1 de junio de 2021

[Crítica] La Momia (2017) y sus sin sentidos

 



Justo antes de la pandemia se estrenó La Momia, el reboot de la conocidísima película de 1999 y, aún a pesar de que tenía previsto ir a verla al cine para acompañar a mi amiga Ina, que era quien más deseaba acudir (yo me conformaba con verla en la tele), no pudo ser por el "bicho". Hace poco me acordé de ella pero no me puse a visionarla hasta este domingo porque, lo admito, no tenía grandes expectativas en esta peli. Las anteriores me gustaron mucho (alguna entrada tienen dedicada en el blog), incluso con sus fallos e inexactitudes y, viendo la moda que hay con los reboots y remakes me temía que podía defraudarme.

La buena noticia es que no lo ha hecho porque, como digo, las expectativas eran bajas. Veremos los diferentes motivos que me lleva a indicar esto.

La trama de la peli es similar a la de las protagonizadas por Brendan Fraiser, sustituido aquí por Tom Cruise, pero con notables diferencias. Aquí el rol de la momia, que en la bilogía (lo siento, para mi no es una trilogía) anterior era encarnada por el fantástico Arnold Vosloo, que interpretaba al infame  sacerdote Imhotep, recae en Sofía Boutella, cuyo personaje es la princesa Ahmanet, primogénita de un faraón y que decide hacer un pacto con el dios Set cuando su padre Menehptre la aparta del trono en beneficio de su hijo varón recién nacido. Aquí el faraón también es asesinado a manos de su propia hija, que también mata a la esposa (o concubina, no me queda muy claro) y al bebé de ambos. A cambio, ella debe darle un avatar a Set usando para ello a un hombre como sacrificio, para juntos gobernar la tierra "y vengarse de la humanidad" (cito textual, luego digo por qué). Pero tal y como le sucedía a Imhotep sus planes son frustrados por los, entiendo, Medjai y la princesa es enterrada viva... para que miles de años después Nick Morton (Cruise) y compañía la descubra por accidente en Irak. 

Lo más egipcio que veremos en esta peli serán estas estatuas de Anubis.

Voy a dejar de lado el crossover que se han montado con el Dr. Jekyll (sí, sí, el de Mr. Hide, agarraos) interpretado por Russell Crowe y que me resultó de lo más inesperado a la par que confuso, que es una especie de guardián del bien pero que empuña la excusa de que el fin justifica los medios, ya que sus numerosos medios (está forradísimo el jodío) no son lo más ortodoxos que se digan y me voy a centrar en sí en el propio poco sentido que tiene el argumento en sí.


Para empezar, si sois mega-fans como yo de la cultura egipcia ya os adelanto: lo que menos sale en la película son cosas egipcias. Es que ni siquiera la tumba de la princesa está en Egipto, si no en lo que antiguamente era parte de Mesopotamia. ¿Motivo? No se sabe. Los egipcios no querían semejante marrón en casa y se lo encasquetaron a los vecinos ¡qué majos! (nótese el sarcasmo) ¿Y ese sarcófago? ¿Qué demonios es eso? ¡Me encajaría más en una película relacionada con los mitos de Cthulhu que en una de una princesa egipcia, por muy infame que sea!


Que ésa es otra cosa: en sí la existencia de la momia no tiene ningún sentido, pero ni en esta película ni en las anteriores. Si se supone que estos personajes (Ahmonet, Imhotep y Ank-su-namun) cometieron crímenes tan atroces como es el asesinar a un faraón para empezar jamás hubieran sido sepultados, ni vivos ni muertos, por muy cruel que pueda ser el castigo de ser enterrado vivo (y con escarabajitos devoradores de carne). Para un egipcio, que creía en la vida en el Más Allá, era primordial y esencial la conservación del cuerpo, de ahí que siguieran el largo proceso de la momificación y que sólo podían permitirse lo más ricos. Igualmente vital era el nombre del difunto, pues si no era conocido sería olvidado y eso era un fin que aterraba a los egipcios. ¿Qué se hacía pues con los infames y los delincuentes? Borrar sus nombres de todas partes (como hicieron con Akhenatón, aunque no demasiado bien y se supone que con esta princesa también) y quemar sus cuerpos o arrojarlos a las alimañas del desierto: sin cuerpo debidamente conservado ni nombre, despídete de revivir en el Más Allá. Básicamente te condenaban al olvido, a la no existencia y eso para ellos era algo terrible. Creo que ya he dejado claro por dónde voy pero cierto, sin cuerpos no hay pelis pero podrían  haberse buscado alguna excusa más lógica como, por ejemplo, que seguidores de la princesa mataran a los Medjai o sacerdotes que custodiaran el cuerpo y lo ocultaran lejos para preservarlo.


Otra cosa que no tiene sentido o yo no se lo encuentro es el pacto en sí que hace Ahmonet con Set. Aparte que se cuelan en cierto punto cuando afirman que Set es el dios de los muertos, pues decir que ése es Osiris, su contraparte y hermano gemelo: Set es el dios del desierto y por ello los viajeros de las caravanas imploraban su protección cuando lo atravesaban y, como el desierto es implacable, Set era considerado una deidad muy poderosa. Su otra faceta más amable era ser el protector de la barca solar que atravesaba el inframundo, harponeando a Apofis, pero esa es otra historia.

Pues bien, como Set en el mito Osiríaco es el "malo", el que mata a su  hermano por celos y luego ciega a su sobrino, pues en las pelis siempre lo asociamos con lo maligno. Vale, ahora bien, se supone que Ahmonet hace un pacto con él pero ¿qué gana ella? ¿Acaso es poseída por algún demonio y por eso tiene los ojos así, como dobles? Morton da una pista casi al final, de ahí que crea esto pero igualmente es que no comprendo qué me quieren dar a entender. ¿Es mala por eso? ¡Ya lo era! ¿Acaso gana sus poderes, que ni usa para matar a su familia? Los mata con un cuchillo y para eso no necesita vender su alma a un dios, es que además la tía sabe pelear como vemos en la intro y si fuera lista se monta un planazo y se queda como reina igualmente. ¿Por qué hacer un pacto? ¿Acaso porque aspira a ser la amante de Set? Ya tenía una especie de novio, parece. Y luego ella lo enfoca más bien al revés, por lo menos cuando intenta tentar a Morton. Y luego la frasecita mencionada antes, que así traerá a Set porque quieren vengarse de la humanidad. ¿Vengarse por qué? ¿Qué les ha hecho la humanidad, sobre todo a Ahmonet? ¡No entiendo nada, socorro!

Hablando de los poderes de Ahmonet, creo que son una gran cagada. Lo de alzar a la peña estilo Rey de la Noche vale, me gusta aunque repito no tiene sentido porque Set NO era el dios de los muertos. Imhotep creo que lo hacía porque leía el Libro de los Muertos, que es algo diferente y que tiene más sentido. Bueno, quiero suponer, dado el trasfondo, que Set le da sus poderes, de modo que tendría que poder controlar las arenas del desierto, por ejemplo, de hecho Imhotep también lo hacía... es más, él mismo se convertía en arena, de modo que entiendo que no se le podía encadenar. Pues Ahmonet no amigos; en cambio puede controlar a los animales. Lo digo así porque controla cuervos, ratas e incluso arañas, todos ellos animales que no guardan relación ninguna con la iconografía egipcia (leones, halcones, ibis, ranas, vacas, toros, monos, etc) pero claro, muchos animales de estos en Londres, que es donde se desarrollará la trama, no hay. ¿Y me dices que no puedes convertirte en arena para que no te puedan harponear y meter mercurio líquido? ¿Ni tampoco puedes escaparte de tus captores originales si ya tienes súper fuerza? ¡Menuda cagada tú! Imhotep tampoco pudo huir pero es que él no era un ser poseído ni extraordinario todavía, si no un ser humano normal. Es que no tiene sentido; y si lo tiene porque, insisto, los sacerdotes usen algún tipo de magia para inmovilizarla o contenerla, mostrádmelo en pantalla.
Luego me hace gracia porque invoca la arena del desierto ¡en Londres! Sí que ha tardado poco en viajar...



Tampoco entiendo la obsesión con el mercurio, lo había en su tumba y lo intenta usar Jekyll con ella, entiendo, para contenerla. ¿Acaso no funciona volando su cuerpo en mil pedazos o quemándolo directamente, que es mucho más baratito y sencillo? Supongo que está el problema de su alma... pero no sé, creo que podían haber pensado esto mejor. Se supone que estas son historias de magia y estoy segura que los sacerdotes egipcios tendrían algún conjuro para este tipo de casos.

Hablemos por último el artefacto de la peli, ese que sustituye al Libro de los Muertos (que por cierto, hay un pequeño guiño en cierto momento). Aquí es una daga con una gema y nos mezclan ea los templarios en la ecuación así de paso, que por cierto... la gema, que yo confundía al principio con la Piedra Filosofal. ¿Es la Piedra? ¿Qué vínculo tiene con Set? Porque no tiene un nombre único, como sí lo tiene la daga... no sé, en plan La Gema de la Resurrección, El Ojo de Set o algo así épico y que si los juntas obtienes la Daga de Set con la que éste revive en un cuerpo mortal. Es "la gema", coges un rubí o un zafiro cualquiera y se lo incrustas a la daga y a tirar... porque dicho así suena a eso.

¿Y cómo demonios aprende nuestro idioma la princesa? La excusa que Ahmonet pone es que "es muy simple" pero eso no significa que por oír dos palabras te lo aprendas de la nada. Más bien me parece una excusa muy cutre para evitar que hablen más tiempo en egipcio, mira Imhotep y la Ank-su-namún, que no iban tan sobraditos como tú.

El final por cierto invita a una continuación, aunque no sé yo... y, como curiosidades, decir que el faraón Menehptre es ficticio y que he leído que la princesa Ahmonet se basa muy libremente (y tanto, ya os lo digo yo) en la diosa Amonet.

En fin, lamento haberme extendido demasiado pero era necesario para dejar claro los sin sentidos que más me llamaron la atención de la película. Al menos es entretenida pero como trasfondo egipcio más bien poco, como la supuesta tercera película de La Momia 3: La tumba del emperador dragón. ¿Qué os ha parecido a vosotros y que os gustaría destacar de la misma?

2 comentarios:

  1. No sé, me dejaste confundido. Al principio dijiste que la película no te defraudó, pero luego todo lo demás es sobre las cosas que te defraudaron de la película 😅 ... A mí se me hace que lo que no te defraudó fue el Tom Cruise 😉😉


    Creo que la veré aunque es bastante dudoso que me llegue a gustar.

    Según veo también hay un gran factor que diferencia esta película de las otras con Brendan Fraser y Rachel Weisz, y es la parte cómica; las otras películas eran del estilo Aventura-Comedia, podría decirse que eran del mismo genero que las películas de Indiana Jones; ademas tanto Rachel Weisz ♥ como Brendan Fraser estaban en uno de sus mejores mejor momentos. 👌

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizá me expresé mal xD Quise decir que no me decepcionó porque ya me esperaba que sería meh.

      Fíjate, Tom Cruise es guapo pero nunca me ha gustado de esa forma, todo lo contrario que Brendan Fraser por cierto :P Llevas razón, en esa peli está muy bien y Rachel Weisz también, aunque creo que le quedan mejor las cejitas más anchas como lleva en la segunda peli.

      Es que además se me olvidó mencionar que el género es diferente, yo no lo consideraría aventuras y algo de humor hay pero tan escaso y un tanto forzado que apenas es reseñable; recae en la figura del compañero de Tom Cruise que yo al principio pensaba que sería el sustituto de Sebastian, el hermano de Ivy, pero naah...

      ¡Un saludo!

      Eliminar