7 de junio de 2015

[Crítica] Agents of Law #6: ¡Los Predator atacan! (1995)


Para comprender un poco mejor lo que ocurre en Agents of Law #6 será necesario leernos los otros cinco números, pero no obligatorios; realmente, en toda la serie, el Depredador sólo aparece en este último. Pero su contrincante humano, Law, arrastra historia desde el resto e, incluso, otros tantos cómics como son Division y Dark Horse Heroes: Revelations, también de 1995.

Para precisar, estamos ante un crossover de personajes de Dark Horse; por un lado, están los Depredadores que han protagonizado muchos de sus cómics (tienen licencia exclusiva) y, por otro, superhéroes propios que no tuvieron tanta repercusión. 
Es más, este cómic es el último que sacaron precisamente por este problema, por lo tanto nadie sabe qué pasa después de su desenlace tan abierto.


Como ya he dicho, éste es el #6 y último de una serie, lo que nos ayudará a entender por qué el principio va tan directamente al grano, aunque por otro lado nos hará preguntarnos qué tiene de especial Law para ser tan interesante para el Depredador y de qué demonios están hablando en la primera página.


Ahí va lo más básico: todo ocurre en Golden City, una ciudad utópica fundada por una superheroína llamada Grace. Todo iba a ir bien hasta que ésta es asesinada y un desconocido la lleva hasta la ciudad... el tal Law, que además posee superpoderes para nada especificados.

No debe engañarnos con ese aspecto que a mi, no se por qué, me resulta de lo más follable seductor (supongo que me recuerda a otro personaje de otra historia que me lo parece) porque es un cabronazo malo malísimo y acaba convirtiéndose en dictador de la ciudad, a la que previamente engañó para que lo quisiera. No hay más que ver cómo sonríe cuando juega al gato y al ratón con el cazador.

Para más información, deberíais leeros los números anteriores, algo que yo estoy haciendo, porque ya el tío me llamó tanto la atención que no lo he podido evitar, aunque no he podido encontrarlos en castellano.


Lo único que ocurrirá en este número que nos atañe porque aparece Depredador será la lucha que se van a traer estos dos. Ambos van a recibir y a encajar golpes, por lo que la contienda estará tan igualada que no sabremos cómo terminará.

No quiero spoilear, pero hay una curiosidad que quiero compartir: el final iba a ser muy diferente porque no tenían intención de que este fuera el último número pero, como ya dije, por -supuestamente- temas de ventas se cambió. ¿La razón exacta? Ni idea, quizá quisieran cerrar un círculo para que no pudiera explotarse en un futuro, quién sabe. Creo que ya he dado demasiadas pistas.


No me desagradaron en absoluto los dibujos pero podría haber estado mejor dibujado en algunos detalles y sobre todo el Depredador sin máscara, aunque el dibujante no es el mismo que en los 5 números anteriores, siendo el dibujo previo de mejor calidad para mi gusto. El cómic también viene en color y está diseñado de tal manera que no resulta confuso ni hay amasijos de dibujo que no se saben ni qué son, como ocurre en muchos otros cómics.



Por cierto, si queréis que os comente y enseñe algo de Agents of Law decírmelo en los comentarios, puesto que como no están dentro de lo que concierne a esta sección de Cómics de Depredador, no tenía previsto incluirlo. Pero si os interesa, lo encajaré en otra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario