13 de diciembre de 2020

The Nanny (2018)

 


He de admitir que cuando me descargué esta película, lo hice sin leerme en absoluto la sinopsis, que asumí que era una película de terror tal cual la ponía la página en cuestión donde la vi y que, por tanto, seguro que me gustaría.

Bueno pues me he equivocado en casi todo lo que acabáis de leer. ¿Cómo os quedáis? Porque ni una cosa ni la otra. Veamos los motivos.

¡Ojo, se avecinan spoilers!


Cuando he visto los primeros cinco minutos del principio no he podido evitar acordarme de Morgo, el antagonista de Little Misfortune, pensando que incluso la criatura que sale al principio (que luego sabremos que se llama Elkrog) se le parecía físicamente. ¿Un monstruo con cuernos de ciervo, rostro de calavera y que rapta niños que se lleva al bosque? ¡Esto promete!

Sin embargo y, tras cambiar de familia, nos damos cuenta de que el amigo cornudo no es la única criatura fantástica que aparecerá en la peli, pues tenemos a la inquietante niñera en cuestión, Leonor, que a siniestra y directa no la gana nadie. Noa, la hija mayor, no se fía un pelo de ella y nosotros entendemos sus motivos; la pena es que aunque intenta avisar a alguno de sus mayores nadie la hace caso... hasta que en un garito del pueblo averigua más cositas tanto sobre las hadas como del propio Elkrog, si bien todo muy vano.

Conocerá de una manera un tanto extraña a David, el padre de la niña que es raptada al principio y cuando Noa ve que él es el único adulto que sabe de qué va la vaina todos pensaremos que ambos aunarán fuerzas para desenmascarar y detener a la niñera... y aquí es donde la peli mete un buen giro de guión, las cosas como son, porque lo que vemos no es lo que parece: ni David es tan bueno ni Leonor es tan mala... en cuanto a Elkrog, parece que sí que es malo de verdad.


En cualquier caso el problema de la película es que no sabe cómo contarnos las cosas. Durante todo el visionado he tenido la sensación de que las cosas pasan sin orden concreto, un poco caótico y al tuntún y que las reacciones de los personajes no son entendibles. Un ejemplo de esto es Noa, cuando ve que entre su madre y el poli hay feeling: unos minutos antes se abrazaba al policía con mucho cariño pero cuando le ve con su madre se pone muy borde llegándole a confesar a su hermano que no soportaría ver a su madre con un novio. ¿Te cae bien Frank o no, chavala? ¡Aclárate! Porque vemos que luego es al primero que pide auxilio con el tema de la niñera, que confía en él. ¿Por qué se resiste en verle como un buen candidato a padre si luego se relacionan casi como tal?

Otro ejemplo sería la madre, Anna: rechaza a todas las niñeras porque a uno de sus dos hijos nunca le gusta (vale que es porque los hermanos lo acuerdan así) pero luego entra la niñera con un aura de lo más misteriosa, que proviene de una agencia de la que nunca has oído hablar, que no te muestra ningún tipo de documento ni nada y que encima se quiere quedar a vivir en tu casa y a la cual su hija no traga... ¿y le parece bien probar sólo porque se tiene que ir a trabajar ya? Entiendo que se debe al poder de la palabra que mencionan en la película, que es algún conjuro de Leonor, pero no sé... ni siquiera es del pueblo, donde parece que todos se conocen. Seguro que más de una de las 24 que entrevista la conoce ya. Tampoco entiendo cómo es posible que no vea (ni Leonor tampoco) salir de casa a Noa cuando va tras David, ni que éste ni Leonor intenten verse, si saben que el otro está ahí, sobre todo David. ¿Y por qué Leonor no se lleva a los niños sin más, si no que se lo toma con tanta parsimonia, y trata tan mal a Noa en comparación con Michael? ¿Y qué pasa con Elkrog y con Leonor al final, se mueren o no? No entiendo nada. Es que te meten el final ahí todo brusco y sin vaselina.

En cuanto a la gente del pueblo, no me queda claro si saben o no lo que sucede: teniendo en cuenta lo asustados y mal que miran a Noa cuando va a fisgar y empieza a hacer preguntas al borrachillo de turno que es el que le pone en la pista de lo que sucede. ¿Cómo es que no toman medidas? Es mejor decirle a la niña que deje de hacer preguntas y que no vuelva a pasarse por ahí. ¡NO tiene puto sentido! Igual que tampoco lo tiene que la niña, de casualidad, por arrimar una librería para bloquearle la puerta de su cuarto a Leonor coja el libro que se ha caído al azar, lo abra por la página que sale justo el dibujo de un hada y ponga cara como "¡claro, eso es"! ¿Estamos ante un deux ex machina de los gordos?

He tenido que verme de nuevo ciertos trozos para entender la película, concretamente el del borrachín del bar y donde Leonor nos explica todo: Se supone que tanto Leonor como Elkrog son ambos del Mundo Oculto, ese mundo que está cerca pero lejos del nuestro, donde existe la magia. Las hadas se vieron forzadas a marcharse por un motivo que no se explica, pero quizá tenga que ver con la subida al poder de Elkrog, quien rapta a los niños-hada para matarlos o para hacer que se unan a su ejército.

Se nos da a entender que la reina de las hadas es Leonor pero ¿dónde está el rey? ¿Y qué es Elkrog? Parece ser otra criatura que también tiene un vínculo con el bosque, pero no queda claro el por qué está en guerra con las hadas. Tampoco queda claro el rol de lo que parecen los leprechauns ni por qué los niños-hada terminaron en orfanatos de este mundo (¿quizá las hadas sacaron con un hechizo a los niños para alejarlos a Elkrog pero sin un control y por eso acabaron en orfanatos?). ¿Cuántos hay? ¿Cuánto viven? Y si se convierten en hadas ¿qué ocurre si ni los reyes ni Elkrog los encuentran? ¿Y por qué Leonor tiene esas alas de murciélago y no las alas que parecen tener el resto? ¿Y de dónde saca David todos sus conocimientos sobre las hadas y luego no sabe de la existencia de Elkrog, que es quien realmente se llevó a su hija? ¿Qué se supone que es una Protectora y por qué es tan importante? ¿Es que Leonor no es la reina y sí una protectora y, si se ha muerto, le toca a Noa ocupar su lugar?


Creo que el problema de The Nanny (la niñera) es que quiere contar muchas cosas en muy poco tiempo; apenas se araña la superficie de este mundo oculto. Los efectos especiales, por cierto, son de lo más cutrecillos y conforme avanza la película se hace más patente. Luego el sin sentido de algunas reacciones de los personajes junto con unos eventos que suceden de una manera un tanto confusa hacen que la película entre más bien en la escala de lo mediocre, si bien la idea no estaba nada mal. Y olvidaros de pasar miedo, no deja de ser una película de fantasía, si bien un tanto oscura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Traductor