4 de julio de 2016

[Reseña] El último judío - Noah Gordon


En esta ocasión la recomendación de leerme el libro que os traigo hoy al blog ha venido de mi señora madre. Me adivirtió que me gustaría mucho y, en efecto, así ha sido. Me lo he ventilado en apenas un par de semanas en el transporte de casa al trabajo y trabajo a casa y, como viene siendo un habitual, me ha dejado con ganas de más. 

El último judío tiene como protagonista al joven Jonah Toledano (Jonás), un muchacho judío que queda separado de su familia durante la época inquisitorial de España bajo el reinado de los Reyes Católicos, momento en que los judíos fueron expulsados del territorio peninsular. Este libro nos cuenta sus andanzas en pos de una supervivencia y de encontrar un lugar donde nadie pueda perseguirle por lo que es nunca más.




Siendo el primer libro que leo de Noah Gordon he de admitir que no se me ha hecho para nada pesado, y es que en absoluto lo es, me ha sorprendido su forma de estar redactado. Sencillo, claro y al grano sin entrar en demasiadas descripciones tediosas sobre paisajes y otros aspectos, si bien es cierto que al principio la lectura se me hizo un poco liosa por el número de personajes que aparecen y por lo entrelazado de sus vidas por no decir de cierta cantidad de nombres que no volverán a salir en toda su extensión pero que intentas memorizar por si las moscas. De hecho ocurren tantas cosas tan superfluas que llegas a preguntarte si el autor se las había podido ahorrar y profundizar más en otras.


La historia no gira siempre sobre Jonah, no al principio, y es que detrás se esconde una trama que es el detonante de la situación del muchacho y que provoca la pérdida de parte de su familia. Nos pensaremos que todo esto tendrá mucha importancia en un futuro pero en absoluto, puesto que no volveremos a saber gran cosa sobre ese tema hasta bien avanzada la novela.
La mayor parte de la misma abarcará el largo viaje de Jonah y los múltiples papeles que le toca desempeñar, desde campesino hasta marinero, pasando por la herrería y finalmente por la medicina durante largos años de vagar de un sitio a otro, teniendo que marcharse en muchas ocasiones porque el lugar o no le aporta nada o porque ocurre algo que pone en peligro su integridad. Y es que no es para menos, pues si le pillan se enfrenta nada menos que al llamado auto de fe, que consistía en un juicio llevado a cabo por la Inquisición, quizá con torturas, para culminar en una muerte lenta y dolorosa en las llamas de una hoguera o la más piadosa del garrote, si el judío abandonaba sus creencias y abrazaba el cristianismo.

Así Jonah será un personaje de lo más camaleónico por los diversos trabajos que realizará y las identidades e historias que asumirá para ocultar su auténtico origen. Esto le va a llevar a una existencia de lo más triste y solitaria aunque hará buenas amistades y conocerá gente maravillosa en su largo camino hasta el final.


Os recomiendo mucho su lectura, sobre todo si no sabéis que leer y os apetece algo rápido y ligero, pues este libro no llega a las 500 páginas en su edición de bolsillo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Traductor