22 de febrero de 2019

[Reseña] Akhenatón - Naguib Mahfuz


Hoy os traigo una relectura si bien en su momento creo que cuando lo leí no me enteré de prácticamente nada, porque no estaba acostumbrada a leer este tipo de narrativa (un tanto recargada) y no estaba muy familiarizada aún con el Antiguo Egipto ni con sus faraones ni con sus costumbres  ni mitología pero sí que ya me atraía su mundillo.

Naguib Mahfuz, que fue el primer escritor de lengua árabe en recibir el Nobel, nos narra aquí desde diversos puntos de vista la historia del reinado de Akhenatón, uno de los faraones más famosos en la actualidad por ser el primero que llevó a cabo una reforma religiosa, eliminando el politeísmo propio de su cultura para situar a Atón como dios único.

Sinopsis del libro:
" Para unos un ser repugnante, deforme, medio hombre y medio mujer, que desatendió las tareas políticas para consagrarse a la difusión de su nueva religión monoteísta, lo que permitió que los enemigos de Egipto derrumbaran el imperio. Para otros, un hombre fascinante que revolución no sólo la religión, si no el arte y la sociedad, y al que las tradiciones y el poder de los sacerdotes de los viejos dioses acosaron hasta la muerte. la visión de su esposa Nefertiti y tanto de los que le pusieron como de los que renegaron de él compone el retrato de un faraón que no anheló territorios, si no sabiduría "


Sin duda eso es el mayor atractivo de esta novela; el protagonista Miri-Mon, está decidido a averiguar la verdad sobre la figura del faraón Akhenatón y para ello se entrevistará con diferentes personajes que rodearon al monarca en vida, desde sus generales como May u Horemheb (quien sería futuro faraón), su médico personal Bintu, su Ay (que le sucedería como faraón), su cuñada Mut-Najmat, la hermosa concubina mitiana Tadu-Hepa (heredada de su padre Amenhotep III)   hasta la mismísima Nefertiti, quien fue esposa real del faraón y que es otra de las figuras más analizadas durante el libro.


Los que conozcáis un poco al llamado faraón hereje no serán necesarias las representaciones pero para el resto decir básicamente que Akhenatón fue uno de los faraones más detestados por su antiguo pueblo, sobre todo por su reforma religiosa mencionada que desplazaba a Amón como dios favorito en Tebas para instaurar a Atón (ya os podéis imaginar el cabreo de los sacerdotes cuando veían amenazado su estilo de vida) pero también fue conocido por una reforma en el arte y por descuidar sus fronteras, puesto que predicaba una religión llena de amor y paz (muy hippie él). Su aspecto andrógino tampoco ayudaba a causar buena impresión aunque curiosamente él quiso que se le plasmara "al natural", tal como era y no siguiendo unos cánones fijos de belleza.


Por tanto no es de extrañar que hubiera división de opiniones sobre su forma de ser y actuar, describiéndolo en el libro como alguien dulce, sensible y apasionado, al que le aburrían sobremanera las obligaciones de palacio y que prefería meditar y rezar a su dios, predicando el amor, la paz y la armonía y dejándose ver en público sin ninguna escolta, acercándose al pueblo como nunca antes hizo otro faraón. Víctima de las intrigas fue "derrotado" por aquellos que se le oponían, mostrándonos que un fin incierto.
Con Nefertiti ocurre más o menos similar, puesto que por un lado se insinúa que era una oportunista ambiciosa que movía hilos por detrás de su marido pero por otro que se trataba de una fiel compañera y amante, creyente de la fe del único y verdadero dios.

El rostro fino y alargado de Akhenatón es único y muy reconocible.

Otra de las características distintivas de Akhenatón eran sus caderas femeninas y su barriga flácida, algo que no se veía en ninguna otra representación masculina de un faraón.
Por otra parte, la estela de la derecha es una de las más famosas, porque muestra al Rey acompañado de la Reina Nefertiti con dos de sus hijas disfrutando de los rayos de su dios Atón.  
Él, al contrario que otros monarcas, permitió a su esposa participar en todo tipo de ceremonias y reuniones, elevando la representación de la mujer reinante como nunca hasta entonces y esto es algo que ha quedado demostrado en el arte de la época.


Obviamente no todo lo que se nos cuenta es real porque hay muchas cosas que aun desconocemos; el libro además tiene sus años y existen algunas contradicciones con lo descubierto más recientemente, como por ejemplo que parece ser que Nefertiti murió antes que su esposo o que Tutankhamón era muy posiblemente un hijo que tuvo con otra de sus segundas esposas y no su hermano. 
Por esto mismo la obra es ideal porque aunque nos cuente el mismo momento histórico nunca sabremos cuál de todas las historias será la más cercana a la realidad pero al menos nos ilustrará sobre uno de los faraones más interesantes que existieron, sufridor de castigos y repudios incluso después de su muerte.

2 comentarios:

  1. Un poco loquillo ese Faraón , no?
    Que lo llevaría a ir en contra de la religión e imponer su dios.

    Nunca lo sabremos (?)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no lo considero un loco... en el sentido de que fue un reformista. ¿Quiénes fueron los locos que crearon los dioses? Era un creyente de su fe... igual que ocurrió con el Cristianismo mucho después, éste ya intentó algo similar (con tintes diferentes) pero le salió mal.

      Eliminar