13 de enero de 2017

Hive: La colmena


Otro de los regalos de aniversario de mudanzas que me hizo Krower (pasándose en total siete pueblos) y del que poco puedo comentar porque no hemos jugado demasiado pero aún así creo que puedo hacer una reseña más o menos decente, si bien breve.

Breves también son las partidas por lo general en Hive: La colmena. Estamos ante un juego de estrategia muy similar al ajedrez si bien es cierto que con menos piezas, sin tablero y con otro tipo de movimientos y tácticas. ¿Echamos un vistazo?


Hive: La colmena recibe este nombre por la temática que presenta; tenemos diferentes bichos que juntos forman una colmena, si bien es cierto que en ninguna colmena real nos encontraríamos semejante batiburrillo de artrópodos. Comentaré sobre el juego base, sé que hay expansiones (el Mosquito, la Cochinilla y la Mariquita), pero de momento no las poseemos y, como es lógico, no puedo comentar al respecto.

Primero antes que nada voy a exponeros lo más básico. El juego está pensado para 2 jugadores pudiendo elegir entre piezas blancas y piezas negras, igualito que el ajedrez. Por cada jugador habrá 11 piezas, todas con la forma característica hexagonal de las colmenas (los insectos saben aprovechar al máximo el espacio). Tendremos diferentes tipos de artrópodos (evito usar insectos porque no todos los son como comprobaréis), cada uno con un comportamiento diferente:



La Abeja (1) - Es la más importante de todas, pues es la Reina. Para que os hagáis una idea equivale al Rey del ajedrez; si la Reina es rodeada por todos sus lados el jugador pierde la partida. Sólo puede mover de 1 en 1.

El Escarabajo (2)- Este insecto es el todoterreno de la colmena. Sólo mueve de 1 en 1 pero puede pasar por encima de otras piezas, bloqueando a la/s que quede/n por debajo de él y convirtiendo esa pila en el mismo color que ostente.

El Saltamontes (3) - Similar al escarabajo porque puede pasar por encima de otras piezas, si bien obligatoriamente debe aterrizar sobre el primer hueco vacío que haya en su trayectoria, que siempre será en línea recta una vez decidida la dirección.

La Araña (2) - para nuestro gusto la pieza más complicada pero que puede ser muy útil. Mueven obligatoriamente de 3 en 3 sin poder retroceder.

La Hormiga (3) - la más importante, pues no tiene límite de movimiento, si bien sólo puede moverse por el perímetro de la colmena.


Como bien decimos el objetivo es rodear por completo a la Abeja reina del rival para ganar la partida teniendo en cuenta las características de las piezas anteriormente descritas y sin importar el color de las mismas. Jamás de los jamases podemos dividir la colmena por cierto, por lo que tendremos que prestar una gran atención al colocar nuestras fichas.

La verdad es que, igual que con el ajedrez, cuesta bastante pillarle el tranquillo y más teniendo en cuenta que aquí no poseemos un tablero ni tenemos tanta libertad de movimiento como en el otro. Mis primeras partidas han sido frustrantes porque no conseguía concentrarme ni visualizar la trayectoria de Krower, que siempre conseguía encerrarme la Abeja reina sin conseguir hacer nada yo por mi parte (realmente, perdía por un turno), aunque las últimas dos partidas, tras mucho forcejear entre ambos, conseguí ganarle. Y es que apenas yo usaba más fichas que las hormigas, es importante ver en qué orden las bajas y sobre todo, intentar bloquear las del rival aprovechando la norma de no separar la colmena. Ni la ofensiva total ni la defensa total son recomendables y lo que tienes que intentar evitar, que suele pasar antes que el rodeo a la Abeja en sí, es que precisamente te la bloqueen por lo descrito anteriormente.
Como no puedes bajar las piezas entrando en contacto con las del color contrario también hace que si bajas una ficha pierdas ese turno, por lo que es recomendable prepararte bien la colmena para aprovechar ese turno, que es posible.
Por otro lado es una maravilla la manera en la que está presentado, las piezas de baquelita son preciosas y el juego trae una bolsita para poder guardarlas y llevártelas adonde quieras, además de que el material permite jugarlo en cualquier sitio, como puede ser la piscina, en un bar o tranquilamente en el salón de tu hogar.


EN RESUMEN
El juego goza de muchísima popularidad en internet a pesar de que es de esos que es muy probable que os canse o no os guste - yo lo recomiendo jugar durante un rato, aunque ya digo que hay gente que señala que es muy adictivo también su dificultad puede cansar rápidamente - y hay multitud de versiones del mismo, incluso caseras (me ha matado este de Mortadelo). Aparte queda limitado a dos jugadores si bien es cierto que lo podéis jugar en cualquier lugar gracias a su estupendo y precioso formato.

2 comentarios:

  1. No sabía de la existencia de este juego, o al menos no he reparado nunca en ello si lo he visto. No me he enterado muy bien de la mecánica, debería ver una partida de ejemplo tal vez. Me gusta la mecánica basada en hexágonos, de hecho voy a hacer spam... En el enlace que te pongo hay una "maqueta" que hice hace unos años para un posible juego de Android por si lo quieres ver, jeje.


    http://pixeljoint.com/pixelart/89378.htm

    Salu2!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En las tiendas especializadas sí que lo tienen, pero es verdad que no es de los que más veo y es, por lo visto, súper popular en internet. La única pega que tiene es que no te gusten este tipo de juegos estratégicos.
      En youtube seguro que tienes vídeos y puedes ver un poco, yo de momento siempre ando perdida xD

      Interesante maqueta por cierto ;)

      Eliminar

Traductor