19 de mayo de 2022

Indiana Jones FOA: El cuaderno de Indy (II) - Sobre Hiperbórea, el templo maya, el Hermócrates y Las Azores

 


XX Mayo 1939  - Empieza nuestro viaje: Islandia

Sofía y yo hemos decidido comenzar nuestra investigación revisitando un antiguo lugar, el origen de todo este embrollo: Islandia

En el antiguo terreno en el que trabajamos con la expedición Jastro nos encontramos con el doctor Bjorn Heimdall, a quién yo creía excavando tumbas nórdicas en Dinamarca. Parece que ver algunos de los artefactos que desenterramos hace años captaron su atención y le han hecho abandonar su anterior trabajo para comenzar uno nuevo con el que parece realmente emocionado.

El doctor ha expuesto algunas de sus... curiosas teorías: a pesar de afirmar estar feliz en su soledad (en un tono de cascarrabias empedernido, debería añadir), parecía ansioso por compartirlas con nosotros.


HIPERBÓREA

- Heimdall: Así es como los griegos llaman a Islandia, sabes. ¿Leíste que navegaron hacia el norte, a una tierra brumosa? ¿Y que nunca llegaron a ella? ¡Já! Tras viajar miles de millas, la bruma no les permitió regresar. Algunos dicen que fueron repelidos por fantasmas: tonterías. ¿Sabes que es lo que les frenó, Jones? 

Fueron parados por un ¡campo de fuerza! Puesto aquí por seres extraterrestres.

- Indy: ¿Por qué esos "seres" vinieron aquí?

- Heimdall: Estoy seguro que estos viajeros construyeron en la tierra colonias atlantes ¡usando Hyperborea como "puerta espacial"! Al norte de aquí estamos cerca de Eter: una pista de aterrizaje perfecta.

Hiperbórea podría traducirse como "más allá [del dios] Boreas", una ubicación de la que no hay pruebas concluyentes de que existiera o de dónde estaría situada, pero cuyo mismo nombre puede ser una pista: lugar muy alejado y en dirección Norte.

Los griegos consideraban una serie de deidades del viento, siendo las principales las correspondientes a los cuatro puntos cardinales que, con el tiempo, intentarían detallar un poco más:


En mayúsculas los dioses mayores, en minúsculas los dioses menores.


Bóreas es el viento del Norte, el viento frío, el del invierno, de ahí que tenga sentido emplazar a Hiperbórea en esa dirección, puede que incluso más lejos aún que el origen del propio viento en sí en la mitología griega.

Para entender este concepto de Hiperbórea, por cierto, hay que tener en cuenta que los elementos que lo conforman son del tipo míticos (pues no está probada su existencia) así como utópicos. UTOPÍA, recordemos la nota anterior, es un término que acuñó Tomás Moro en el S.XVI.

Porque para los griegos "Utopía" significaba dos cosas:

  1. Lo que no está en ningún lugar.
  2. Un buen lugar.
Lo que se traduce en que sería un lugar que no existe realmente pero en el que las personas reflejan sus más ardientes anhelos y aspiraciones y esto hace que sean, pues, lugares idóneos donde vivir. Y esto también se conseguía porque solían estar bendecidos o, al menos, mantenían una buena relación con algún dios en concreto.

La primera vez que aparece mencionada es en el año 450 a.C. por Heródoto que, a su vez, citaba otros autores, siendo los más importantes:

  • Hesíodo, en Trabajos y días (109-202 a.C)
  • Homero (sí, el de la Ilíada y la Odisea de Ulises)  en sus Epígonos.

Hay muchas versiones del lugar donde se encontraría Hiperbórea según qué autor: algunos sostenían que se trataba del norte de Francia (Dacia). Otros, que podría ser Gran Bretaña o que estaría cerca del Danubio, llegando incluso a creer en otros casos que la encontrarían en el Mar del Norte o en el Ártico. Por último, mención especial a que en muchos casos se decía que estaría más allá de los Montes Ripeos (Riphaeus en latín), cuya ubicación/existencia igualmente no se ha podido determinar pero que serían el motivo, junto con el océano circundante, de que este lugar estuviera tan aislado de los helenos. Hoy en día se cree que éstos equivalen a los Alpes o los Urales, pero no hay pruebas concluyentes al respecto.

Es tan mítica su existencia se ha usado su denominación para nombrar a una cordillera allá en la Luna en honor de la misteriosa y esquiva localización geográfica señalada en la antigüedad clásica.

En cualquier caso y volviendo a poner los pies en nuestro suelo hay que tener en cuenta que el agua era muy importante para los griegos y que aparece muchas veces referenciada en sus historias y mitos, en su naturaleza dual como creadora y destructora. Por tanto era "ideal" para ellos la situación de un sitio clave en una isla, con una montaña central donde se alzaría el palacio o ciudad, siendo dicho lugar la residencia de esta civilización o del personaje mítico en cuestión.

Lo que sí parece común a todas estas versiones de diferentes autores es que Hiperbórea:

  • Sería de un país lejano, probablemente una isla, situado en los límites de la ecúmene (aquella parte de la Tierra ocupada por el hombre), donde sería imposible llegar ni a pie ni en barco. 
  • Tendría unos días excéntricos para los griegos: el sol se ponía y salía una vez al año (muy importante este punto, pues confirmaría su posición cerca del ártico)
  • Contaría con la protección del dios Apolo, quien por cierto sería el responsable de haber estipulado las normas y leyes que regirían a sus habitantes (muy similar a lo que sucedía, también, con la Atlántida y Poseidón). ¿Por qué este dios en concreto? Porque según la mitología griega, su madre Leto/Latona nació allí.
  • Tendría unos hombres aventajados, sin llegar a ser considerados bárbaros a pesar de encontrarse alejados de la Hélade (la tierra de los griegos). Algunas de las características de esta civilización:
    • Sería pacífica
    • Contarían con un sistema político ideal ya que sus leyes están establecidas por un Dios.
    • Contaría con tierras muy fértiles debido a su clima perfecto.
    • Sus gentes contarían con una alta longevidad (unos 1.000 años) y no tendrían que trabajar, dedicándose pues a la danza y a la música.

Y ya centrándonos, por fin, en la aventura, parece que existe también alguna referencia a que Islandia pueda ser Hiperbórea, tal como señala el doctor Heimdall:

Allá por el siglo V a.C. un tal Piteas de Massalia, un navegante y sabio de la época, afirmaría haber navegado hasta una tierra lejana situada cerca del círculo polar ártico, más allá de Gran Bretaña, a la que llamó Tule (Thule), a partir de la cual, si seguía navegando por un día más hacia el norte, llegaría al "mar sólido" según los habitantes de este lugar. A pesar de que hay dudas acerca de que sus periplos fueran ciertos, muchos creen que Tule es la actual Islandia, aunque también puede que sea Noruega, entre otras posibilidades. 

Más adelante, Diodoro de Sicilia (s.I a.C.) llamaría a los habitantes de Tule hiperbóreos, al considerarlos descendientes del dios Bóreas. 

No hay que olvidar que en la mitología griega este término "Tule" se usa para designar una isla en el lejano norte mientras que para los romanos y medievales, por otro lado, hacía alusión a un lugar situado más allá de los límites del mundo conocido.

Thule en la Carta Marina de Magnus (1440-1557) Situada allí entre Islandia y Gran Bretaña.

Por último, parece que para algunos atlantólogos decir Hiperbórea o Atlántida es lo mismo, como era el caso de Jean Sylvain Bailly (s.XVIII) quien la consideraba más nórdica que griega y que gracias a ella todos los pueblos de la antigüedad fueron debidamente civilizados y culturizados.

Ahora bien, hay diversos aspectos a tener en cuenta que me parecen interesantes mencionar y que podrían provocar al viejo Heimdall: 

  1. La congelación de la propia Islandia: según los mitos Hiperbórea era una tierra con un clima perfecto y fértil que, cuando sufrió los síntomas de enfriamiento, obligó a sus habitantes a emigrar a lugares más cálidos. Teniendo en cuenta que Islandia se quedó como la conocemos hoy día por culpa de la glaciación de Würm (la Edad de Hielo) y que esto sucedió entre el 110.000-10.000 a.C se comprende que es muy improbable que, para aquella época, existiera una civilización tan avanzada. Quizá por esto el doctor Heimdall hable de hombrecillos y platillos volantes...
  2. Por último, parece que los primeros habitantes que tuvo la isla no llegaron hasta el siglo VIII, siendo éstos monjes misioneros provenientes de Irlanda o Escocia para, posteriormente, marcharse cuando llegaron los escandinavos, aunque no parece que haya pruebas arqueológicas que respalden esta hipótesis: esto significaría que nadie más vivió allí antes de ellos... 

Ahora bien, no puedo dejar de lado la Jastro, cuyos artefactos encontrados se datan en torno al año 1.500 a.C. como pueden ser el collar de Sofía o la estatua de cuernos que encontré en el sótano del Barnett al principio de esta aventura... esa fecha es, en cualquier caso, más verosímil.


En cualquier caso, me ha interesado ese artefacto con forma de anguila enterrado en el hielo y cuya función parece no estar tan clara para el doctor. Al menos está totalmente seguro en etiquetarlo como atlante.

A pesar de sus teorías de lo más rocambolescas el doctor nos ha dado un par de nombres para seguir con nuestra búsqueda del Diálogo Perdido: 
  • El doctor Charles Sternhart, quien actualmente trabaja en Tikal (Guatemala) y al que señala como supuesto traductor del mismo.
  • Felipe Costa, residente en Las Azores, concretamente en el pueblo de Horta (en la Isla de Fayal) y que parece entender de antigüedades al ser un "buen comerciante", en palabras del doctor.
XX Mayo 1939 - Tikal y la tumba del rey atlante

EL TEMPLO MAYA Y EL HERMÓCRATES

- Sternhart: La leyenda dice que el templo fue construido por hombres-no-humanos. He oído de todo, desde hombres gigantes con serpientes por colas a serpientes gigantes con hombres por cabezas. 

- Indy: ¿Crees que los atlantes vivían aquí?

- Sternhart: Tras hundirse la ciudad, vinieron aquí, estoy seguro.

- Indy: ¿Qué sabes del templo?

- Sternhart: Dicen que el templo fue construido por supervivientes de la Atlántida.

Dada la conversación mantenida con el doctor nada más llegar, para nosotros era evidente que en el templo podríamos quizá encontrar alguna pista que vinculara al mismo con los atlantes, como tanto insistía él: pero no es lo mismo sospecharlo que hallar una prueba como tal. Y para conseguirla debíamos entrar.

Sin embargo no fue tarea sencilla, pues el pelma del doctor Sternhart afirmaba que sólo realizaba visitas guiadas a lo que él llamaba "famosos eruditos" siendo que mi título de doctor no era suficiente tampoco era de extrañar que incluso dudara de la autenticidad de mi nombre. La pregunta que propuso para dejarnos entrar era bien simple: Dime el nombre del Diálogo Perdido de Platón. 

Me vi obligado a admitir mi desconocimiento al respecto, algo que parecía vetarnos de entrar por las vías convencionales. Aún así, hallamos la solución de una forma de lo más pintoresca. El dicho que siempre empleaba mi madre "me lo ha dicho un pajarito" jamás cobró mayor sentido.

¡El HERMÓCRATES, pues claro! Una vez descubierta la respuesta me pregunté cómo podía haberlo olvidado aunque, para ser justos, la cultura griega no es mi especialidad y por tanto la tengo algo más oxidada. Aún así ya di algunas explicaciones aceptables (espero) en la anterior entrada.

De modo que, visto lo visto, creo que ya podemos hablar pues de Timeo, Critias... y Hermócrates.

  • Hermócrates, el que nos interesa, cuya referencia real no está clara, aunque se cree que podría tratarse de un general de Siracusa también podría ser un filósofo y político extranjero. El tercer diálogo que concluiría los anteriores y que Platón tenía planeado escribir pero que jamás lo hizo... o eso pensaba yo hasta ahora.
Aunque hasta que no vea el propio Diálogo en mis manos no lo creeré.


En cuanto a la conexión de los mayas con los atlantes decir que esta idea es bastante más oscura. Dejando de lado lo que descubrimos en aquél templo, la supuesta tumba de un rey atlante, que yacía con una cuenta de cobre y uno de los discos de piedra que supuestamente son la llave para llegar a la ciudad perdida, poco puedo comentar al respecto.

Hay teorías para todos los gustos y colores. Pero la mayoría de los expertos se decantan, basándose en una serie de pruebas de lo más variadas, que tanto los Egipcios como las culturas precolombinas principales, tales como los Mayas o los Incas, son descendientes o supervivientes de la mítica ciudad de la Atlántida. 

Aunque luego tenemos a, por mencionar un ejemplo como el de Augustus Le Plongeon (S.XIX), arqueólogo, fotógrafo y anticuario, que planteaba una teoría similar pero a la inversa: él creía a pies juntillas en que los mayas no sólo habitaron la Atlántida si no que gracias a ella pudieron llevar sus conocimientos hasta Egipto, siendo los responsables del florecimiento de esta civilización, creencia arraigada basándose en lo que descubrió en su trabajo de campo en las ciudades de Chichén Izá y Uxmal.

¿Por qué emparentar a estas tres civilizaciones? ¿Qué tenían en común?

  1. Concepto en que la realeza es sinónimo de divinidad - los farones egipcios y reyes mayas eran considerados por sus súbditos como "dioses vivientes". Escuchaban y hacían cumplir la voluntad de sus dioses.
  2. Preocupados por el Más Allá - ambas culturas se esforzaban en una serie de ritos y ceremonias religiosas para asegurar su trascendencia una vez fallecidos. Y ya sea en los papiros del Libro de los Muertos como en los textos del Popol Vuh, para alcanzar la vida tras la muerte, el difunto debía de afrontar un viaje lleno de pruebas.
  3. Las Pirámides - como símbolos de unión entre el mundo terrenal y el espiritual, nexo con el mundo de los dioses, papel funerario. Mientras que para los egipcios éstas servían de guía para que el espíritu del faraón encontrara fácilmente el camino hacia las estrellas para los mayas eran la puerta al inframundo.

En cuanto al TEMPLO DE TIKAL  en sí...



Si atendemos a lo que dicen los glifos del yacimiento, se puede bautizar el lugar como Yax Mutul/Yax Mutal. Situado en el municipio de Flores, en el departamento de Petén, Tikal fue la capital del antiguo reino maya, alcanzando su apogeo entre el 200-900 d.C. y se cree que tenía vínculos con otras grandes metrópolis, como podía ser la de Teotihuacán en México (mexicas).

Con cerca de 3000 estructuras se podría destacar entre todas ellas el Templo del Jaguar y se sabe, por los yacimientos, que existen huellas de que en el año 1.000 a.C ya había presencia de agricultura. 

Entrando en el juego de la relación atlante, me parece más plausible, dado lo visto hasta ahora, que la teoría de Le Plongeon puede hacer aguas. Sin embargo apenas hemos avanzado en nuestra aventura, de modo que es pronto para sacar conclusiones... esa misteriosa talla con forma de elefante me inquieta: hace como 10.000-12.000 años (Pleistoceno tardío) que no existen elefantes en Suramérica (familia Gomphotheriidae)

¿Qué quiere decir esto? ¿Que realmente la construcción del templo es relativamente reciente pero los pobladores llevaban todo ese tiempo residiendo allí y conocían semejante detalle? O, la que veo más plausible ¿que los pobladores que habitaron aquí provenían de África y cruzaron el ancho océano? Puede que nunca lo sepamos... o puede que sea cuestión de descubrir la siguiente pieza de este rompecabezas para encontrarle sentido.

XX Mayo 1939 - Una nueva pista


LAS AZORES COMO LA ATLÁNTIDA

Vistas de Horta.



¡Excelentes noticias! Gracias a negocios llevados a cabo con el Sr.Costa conseguimos ubicar el Diálogo Perdido. ¡Resulta que una de sus copias ha estado en el Barnett College todo este tiempo! 

En cualquier caso el personaje de Costa ha resultado de lo más pintoresco y difícil de tratar. Pero no puedo dejar de mencionarle porque me llamó poderosamente la atención parte de nuestra breve conversación.

Arqueado y sosteniéndose gracias al uso de bastón retorcido el anciano no tenía pelos en la lengua, expresándose en un tono seco, directo e impaciente. Sin dejarnos traspasar el umbral de su casa en el pueblo de Horta Costa me aseguró con gran vehemencia que tenía mis pies sobre la mismísima Atlántida. Mi incredulidad hizo que cesara la conversación de manera más que abrupta: con un sonoro portazo. Otra cosa no pero el viejo Costa no era dado a las sutilezas.

Pues bien, ahora que reviso uno de mis tantos cuadernos de recortes y alguna que otra revistas polvorientas de arqueología, he comprobado que él no es el único que lo cree a pies juntillas

Para empezar hablemos brevemente sobre las islas en sí: 


Situadas a unos 1.400 kilómetros al oeste de Lisboa este grupo de nueve islas de origen volcánico han dado mucho que hablar a los historiadores; ya su fecha de descubrimiento es algo que les trae de cabeza, pues es un misterio.

Oficialmente fue el portugués Diogo de Silves quien, a principios del siglo XV, arribó a las costas azorianas, bien intencionadamente o bien accidentalmente. Desde entonces otros tantos le siguieron, comenzando una colonización allá por 1439 por  sus compatriotas, aportando animales y colonos. Se les bautizó "Azores" en honor a las aves que sobrevolaban sus cielos y que no en vano se muestra una de ellas con orgullo en su bandera.

Sin embargo y a pesar de esto se han hallado cartas geográficas de un siglo anterior a de Silves donde ya constaba reflejado el archipiélago*.  Y ya si estudiamos atentamente las fuentes de Platón, parece que éste situaba al continente perdido en la misma ubicación en la que se encuentran actualmente Las Azores, de ahí que los entusiastas de esta teoría afirmen que las islas no son más que restos del continente que se hundió bajo las aguas del Atlántico.´

Hasta donde tengo entendido él indicaba que la Atlántida estaba al oeste de las columnas de Hércules, nombre que se daba en la antigüedad clásica al estrecho de Gibraltar, entre España y África. Aunque, como se aprecia, es una indicación bastante vaga al respecto. Se puede admitir apurándome que, en efecto, pilla de paso a las Azores... como otras tantas localizaciones entre medias y más allá.

Por mi parte prefiero pecar de prudencia hasta tener más pruebas. Veremos qué luz arroja sobre esto el manuscrito perdido.



* Por lo visto hay evidencias arqueológicas recientes en la Isla del Pico que confirman que las Azores ya tenían ocupación humana antes del siglo XV (llegada de los portugueses) puesto que se han encontrado estructuras de roca en forma piramidal de hasta 13 metros de altura en algunos casos y alineadas al solsticio de verano, lo que puede ser una prueba de que su construcción tenía algún tipo de significado para sus constructores; ¿cuál? Eso aún sigue siendo un misterio, pero estos hallazagos pueden tener alguna relación con el siguiente que he encontrado investigando por ahí y que es interesante.

Isla del Pico, que toma nombre del volcán, que roza los 2.400 m. de altura.


En el año 2013 un submarinista encontró de forma accidental una estructura de forma piramidal a unos 40 metros de profundidad, entre las islas de San Miguel y Terceira, en concreto. Se ha estimado su altura en unos 60 metros con una base de 8.000 metros cuadrados y está, aparentemente, orientada en relación a los cuatro puntos cardinales. Se cree que puede llevar sumergida unos 2.000 años.

He intentado indagar para comprobar la veracidad de todo esto, si había noticias nuevas e incluso imágenes veraces, pero parece que a fecha de hoy día las autoridades siguen sin haberse pronunciado sobre si la supuesta pirámide es o no natural.

2 comentarios:

  1. Definitivamente el contenido está interesante.

    Se supone quien esta relatando todo es Indiana Jones 🤔, pero por momentos o la mayor parte del tiempo pensé que eras tu quien relataba los datos de la Hiperbórea y los Mayas, luego empece a leer lo de Horta Costa y caí en cuenta que estaba equivocado.

    Ademas como creí que eras tu quien estaba relatando pensé que todos los datos eran reales, luego cuando supe que era Indiana Jones quien estaba arrojando toda la información dude de que algunas cosas eran ficticias, pero al investigar lo de la pirámide sumergida aparece que es totalmente real.

    ¿Que quiere decir esto? ¿Que el juego esta basado en información real? ¿o que fuiste tu quien le añadió toda esa información?... No recuerdo mucho de los diálogos del juego 😗😅

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se supone que es el cuaderno de Indy, de modo que es él quien escribe todo esto porque investiga o conoce el tema. Obviamente soy yo la que escribe en última instancia, pero ya me entiendes.

      Los datos que pongo son reales aunque muchos de ellos no dejan de ser también teorías de diferentes "científicos" y aficionados. Sí que es cierto que quizá algunas cosas que pongo en los años 30 no se supieran pero las que seguro que no, las pongo a parte en la sección de notas, que son fuera del diario de Indy.

      Así que, como conclusión sí, el juego se basa en muchas cosas reales y muchas teorías reales.

      ¡Un saludo!

      Eliminar