18 de febrero de 2019

[Crítica] Bohemian Rhapsody


Pues aquí me tenéis, resucitando el blog mientras el impresionante solo de guitarra de Brian May en We will rock you (casi mi parte favorita de la canción) resuena de manera reminiscentemente maravillosa en mis tímpanos mientras visualizo a Rami Malek agitándose en el escenario con la única vestimenta de una corbata roja y pantalones de cuero a juego.

Porque sí, aun sigo hypeada tras ver Bohemian Rhapsody porque ¡nos ha encantado! Yo creo que ha sido de las películas de este género que más he disfrutado y que más me ha gustado. Es emotiva, divertida, amena y entretenida, llena de detalles... y, sobre todo, ese pedazo de música que tiene Queen, uno de los mejores grupos musicales de toda la historia, en mi opinión porque ¿quién no ha escuchado y cantado alguna de sus canciones más conocidas? ¿Quién no conoce We will Rock you, I want to Break Free, We are the Champions, Radio Ga-Ga, Who Wants to Live Forever o por supuesto la que da nombre a la película? Yo también mencionaría algunas de mis otras favoritas como Under Pressure, A Kind of Magic, Another One bites the Dust o Innuendo... ¡tantísimas!




Las escenas de los conciertos son brutalísimas.

Tengo un especial cariño al grupo inglés porque me trae buenos recuerdos de la infancia, sobre todo del verano, cuando mis padres cogían el coche y nos íbamos por ahí de vacaciones. Nunca faltaban las cintas de grupos y cantantes de los 60's, 70's y 80' que sonaban en el coche durante las largas horas pasadas en carretera... y, por supuesto, entre ellos estaba Queen. A mi que me gustaba ver el paisaje mientras me concentraba en las canciones o las cantaba con el típico inglés que puedes esperar de una niña de guardería mientras que, siendo algo más mayor, les pedía que me pasaran las carátulas mientras leía la letra en inglés intentando saber qué quería decir (me lo acababa inventando en mi cabeza) y asombrándome que dijeran tantas cosas en tan poca pronunciación.

Quizá algunos os preguntéis qué tenía de especial Queen pero es que creo que sus canciones hablan por sí solas: la mezcolanza de gustos musicales que había dentro del grupo y la inigualable voz de Freedie (objeto de todo tipo de estudios que la calificaban de excepcional) crearon semejante banda que abarcaba tantas variantes del rock como el hard, el art o el ópera.



Pero dejando de lado la nostalgia de una servidora y lo que es la banda en sí centrémonos un poco en la película. Admitimos, aunque no soy ninguna experta en el tema, que como toda película no es del todo fiel a la realidad. Tenéis vídeos y vídeos en internet que hablan y señalan estos detalles, por no decir mogollón de información escrita. 

Sin embargo Bohemian Rhapsody se deja ver de maravilla y, en mi caso, me tuvo con una amplia sonrisa en la cara desde el principio y casi hasta el final (ay, la lagrimilla en algunos puntos) pero es increíble lo bien que Rami Malek interpreta a Freddie Mercury, desde los movimientos corporales hasta las expresiones faciales (mis padres se han quedado loquísimos cuando lo han visto). Se acentúa aún más el parecido cuando ya adopta el inconfundible pelo corto y bigote que Freddie llevó en su última etapa. Aunque tampoco se queda atrás Gwilym Lee haciendo de Brian May (son clavados, leche)
Efectivamente la película no es perfecta pero aún así se deja sentir, hace que disfrutes, desconectes y te dejes llevar de nuevo por la música y casi lamentas que te interrumpan esos trocitos para contarnos un poco de la vida de la banda, por otra parte de lo más interesante como, por ejemplo, los "inventos" que tenían que idear para sus grabaciones, los interminables ensayos (la parte cuando están grabando la parte del coro de Galileo es tronchante y encantadora) o la decadencia en la que fue cayendo Freddie, por no hablar del duro golpe que fue para él percatarse de su enfermedad y, aún así, con la entereza conque lo encajó. También nos dejan ver el lado más personal del cantante, la soledad que sentía por dentro y el amor hacia lo que él consideraba su segunda familia (la banda y sus escasos amigos) y su egoísmo.

Dos horas y cuarto que no os decepcionarán y que os harán disfrutar de lo lindo, recordar unas geniales canciones y sonreír como pocas veces las películas lo consiguen. A pesar de que la voz de Freddie Mercury se extinguiera un 24 de noviembre de 1991 él y el resto de la banda sigue muy vivos, y así seguirán por muchos años más.



4 comentarios:

  1. Si lo dice la maravillosa Eiko es que debe de ser una muy buena película. A mí la verdad no me había dado ganas de verla por tener la idea de que es otro producto fabricado y que me dejaría más odiando a Queen que recordando las buena canciones.

    Tampoco es que sea muy fan de Freddie Mercury pero hay muchas de sus canciones que siempre es un gusto escucharlas; yo ese grupo lo recuerdo más por las canciones "Don't Stop Me Now" y "Bohemian Rhapsody"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En casa nos ha encantado, sinceramente. Estoy esperando la crítica de mis padres, que se la pasé ayer y son muy fans de Queen... vieron un trocito y decían que Freddie estaba calcado xD

      Es que es la magia de Queen: aunque no seas fan del grupo, aunque no los conozcas, de seguro que has escuchado más de una canción suya y te ha gustado mucho.

      Eliminar
  2. También me entusiasmó. Soy muy fan de Queen y tenía muy claro que debían cagarla pero bien para que no me gustara. No fue el caso, muy bien de ritmo, la banda sonora tan genial como esperaba. Lo que me sorprendió es dónde termina la película, para mi muy pronto, pero porque quería saber más. Cómo fue el concierto que Queen dio en Wembley en 1986, cómo fue que hicieron la banda sonora de los inmortales.Cómo fue que grabó "Barcelona" con Montserrat Caballé. Vamos, que me gustó tanto que no quería que se acabara. Los actores están geniales, Rami Malek está increíble, irreconocible, pero es que Gwilym Lee es Brian May. La he disfrutado muchísimo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que sí, debemos pensar que narran 15 años en poco más de 2 horas. ¡Rapidito pero sin estresar! Yo también pensaba que terminaría más tarde (en 1991 concretamente) pero la verdad es que incluso el final queda bien. Hay muchas cosas que no salen (I Want to Break Free salió un poquitín) y cuando sonó Radio Ga-Ga, que es una de mis favoritas, es que no pude evitar exclamar un "¡Ooooh Radio Ga-Ga sí!" porque también quise ver algo sobre cómo la compusieron.

      Los actores están todos sensacionales sí... yo también quiero más :P

      Eliminar