puesto que no hay ningún tipo de coleccionable que nos desbloquee cosas en el menú ni nada por el estilo.

Ambientado en los años 30 del siglo pasado encarnaremos a Rayne, una Dhampir (mitad humana mitad vampiro) que anda en busca de su padre; su búsqueda se verá interrumpida por la Brimstone Society que la reclutará para que investigue una extraña enfermedad que está asolando pequeños pueblos de Louisiana; allí averiguará que el causante es un tal Wulf, un nazi jefe del Gegengeist Gruppe que estudia cosas paranormales y cuya misión es encontrar los restos de Belial para utilizarlos en beneficio de Hitler. Aquí el juego pegará un giro radical y Rayne tendrá que impedirlo cazando a los diferentes cabecillas de la organización.



Todos aquellos que juguéis a Bloodrayne no vais a poder evitar encontrar muchas similitudes con Blade; los protagonistas de ambos shows son mestizos de humano y vampiro teniendo lo mejor de cada especie (aunque con sed de sangre), ambos armados con diferentes armas y expertos en artes marciales y eficaces asesinos, fríos, descarados y mal hablados.
La verdad que la personalidad de Rayne mola y es divertido oírla soltar cosas durante el combate como "Shh, cariño, ¿qué van a pensar los vecinos", "No juegues con armas que te vas a hacer daño" o insultos como "Gilipollas" (también más gordos como "zorra", "hijo de...", etc) y ver cómo sonríe con cierto toque travieso y cruel tras haber decapitado o cortado por la mitad a sus víctimas a pesar de que, según ella, rechaza el asesinato gratuito. Unido a su voluptuosa apariencia enfundada en cuero hace que sea uno de los personajes femeninos más sexys de los videojuegos.
Al ser un hack and slash el punto principal del juego son los combates continuos y es indispensable que seamos conscientes de las habilidades de Rayne y de las armas con las que cuenta; posee fuerza sobrehumana, una gran velocidad y también una buena resistencia a las heridas. El agua no la matará como a los vampiros pero sí la hará daño. Al necesitar sangre para vivir ésta será también la respuesta a sus heridas, pues sanarán al instante y, curiosamente, podremos beber sangre de casi cualquier enemigo (incluso estando enfermo). 
El problema para mí y que lo veo mal pulido es el sistema de salto: Rayne salta muchísimo y es muy difícil determinar dónde aterrizará porque aunque podamos cambiar la trayectoria con las teclas de dirección cuesta mucho al principio hacer saltos precisos y tendremos que tirar de los tirabuzones para ajustarlos, aunque por suerte habrá contadas ocasiones en las que tendremos que hacer saltos excesivamente precisos como mantener equilibrio sobre cables, si bien es cierto que ella, automáticamente, se colocará.


Por otro lado tendremos armas de dos tipos: cuerpo a cuerpo y a distancia. Las primeras son: las cuchillas gemelas con las que cortaremos a los enemigos en cachitos con grandes salpicones de sangre y el harpón para inmovilizar y matar de un golpe al permitirnos alimentarnos.
Las armas de fuego (ligeras, pesadas y especiales) las encontraremos por los escenarios y las soltarán los enemigos, eliminándolas Rayne en cuanto nos quedemos sin balas. El modo de apuntar es auto, aunque existe un modo manual algo incómodo pero que en más de una ocasión será útil; el automático apuntará al enemigo más cercano y podremos combinar perfectamente el combate entre ambos tipos de armas de una manera muy eficaz
Aparte contará con habilidades sobrenaturales como lo son la visión de aura que le permite sentir la presencia de seres vivos y dónde encontrar el objetivo de la misión, algo super útil para no perderse al no tener ni mapa ni brújula para saber dónde tenemos que ir y otras relacionadas con el combate y que irá adquiriendo al "subir de nivel" al derrotar a determinados enemigos importantes, como el poder "ralentizar" el tiempo para esquivar balas y matar con mayor eficacia o una especie de visión de águila que permitirá hacer de francotirador.


Por el resto el juego, realmente, es repetitivo porque siempre tendremos que hacer lo mismo; ir a un sitio a matar X aniquilando a cientos de enemigos por el camino, o coger determinada cosa para poder avanzar... y, sin embargo, uno no se cansa (al menos yo) de pulsar una y otra vez las mismas teclas y ver a Rayne moverse pintando de rojo las estancias, llenándolas de tripas, cabezas y otros miembros amputados. Este juego con los gráficos de ahora sería para quitar el hipo, la verdad, por lo que para la época lo considero todo un  juegazo. Por quejarme de algo diré que algunas líneas de diálogo de nuestras víctimas son muy limitadas y repetirán constantemente lo mismo.

Su duración por desgracia es corta, teniendo 3 episodios sin contar el tutorial, a pesar de que algunos combates contra jefes son más difíciles al tener estos (por otro lado inexplicable al ser humanos) mejores atributos físicos que Rayne para el combate, nos llevará unas 6-7 horas terminarlo.


Bloodrayne me ha parecido un juego que, aunque gráficamente ha envejecido mal, no ocurre así jugablemente. A pesar de su antigüedad pienso que su sistema de combate está bastante bien, tanto ejecutado como por las posibilidades que ofrece, y su dificultad será suficiente como para mantenernos ocupados un tiempo (en normal algunas fases cuestan un poco, sobre todo ciertos jefes, así que ni imaginar en niveles superiores). Unido a esto y al carisma de la protagonista y su propia naturaleza hace que este juego sea muy recomendable por mi parte.

Sobre la versión de Steam comentar que tendréis que bajaros un parche aparte para poder ponerlo en Español y para cambiar la resolución y otros aspectos del juego, pues no se ha implementado ningún sistema para ello por parte de ninguna plataforma. Aquí os dejo el enlace al mismo.


Esto para el que no le guste la entrada... ¡qué va, es broma! :D

6 comentarios:

  1. Qué recuerdos, también solía verlo en las estanterías de las tiendas de videojuegos pero nunca me animé a probarlo. Habrá que apuntarlo para alguna rebaja de Steam.

    ResponderEliminar
  2. Nunca lo compré y eso que lo vi tirado de precio en muchas ocasiones. Ahora quizá le de una oportunidad en un futuro... quién sabe.

    ¿Sabes que se hizo una película de mierda sobre el juego?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De hecho se hicieron 3 películas, me parece, creo que todas igual de malas, o sea que fíjate jaja Serán tan malas que nunca las he visto que las echaran en la tele... xD

      Te recomiendo que sí le des una oportunidad y que le eches algo de paciencia a los controles.

      Un saludete!

      Eliminar
  3. ¿Este juego tiene alguna relación con los LOK? La debilidad del agua es muy personal de esa saga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, está basado en el famoso juego de rol. Está ambientado en el mundo de Tinieblas pero no tiene nada que ver con LoK ^^

      Eliminar