8 de febrero de 2022

[Reseña] Volumen 1 Teenage Mutant Ninja Turtles #19, #20 y #21 - Regreso a Nueva York

 


+


+



En Marzo de 1989 los seguidores acérrimos de las TMNT por fin podían ver cómo, tras casi 2 años de espera, los autores se "dignaban" en hacer avanzar al fin la serie regular con estos tres números, siendo el último de ellos publicado en Mayo de 1989. Un  número por mes para traer un arco genial que continuaría directamente desde aquél lejano número 11 con las tortugas regresando a Nueva York para derrotar a su archienemigo de una vez por todas. Toda esa espera para responder por fin a la pregunta mágica: ¿quién está debajo de la máscara del Shredder que les tendió la emboscada en casa de April en el número 10 y que por poco les cuesta la vida a todos?

Y ¿por qué tanta espera? Supongo que por las apretadas agendas de Eastman y Laird, que apenas tendrían tiempo para reunirse y hablar en serio sobre la trayectoria de su serie. 

Vamos a hablar pues del arco conocido como "Regreso a Nueva York":


  • Sobre Teenage Mutant Ninja Turtles # 19

Raphael, el más impulsivo e impaciente de los cuatro hermanos, está harto de "languidecer" en la granja de Northampton y está deseoso de volver a Nueva York para tomarles la revancha al Clan del Pie, a pesar de que sus hermanos no parecen estar por la labor, especialmente Leonardo que, como jefe, le ordena específicamente que aún debe esperar... cosa que él no aceptará, como habréis imaginado, iniciando así una pelea entre ambos de lo más violenta y que ganará Raphael, motivo por el cual volverá él solo a la ciudad. Ojo, este encuentro que puede parecer como un desafío por ostentar el liderazgo no lo es como tal porque, repito, Raphael se irá solo porque ni siquiera quiere que lo sigan... más bien sería una especie de lucha por la independencia, para dejarle claro a Leo que él hace lo que le dé la gana y no necesita su permiso... todo muy de adolescente, la verdad sea dicha.



Allí se encargará de emboscar a los ninja del Clan del Pie a la par que se topará con un nuevo aliado de lo más inesperado y que presentará a sus hermanos cuando, días después, vayan hacía allí buscándole. 



El #19 no posee muchos diálogos y, a pesar de eso, funciona muy bien, como viene siendo habitual en la serie de Mirage. Está lleno de acción desenfrenada, combates a muerte y disputas entre hermanos por diferencias de opinión: gracias a este número es un habitual en otras versiones de las TMNT ver a Raphael constantemente peleándose con Leonardo por el liderazgo, porque cuando sus opiniones chocan entre sí debido a la diferencia de sus personalidades no es nada extraño que puedan llegar a las manos. También por este episodio, aunque algo ya deducíamos en su número especial en solitario, Raphael también se ha ganado la fama de ser un tío solitario y que tiende a olvidar que, como familia, él y sus hermanos forman un equipo.


De hecho esto será importante más adelante dentro de este arco. Que por cierto, siempre me he preguntado qué opinaría el maestro Splinter de esta pelea entre hermanos; no sé, he echado de menos una viñeta donde al menos se le vea la cara ¿verdad? Ya que él es realmente el sensei y algo tendrá que decir al respecto del comportamiento de Raphael.

Por cierto,  como apunte a la cronología, todo esto ocurre por el 23 de diciembre de 1988 mientras que las otras tres tortugas regresan a Nueva York el mismo día 25 de diciembre: un año después del ataque de Shredder de los números One Issue de Leonardo y #10 de la regular. Lo sabemos gracias a los periódicos que, de manera no muy sutil, nos enseñan en el cómic, algo que se agradece. Lo que quiere decir que las tortugas tienen aquí 18 años y han pasado 3 años desde que enfrentaran a Shredder por primera vez allá por el #1 (recordemos que ahí tenían 15 años) 


  • Sobre Teenage Mutant Ninja Turtles # 20

Uniendo sus fuerzas a Zog, un triceraton que quedó varado en el planeta tras el evento con el Fugitoid, las tortugas como equipo darán con el cuartel general del Clan del Pie, por lo que decidirán ir allí a hacerles una visita para decirles cuatro cosas sobre lo sucedido un año antes en casa de April. 


Aquí veremos cómo concluirá la breve trama de Zog y cómo nos harán una inquietante, a la par que extraña, revelación cuyo desenlace tendremos en el siguiente y último número de este arco.


He aquí una cosa que me trae de cabeza y que ya avisé en su momento cuando estábamos allá por el número 7 de la serie regular: si mal no recordamos (y si no es así es tan sencillo como revisar el cómic) había 3 triceratones que llegaron a la Tierra después que los Utroms reactivaran el Trasmat para traer de vuelta a las tortugas. Posteriormente hay una refriega y vemos como mínimo 1 de los 3 es asesinado por Raphael mientras que el resto quedan, como mínimo, inconscientes por los rayos incapacitantes de los Utrom. Lo último que veíamos de ellos era cómo eran apartados a un lado para despejar la zona y poder trabajar con el Trasmat; luego venían los militares y tras huir los Utrom con las tortugas y el Fugitoid el edificio de T.C.R.I. se venía abajo para no dejar pruebas. 

Está claro al ver a Zog que al menos uno de los triceratones sobrevivió al derrumbe y desde entonces ha vagado por las alcantarillas de Nueva York degradándose su mente poco a poco al tener su respirador roto (recordemos, nuestra atmósfera es tóxica para ellos). Aquí hay varias cuestiones que, como digo, me traen de cabeza como escritora asidua de fanfictions pues me baso en tramas escritas para crear otras... cuando hay agujeros de este palo, he aquí cuando intento buscar una explicación posible a lo que sucede.

¿Acaso los Utrom incumplieron su palabra de devolver a los Triceratones a su mundo natal? A ver, yo también me cabrearía si a pesar de que se lo aviso se lían a tiros y a hostias conmigo, pero me parece un poco fuerte que se les haya olvidado. Suponiendo que así fuera, un despiste o que se enfadaran y no les diera la gana (a fin de cuentas se habían enfadado también con las TMNT y no las querían traer de vuelta en un principio según decía Splinter en dicho número) ¿de verdad se ha tirado un año entero el triceraton sin salir de la alcantarilla? ¿Llegó ahí tras el derrumbe y no ha salido por la ciudad ni nadie le ha visto? ¿Qué ha comido, qué ha hecho todo ese tiempo? Porque aunque esté loco, eso no ha sido de la noche a la mañana, habrá sido poco a poco. ¿No tenía ningún plan o forma de contactar con su hogar para que volvieran a buscarle? Supongo que veis adónde quiero ir a parar, me parece un tanto extraño y llamativo. ¿Ni siquiera le han visto los ninja si tanto trajín se traen por las alcantarillas? Es que no me lo creo... realmente su presencia no le encuentro ninguna justificación así como tampoco relevancia: es cierto que su fuerza bruta ayuda a que el avance por el edificio sea más sencillo para las tortugas pero realmente, como digo, es totalmente irrelevante.

Aparte de este boquete en el guión no tengo nada de lo que quejarme del número. De hecho Zog es el único triceraton con el que llegaremos a empatizar a pesar de su estado y que nos dará auténtica lástima su desenlace, ya hay que ser puñeteros. 

Por cierto, como curiosidad en la serie de 2003 sí nos muestran cómo se rezaga el triceraton del resto y de nuevo se lo encuentran más adelante, pero a diferencia de aquí, no les ayuda en el arco de Regreso a Nueva York si no en un capítulo suelto y cuyo desenlace para el dinosaurio es idéntico al de este número. El capítulo donde podéis verle es en los capítulos 19 y 20 de la 2ª temporada (45 y 46 de la serie) titulados "Hay un impostor en casa".


  • Sobre Teenage Mutant Ninja Turtles # 21
El último número del arco tiene, como bien habéis podido deducir, la lucha final contra Shredder, si bien previamente las tortugas tendrán que hacer frente a las otras tres versiones de él mismo. Ahora bien, Raphael vuelve a olvidar que trabajan en equipo y su rabia ciega le empujará a abandonar a sus hermanos a su suerte en pos de ir él mismo a por Shredder en solitario, un error que estará a punto de costarle la vida de no ser por la oportuna irrupción de Leonardo que, tras abatir a su oponente, corre tras su imprudente hermano. Y una vez derrota él solo a sus atacantes recibe el beneplácito de un vapuleado Raphael que, admitiendo su error, le reconoce como líder y le deja vía libre para que busque a Shredder, con la promesa de regresar a rescatar a Mike y Don e ir a buscarle para acabar con él como equipo... y así la lucha definitiva tendrá lugar.





¿Qué decir de este último número salvo que es emocionante de principio a fin? Dos frentes abiertos en todo momento con un enfrentamiento final con el Shredder que es Oroku Saki y a la vez no lo es y cuya presencia queda justificada, a la par que la de sus tres primos mutados, en gusanos que clonan y reparan el tejido vivo... sí, así tal cual leéis. Esta idea de hecho es reutilizada en la serie de 2003 como justificación de la resurrección de Ch'rell, aunque es tecnología alienígena y no humana. Más adelante en el volumen 2 reaparecerá el tema de estos gusanos en uno de los números.

Me ha gustado mucho la frialdad de la reconciliación entre Raphael y Leonardo, pues casa perfectamente con su educación en el bushido donde no se exteriorizaban precisamente los sentimientos. El final para Shredder me ha parecido de lo más correcto, con ese entierro vikingo para asegurarse de que esta vez no quede ningún pedacito de él que pueda ser reutilizado para traerle a la vida de nuevo una vez más... aunque aquí podemos extraer, si somos un poco puntillosos, otras excusas realmente plausibles para hacerle regresar. Eso sí ya os adelanto: Oroku Saki queda muerto como tal en este número, a pesar de lo que indique esa entrega posterior que os indico del volumen 2, pues me parece que no es canon... y que realmente estropearía este increíble arco y su correcto final.




Por cierto, decir que los ninjas que emboscan a Raphael en este número tendrán relevancia para el arco posterior de "Ciudad en Guerra" pues reaparecerán más adelante dando problemas, aunque aquí en apariencia sean asesinados por Leonardo. Porque son la guardia de Élite de Shredder y realmente, hicieron un debut muy discreto en el número One Issue de Leonardo, aunque no les habíamos vuelto a ver de nuevo hasta ahora.


Y hasta aquí por hoy, otro día más y mejor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario