11 de mayo de 2010

Indiana Jones FOA (IV)

- ISLANDIA -
Entra en la cueva que hay a la izquierda para encontrarte con el hombre del que habló Sofía en su despacho, el Dr. Heimdall. Aunque no parece muy contento con la presencia de nuestros dos amigos, estará más que dispuesto a rebelarte todos sus descubrimientos si le preguntas.



Voy a poner el diálogo mínimo para poder seguir avanzando en el juego, pero si quieres saber más cosas sobre “Hiperborea” puedes seleccionar el resto de opciones (está chulo de leer aunque Indy se muestre escéptico).
- Dr ¿qué esperas encontrar aquí?
- ¿Sabes algo del “Diálogo Perdido de Platón”?

- Bien, adiós.


Gracias a esta conversación, averiguamos nuestras dos siguientes paradas: Tikal donde podremos encontrar al Dr. Charles Sternhart y a Felipe Costa, localizado en Las Azores.
Yo pongo el trayecto correcto.




- TIKAL - 
Deberás adentrarte en la profunda jungla, donde verás varias entradas. No alarmarse. La entrada que nos hace avanzar es la cuarta empezando por la izquierda, el problema es que al final hay una serpiente enorme e Indy se negará a pasar (su famosa fobia a estos reptiles se lo impide). De modo que, lo que hay que hacer, es andar por la selva hasta que el Roedor Selvático se coloque en la entrada que lleva a la serpiente, como se ve en la imagen (paciencia):




Cuando esté situado ahí, dale un empujoncito con el Látigo, que la Madre Naturaleza ya hace el resto. Libre el árbol pues de la serpiente, ve hacia él para poder pasar… gran aventura, si no fuera porque al otro lado Sofía encontró un camino menos complicado para llegar (¬¬! jaja).

Ve hacia el templo o hacia la tienda de souvenirs para que salga un tipo. Este hombre con pintas de explorador preguntará y se iniciará un diálogo:



- No, gracias ¿Sr…? (Así se presentará como Charles Sternhart, el tipo que buscábamos).
- ¿Qué sabes del templo?

- ¿Por qué no podemos entrar?

- Soy el Dr. Jones, ¿basta ese título académico?

- Me gustaría mucho ver el templo.
(Ahora nos preguntará el nombre del Diálogo Perdido. Salen muchos nombres disponibles, pero para avanzar hay que tirar de sinceridad: )

- No sé el título.

Sternhart pues no te dejará entrar hasta que le digas el título. ¿Te has fijado en el lorito que repite? Pues el truco es hablar con el loro:
- ¿Título?
¡Qué loro más listo!¡Hermócrates! Provoca a Sternhart para que salga otra vez:
- Sobre entrar en el templo…
- Hermócrates.
Ale, para adentro ^^


En el interior de la pirámide veremos que no podemos hacer gran cosa. El problema es Sternhart, que no nos deja avanzar porque es un plasta. Habla con Sofía:
- ¿Podrías hablar con Sternhart y mantenerlo ocupado?
En tan encantadora compañía femenina, Sternhart baja la guardia. Sal de templo y ve a la tienda de souvenirs y coge la Lámpara de Queroseno. Entra al templo otra vez, abre la lámpara y úsala con Diseño en Espiral. Ahora puedes cogerlo.
Usa el Diseño en Espiral en la cabeza de la pared, lo que hará que parezca un elefante. Tírale de la trompa… ¡et voilá! Sternhart se te adelanta y roba la Piedra Terrestre, dejándote tirado y tú sin poder evitarlo. Fíjate en el objeto brillante (Cuenta de Orichalcum) de la tumba y cógelo, nos servirá.
Sal del templo, ve por el camino de la derecha y toma el jeep. No hay nada más aquí.




 - ISLANDIA - (otra vez)
Vuelve dentro de la excavación para llevarte la sorpresa de que Heimdall, por dedicarle tanto tiempo al trabajo, quedó congelado. Lo bueno, que ahora podemos examinar la misteriosa estatuilla, pero no podemos sacarla porque sigue atrapada en el hielo. Usa la Cuenta de Orichalcum en la boca de la estatua y… ¡tachán! Entra en calor y derrite el hielo. Coge la Estatuilla de Anguila y vete. No hay nada más aquí.



- LAS AZORES -
Ve hacia las puertas dobles y usa la opción Abrir. Indy llamará a la puerta y se asomará un vejete cascarrabias. El diálogo que tengas con él ahora no importa, porque no vas a conseguir nada, pero es importante que Indy hable con él primero. Ahora que te ha cerrado la puerta en tus narices, habla con Sofía, ya que ha criticado:

- ¡Habla con él!

Ahora Sofía lleva las riendas. Llama a la puerta otra vez y esta vez, el viejo será más amable:




- Espero que mi amigo no le haya molestado.
- Necesitamos su ayuda.

- ¿Qué sabe del “Diálogo Perdido de Platón”?
- (Todas las opciones, no importa el orden)
- ¿Sabe donde podría encontrarlo
- ¿Haría negocios con mi amigo?


Haz que Sofía hable con Indy.
- Mejor que te ocupes tú.


Manejando otra vez a Indy, llama una tercera vez a la puerta.
- Hablemos de negocios.
- Ofrezco esta estatuilla de anguila.

¡Aleluya! Costa nos dirá el nombre de la colección en la cual podremos encontrar el Diálogo Perdido e Indy sabe donde encontrarla.(el nombre de la colección tiene tres variantes, pudiendo salirte cualquiera de ellas… pero tranquilo, ¡que ahora te cuento en la siguiente entrada)





No hay comentarios:

Publicar un comentario