10 de marzo de 2015

[Análisis] Vampire: The Masquerade - Bloodlines


¿Recordáis que hace mucho os recomendé algunas pelis de vampiros? Bueno, pues en esta ocasión traigo un análisis que tiene a estos seres bebedores de sangre como protagonistas, aunque no se trata de films ni mucho menos.
Tanto si sois amantes del Mundo Tinieblas como si no lo sois pero os gustaría o estáis seguros de querer pasear por sus calles quizá os interese jugar a Vampire: The Masquerade - Bloodlines (VTMB) desarrollado por Troika Games y que salió al mercado en noviembre del 2004.  No os preocupéis si conocéis poco o nada sobre el tema, en el juego aprenderéis lo necesario de este universo
Supongamos por un momento que los vampiros existen a día de hoy, lo que nos lleva a replantearnos qué tendrían que hacer para sobrevivir en un mundo que cada vez es más grande y con una tecnología que mejora día a día. Pensemos ahora en libros y películas (de las ya mencionadas) como la saga de Anne Rice, Blade, la saga Crepúsculo o incluso Daybreakers y tendremos varios ejemplos que podrían responder a nuestras preguntas de un modo más o menos convincente.

Ahora, ojeemos VTMB, donde los vampiros caminan entre los humanos, tienen sus propios negocios (y tinglados de aúpa), sus guerrillas entre bandas y enemigos mortales, tanto de su raza como de otras... pero sin olvidar que deben regirse por una serie de normas de actuación para preservar su secreto de existencia; si no lo hacen, la Camarilla puede tomar medidas bastante contundentes, eso si los cazadores de vampiros no llegan antes.

¿Os apetece convertiros en un vástago y conocer este mundillo nocturno? ¡Pues entonces seguid leyendo!





PRIMEROS PASOS COMO CHIQUILLOS
Tenemos que recordar que estamos ante un juego de rol y aventuras que busca emular al juego original "de mesa" en la que los jugadores deben seguir las pautas del máster ("guía" o "narrador", en este caso colaborativo) y completar las misiones que plantee con éxito. Aquí, por supuesto, no tendremos máster, tan sólo el propio argumento, pero nosotros podremos elegir en qué orden queremos avanzar.


Lo primero que haremos nada más empezar será, tal como haríamos en el original, crearnos un personaje.  No podremos personalizarlo como en un MMO, tan  sólo podremos elegir uno de los siete clanes disponibles - Toreador, Ventrue, Gangrel, Brujah, Malkavian, Tremere y Nosferatu - junto con el sexo y el nombre. Eso sí, cada clan tendrá sus propias bonificaciones, puntos fuertes y débiles. Así los Nosferatu, por su aspecto, no podrán dejarse ver en público sin violar automáticamente La Mascarada, mientras que los Toreador no podrán alimentarse de animales ni humanos de baja ralea debido a su sofisticada naturaleza. Otros empiezan con bonificadores/penalizaciones de atributos, como los Brujah, que obtienen +1 en todas las habilidades de lucha pero pierden 2 puntos de resistencia al Frenesí; otras diferencias entre clanes serán más sutiles, como los Malkavian, cuya particularidad no reside en sus capacidades si no en su curiosa forma de hablar por la locura que padecen. Incluso algunas misiones se verán afectadas por nuestra elección, pues a veces el pertenecer a un clan u otro nos abre puertas o nos las cierra.
Pero las diferencias más importantes, sin duda, son las Disciplinas, habilidades sobrenaturales únicas para cada clan; tendréis que leer detenidamente la descripción para saber lo que hacen, pero son todas bastante interesantes y ayudarán mucho durante el transcurso del juego. Muy fielmente adaptado del juego de rol original.


Otra cosa importante, aunque no justo cuando empezamos, es que también tendremos una hoja de personaje - mucho más simplificada - como podéis ver en la imagen donde podremos aprender ciertas habilidades que se irán incrementado conforme ganemos puntos de experiencia completando misiones, pudiendo repartirlos manualmente donde deseemos o automáticamente. Hay que tener en cuenta que algunas son resultado de otras dos habilidades y podrán incrementarse elevando éstas, como por ejemplo Piratería, que requiere Astucia e Informática.
Además tendremos otros dos indicadores mucho más importantes: Humanidad (si la perdemos, acabaremos entrando en frenesí, esto es, un estado incontrolable de agresividad que puede llevar a violación de la Mascarada) y la Mascarada (si baja aparecerán cazadores de vampiros dispuestos a matarnos y si perdemos todos los puntos, perdemos la partida).
Perderemos Humanidad si, por ejemplo, asesinamos a humanos inocentes y violaremos la Mascarada usando determinadas habilidades sobrenaturales o alimentándonos en público (salvo en zonas de combate), aunque algunas misiones ofrecen como recompensa la restitución de ambos marcadores.

¿Pero qué es eso del área de combate que acabo de mencionar? EN VTMB es importante que nos aprendamos los diferentes signos e iconos que nos darán información de relevancia para salir bien parados de las situaciones a las que tendremos que enfrentarnos. En la interfaz por defecto tendremos:


- La barra izquierda de color azul es la barra de vida de nuestro personaje; cuando recibimos un golpe baja, a veces poniéndose de color amarillo, lo que quiere indicar que nos hemos llevado un daño contundente. Si dejamos pasar un rato la barra irá recuperándose debido a la resistencia vampírica de que sus heridas se curan solas, aunque si hemos recibido daño contundente irá más despacio. Si nos alimentamos en ese momento, subirá mucho más rápido. Ni que decir tiene que si se vacía por completo nuestro personaje muere.
- La barra derecha de color rojo indica la reserva de sangre, necesaria para usar las disciplinas, se llenará cuando nos alimentemos. Si se vacía entraremos en riesgo de entrar en frenesí y no podremos usar las habilidades sobrenaturales.
- El icono de la esquina superior izquierda es el que indica el tipo de área en la que nos encontramos: si estamos en una zona de combate aparecerá una pistola y eso significa que podremos matar o alimentarnos sin violar la Mascarada ni atraer a la policía, mientras que si aparece una máscara de teatro indicará todo lo contrario. Si aparece una letra significa que en la zona no se puede ni se van a recibir ataques.
- El icono de la esquina inferior izquierda indica el arma equipada en ese momento, tanto de melé como de fuego (en este caso, también nos informa de la munición).
- El icono de la esquina inferior derecha indica la disciplina seleccionada en ese momento. Cuando usamos algunas, aparecerá una barra con el nombre de la disciplina en cuestión, indicándonos así que está activa y el tiempo que tenemos antes de que se pase su efecto.

Todo objeto que consigamos irá a nuestro inventario, que sólo será visible pulsando en las teclas correspondientes para desplegarlo. En esencia estará separado en objetos, armas de melé, armas de fuego y armadura. Todos estos items podremos recogerlos de enemigos caídos o encontrarlos por el suelo, usarlos y venderlos para sacar dinero que podremos emplear en comprar objetos mejores o en determinadas misiones.


LA SENDA DEL VAMPIRISMO
A pesar de todas estas posibilidades de clanes, respuestas y acciones la historia es la misma para todos; el protagonista será "abrazado" (convertido en vampiro) de manera ilegal y la Camarilla entrará en acción aplicando la ley: la pena de muerte para ambos. Sin embargo, el Príncipe de Los Ángeles, lugar donde tendrá lugar todo el juego, le perdonará la vida a cambio de que trabaje para su agrupación. A partir de aquí tú mandas, pero lo indispensable de este juego es la exploración y la interacción con los PNJ 's que te vayas encontrando en tus periplos. Muchos de ellos te darán misiones secundarias, recomendables para ganar puntos de experiencia y fortalecer así tu personaje. Incluso puede que consigas más de lo que parece dependiendo de los diálogos que escojas:

Que aparezcan estas líneas de diálogos de colores dependerá del nivel en el correspondiente atributo social; si no tienes suficiente, simplemente no aparecerán y no conseguirás ese algo especial.


La existencia de  estas misiones secundarias alarga también considerablemente la duración del juego, pudiendo llegar hasta 30 horas si nos entretenemos con las mismas. En VTMB hay cuatro barrios diferentes de LA por los cuales movernos - Santa Mónica, centro, Hollywood y el barrio chino - algunos más grandes y con más zonas que otros pero en esencia, se trata de lugares cerrados. Por otro lado, es de agradecer, porque nuestro personaje no contará con ningún medio de transporte dentro del barrio, aunque sí tendrá un taxi sin costes adicionales con los que cambiar de barrios o zonas, pero igualmente a veces será un poco lento tener que ir corriendo de un lado para otro.



ASPECTOS TÉCNICOS Y DE JUGABILIDAD
Sin duda toda esta interactividad no tiene nada que podamos reprocharle, pero en el apartado técnico por desgracia deja bastante que desear. VTBL salió precipitadamente y esto conllevó a que el juego estuviera plagado de bugs cuya resolución cayó sobre la comunidad, por lo que no es de extrañar que haya bastantes parches circulando por la red que arreglan estos fallos, que mejoran la personalización del personaje, cambian el idioma, etc. Sin embargo, muchos siguen estando ahí y el problema es que, como no tengamos un segundo fichero de seguridad donde guardar, tendremos que iniciar la partida desde cero, algo bastante molesto y frustrante de por sí como para tenerlo en un juego tan largo. Algunos ejemplos "lights" serían ver a través de las paredes, personajes que hacen movimientos extraños y el entorno no responde o que sufran deformaciones, pero los bugs más gordos que nos fastidiarían la partida serían del estilo que el PNJ de turno no aparezca, que cierto mecanismo no cumpla su función o que nos quedemos literalmente enganchados en alguna pared o encerrados en algún rincón.
Las armas de fuego tampoco es que destaquen por su utilidad, pues será un infierno apuntar y disparar a pesar de que se nos ofrezca la posibilidad de alternar la vista entre primera y tercera persona. Esto nos llevará a pasar bastante de ellas e ir con armas cuerpo a cuerpo la mayor parte del tiempo.


En cuanto a los gráficos quizá a algunos les echen para atrás; el motor Source de Valve el cual tenían otros juegos como Half-Life, por poner un ejemplo, ha envejecido bastante mal pero para la época en la que salió era de lo mejorcito que uno podía encontrar. El modelado de los personajes es bastante decente por otro lado.
Sobre los entornos decir que son, en cierto modo, deprimentes. Y es que VTMB es bastante realista en lo que se refiere a eso: calles por las cuales pasea gente normal pero también todo tipo de mendigos y maleantes haciendo de las suyas, prostitutas buscando clientes, algún policía patrullando y una noche eterna serán nuestros eternos compañeros de periplos. Hay bastante variedad de PNJ pero no en apariencia: los principales destacarán enseguida pero los de relleno se repetirán con bastante asiduidad, algo que podía haberse mejorado metiendo alguna skin más.


En contadas ocasiones también tendremos la suerte - o desgracia - de toparnos con otros seres sobrenaturales además de vampiros, como pueden ser hombres lobo o ghouls, humanos a los que se da sangre vampírica y que adquieren parte de las habilidades y fuerzas de sus maestros vampiros. La IA es bastante mediocre en algunos momentos, pues si por ejemplo estamos en sigilo y matamos a alguien, nadie parecerá darse cuenta, aunque caiga muerto desangrándose en su cara, aunque con la antigüedad que tiene se le puede perdonar, porque al menos algunos enemigos intentarán huir de nosotros o si armamos jaleo vendrán más para pelear.
Por último, comentar que la banda sonora y los efectos de sonido son bastante buenos, sobre todo la primera por contar con determinadas piezas que son canciones propiamente dichas y que nos ayudan a adentrarnos aún más en la trama. El doblaje es también bastante bueno, aunque algunas veces falle y no se oiga lo que el personaje tenga que decir.



CONCLUSIÓN
Vampire the Masquerade: Bloodlines es una genial opción si queréis jugar a uno de los mejores RPJ que hay para PC, aunque su gloria quede empañada por multitud de bugs que pueden arruinaros la partida y por algunos desajustes en el control que podrían haber sido mejores. Por el resto, los amantes de Mundo de Tinieblas encontrarán una genial adaptación del famoso juego de rol en este título.

6 comentarios:

  1. ¡¡Excelente aporte!! Es un juego muy adictivo y que, a pesar de los bugs, tiene su punto fuerte en la interacción con el resto de los personajes de su oscuro universo. Ya por la posibilidad de resolver las misiones de distintas maneras dependiendo de tu especialidad, hace que merezca la pena jugarlo de mil maneras diferentes. Recuerdo de más chavalín jugando la misión del Ocean House a las tres de la mañana, para luego no pegar ojo, ja ja ja ja. Y la adaptación de las debilidades de los clanes se ha modificado ligeramente para adecuarlo a las necesidades del juego. Por ejemplo, me parece muy apropiado cómo han representado la debilidad de los Toreador, dejando sólo su sintonía con la humanidad. Sin duda, una de las mejores adaptaciones del vampiro y de su atmósfera sombría, y una gran experiencia de horror personal...

    ResponderEliminar
  2. Y yo que todavía no he probado la saga... Todo el mundo habla genial de ella

    ResponderEliminar
  3. NeoJin, yo sólo he jugado un par de partidas al de rol y a éste juego, o sea que tampoco te creas que soy una experta jejeje

    Está guay, pero es muy complejo el universo.

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. Ayer tuve un sueño raro donde me creaba un personaje de este juego O_O y todos los puntos me los ponía en poder de combate y resistencía; me pregunto si el juego podría terminarse jugando de ese modo...

    Habría que probar :D

    Echelente análisis! Le puede servir a cualquiera que desee empezar a jugar y crearse el personaje

    ResponderEliminar
  5. Otro por aquí que se ha pasado media vida oyendo maravillas de este juego y que nunca se ha animado a empezarlo.

    ResponderEliminar
  6. MAVERICK - Vamos, eso significa que vas a acabar jugándolo y lo sabes!

    Suditeh = Pues ¿por qué no lo juegas de una vez, insensato? jiji

    Un saludo!

    ResponderEliminar