15 de enero de 2017

[Reseña] El Rey de Amarillo - Robert William Chambers



Hace unos meses conseguí hacerme con este libro de pura chorra porque no fui a la tienda buscándolo precisamente pero cuando le vi no pude resistirme y para la saca que fue. Sin embargo no fue hasta unas cuantas semanas después que me lo acabé leyendo y hasta ahora, otras tantas semanas después, he decido hacer la reseña, que se me acumula el trabajo (de todo tipo, para mi desgracia).

No os engañéis por el título pues realmente El Rey de Amarillo es un compendio de diferentes relatos de temática de terror que publicó Chambers en 1895 (realmente un compendio mayor del que viene aquí pero éstos son los que tuvieron repercusión), cuya trayectoria apuntaba más al arte que a la escritura en un principio pero que al final este hobby se convirtió en el trabajo principal de este señor. Sin embargo decir que estas historias están todas relacionadas entre sí y bailan cogidas de la mano alrededor de una obra teatral ficticia bajo tal título que vuelve loco a todo aquel insensato que decide sumergirse en sus hojas: El Rey de Amarillo.




Primero enumeraré los relatos pero no voy a entretenerme en comentarlos uno por uno de una manera extensa porque creo que esta entrada quedaría larguísima y más bien prefiero comentarlo de manera genérica: 
  1. El Reparador de Reputaciones.
  2. La Máscara.
  3. En el Pasaje del Dragón.
  4. El Signo Amarillo.
  5. La Demoiselle d'Ys.
  6. El Creador de Lunas.
  7. Una velada placentera.
  8. El Emperador Púrpura.
  9. El Mensajero.
  10. La Llave del Dolor.


Como digo están todos conectados entre sí, algo de lo que os daréis cuenta según los vayáis leyendo, pero aparte tienen otra cosa en común y es el estilo en el que están redactados. Me parecieron hasta cierto punto repetitivos, sobre todo en lo que a la parte del argumento se refiere siempre que aparece una señorita de por medio (el protagonista conoce a una misteriosa mujer, ambos se enamoran pero ella tiene algo sobrenatural o extraño, etc) por lo que ya me resultaban de lo más predecibles. Además curiosamente la mayoría acaban bastante bien, he de admitir que me ha chocado porque me acostumbré demasiado a Lovecraft y creo que me esperaba un estilo similar.

Seres sobrenaturales o venidos de más allá de la muerte y del tiempo, intelectos perturbados, amenazas invisibles  y otras tantas cosas extrañas poblarán estos relatos llenos de misterio y que tan alabados fueron en su día por escritores como el mencionado Lovecraft (la obra maldita le inspiraría para crear el Necronomicón) o Bierce (del cual Chambers precisamente tomó prestada Carcosa para incluirla en su relato ficticio de El Rey Amarillo). Y hoy en día sigue muy presente en juegos de mesa e incluso en la televisión (como en la serie de True Detective como bien sabréis). Y es que la verdad que algunas ideas son de lo más originales.

Es posible que algunas de las historias os dejen indiferentes o que os gusten, depende un poco de vuestros gustos personales y de si estáis acostumbrados a este tipo de relatos, que pasan por lo bizarro, lo extraño y lo macabro.
¿Cuáles me gustaron más a mi? - El Signo Amarillo, el Mensajero y En el Pasaje del Dragón. Los propios supuestos fragmentos de El Rey de Amarillo en sí.


Nota: no debéis confundir términos, aquí una aclaración:
Por un lado tenemos la obra de teatro El Rey de Amarillo (repito, ficticia) y por otro, tenemos al personaje de el Rey Amarillo como tal, si bien es cierto que hay confusiones debido a que por ejemplo incluso el nombre de Hastur sirve tanto para designar una localidad (en Hali) como a una entidad (el menda en sí). Y Hastur es el Rey Amarillo en los Mitos de Lovecraft. En cualquier caso mejor no nombrarlo (por algo es llamado el Innombrable) y menos invocarlo; si posees el Signo Amarillo bien porque te lo encuentres o bien porque te lo encasqueten es muy probable que le atraigas y no acabe nada bien para tí. 

Hastur con el Signo Amarillo (adoro esta ilustración)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Traductor