15 de agosto de 2019

El bebé de Rosemary (Libro y película, comparativa)


















    VS 






Hacía tiempo que no me marcaba una de estas entradas comparando un libro con su película resultante pero hoy os traigo un film que es de mis favoritos. El año pasado tuve al fin la ocurrencia de buscar el libro y ventilármelo en un santiamén, pues no es muy gordito y se lee bien. Sin embargo la película dirigida por Polanski (aquí más conocida como La semilla del diablo) la conocí hace muchos años cuando una noche mis padres decidieron ponérmela advirtiéndome que no debía perder de vista ni a Guy Woodhouse ni a los señores Castevet, centrándome hasta en el más mínimo detalle para poder saborear más el film. 

Tranquilos, esta sección estará libre de spoilers.

Y es que la historia, para aquellos que no la conozcáis, es tremenda. Quizá el único fallo que le encuentro a la película es que es demasiado obvio lo que está sucediendo para el espectador a pesar de que nos muestran la trama desde un punto de vista totalmente subjetivo (todo lo que vemos es lo que la propia Rosemary ve) por lo que no se consigue el efecto que, yo creo, era el deseado: ¿lo que está sucediendo es real o es tan sólo una distorsión de lo real? ¿Rosemary está loca o no lo está? Estas preguntas nos asaltarán sobre todo al final del film pero como digo habremos visto demasiado como para tener dudas.




Pero vamos a lo que de verdad importa. ¿Es la película fiel al libro de Ira Levin? La respuesta es afirmativa, lo es en bastante medida. Para empezar no hay variaciones del desarrollo y la conclusión de la historia y además la mayor parte de los diálogos de la película son calcados de los del libro.
A pesar de esto obviamente la película es un resumen de la novela, que llegó a ser bestseller y habrá ciertas discrepancias nada importantes como la apariencia de algunos de los personajes o de la decoración o disposición de sus domicilios. 
Sin embargo la lectura del libro es esencial si queréis conocer más detalles sobre la historia de los personajes o para entender el por qué de algunas cosas como, por ejemplo, que Rosemary no acuda a su familia cuando se convence de la conjura que gira en torno a ella y su hijo nonato, por qué, después de la extraña confesión que le hace su marido Guy y su comportamiento hacia ella Rosemary no toma la iniciativa de divorciarse de él o que de verdad ella no sea capaz de ir a ver a Hutch en ningún momento al hospital.

Y es que tendremos todo: al egoísta Guy que nos caerá mal desde el minuto uno, pues parece que el personaje está ideado para que sea odiado, a los encantadores pero demasiado serviciales señores Castevet, ella con su acento y su franca forma de hablar y él con esa penetrante mirada suya, al en apariencia pasota doctor Sapirstein y, por supuesto, a la voluble e influenciable Rosemary cuya auténtica apariencia dista de la que le dio Mia Farrow en la gran pantalla pero que sin embargo le viene como un guante porque con esa marcada delgadez suya y su cara angelical consiguen crear esa imagen de la mujer aislada, vulnerable e impotente que el autor le dio cuando creó al personaje.
La verdad que yo no cambiaría a ninguno de los geniales actores que trabajaron en la película: Ruth Gordon que se llevó el Óscar por este papel de Minnie Castevet como mejor actriz de reparto (ahí dejo eso, porque su actuación es soberbia), Sidney Blacmer como Roman Castevet y John Cassavetes como Guy, que se curra tales expresiones faciales que hace que le odies desde el principio hasta el final. Por supuesto Mia Farrow, como ya digo, la mejor que pudieron elegir para este papel. Yo soy incapaz de imaginarme a los personajes de otra manera. Y sí, la escena del llanto que vemos en la cocina durante la fiesta que organiza Rosemary es real puesto que Farrow poco antes había recibido la confirmación de que Frank Sinatra se divorciaba de ella y todo porque la mujer aceptó este papel contra sus deseos (de tenerla en casa haciendo "tareas de mujeres")



Habrá cosas que sucederán en el libro que no sucederán en la película pero no viceversa, como digo si os gustó mucho el film de Polanski es obligatorio que leáis las páginas de Levin para ampliar la historia y, aunque por lo visto hay una secuela a la historia, no está en absoluto valorada. A pesar de todo me gustaría leerla y lo haré en cuanto consiga encontrarla.

3 comentarios:

  1. He ido corriendo a ver la película después de leer tu critica. Quise saber quien era el actor que gano un Oscar por actuar en la película, aunque no entiendo Minnie Castevet desde que la vi me parecio de lo más chocante, metiche (una expresión que usamos aquí para las personas que se inmiscuyen en cosas que no deberían)

    Tambien me sigo preguntando ¿Que confesión hizo Guy a Rosemary? ¿Te refieres a cuando le dijo que se la folló estando desmayada?

    Todavía sigo viendo el final pero no sé, por momentos creo que Rosemary está un poco mal de la cabeza, como paranoica O_o... aunque también son demasiadas conciencias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hmmm, Ya he visto el final y me dejó aun más confundido, ¿O sea que todo era verdad?
      O_o
      o_O
      O_O

      Eliminar
    2. Sí, como rezaba el título que le lega Hutch... todo sucedió de verdad.

      Exacto, la actriz que encarna a Minnie es la que se llevó el Óscar porque lo hace de miedo, es que precisamente son unos metiches, como dices tú. Ya sabemos los motivos cuando vemos la peli.

      Me refiero a exactamente esa confesión de Guy para dar explicación a los arañazos que ella tiene... pero sabemos qué ocurre en realidad.

      Se vuelve paranoica porque descubre lo que pasa... a medias.

      Eliminar