10 de septiembre de 2021

[Reseña] Volumen 1 Teenage Mutant Ninja Turtles #9



Volviendo de nuevo a la serie regular nos encontramos con el #9 que, por lo que se nos indica, es una precuela de lo que llevamos visto hasta ahora, más que nada por lo que vemos en la segunda página y se centrará especialmente en el maestro Splinter.



Las tortugas usan bandanas en este número y en ciertos casos saldrán utilizando armas diferentes a las habituales (Michaelangelo usará un manriki-kusari o kusari-fundo mientras que Raphael aparecerá manejando un par de tonfas, igualito que su versión de RTMNT) y estaremos ante el primer número de la serie que abordará temas místicos tales como la transferencia de almas o el plano astral.

Con ánimo de resumirlo rápidamente Splinter será "poseído" tras dar su consentimiento por Gosei Hatsumi, un hombre agonizante de Japón con cuyo espíritu entra en comunión tras presentirlo durante una de sus rutinas de meditación. El hombre desea que su linaje perdure en la figura de su nieto, pues su clan samurai ha transmitido su fortaleza espiritual durante generaciones; el problema es que su hijo, Kenji, vive en Nueva York y es malvado, por lo que desea transmitir su fuerza (algo así como los recuerdos, habilidades y sabiduría de todos estos antepasados) a su nieto Hattori antes de que sea demasiado tarde, pues Kenji intenta que siga sus pasos de criminal. De ahí que necesitan hacer un intercambio espiritual: el alma de Splinter quedará en el cuerpo agonizante del anciano mientras que el espíritu de éste entrará en el de la rata mutante para poder cumplir con su último deseo, que deberá conseguir a contrarreloj; en caso de que su cuerpo muera antes de volver a hacer el intercambio Splinter morirá.


De modo que Hatsumi, ocupando el cuerpo de Splinter, comandará a las tortugas para que le ayuden a infiltrarse en el edificio de su hijo y llegar hasta su nieto, teniendo que encarar a unos ninja enviados contra Kenji y Hattori por la competencia para asesinarle. Es obvio cómo terminará el número por cierto.





Poco más tengo que comentar al respecto, ya que irónicamente este tipo de enfoques espirituales son los que menos me gustan pero que realmente es un tema que no debería desentonar en historias de ninjas, a los que siempre se les ha vinculado con la magia y el mundo de los espíritus debido a las habilidades que mostraban en el combate que, a ojos de incultos fácilmente impresionables, tenían más tintes sobrenaturales que puramente técnicos. Lo bueno que tiene es que, para variar, se centra en el maestro Splinter aunque, para mí, desentona un poco que se le incluya en la serie regular cuando tiene pinta más de un especial del personaje como tal.

Que yo sepa este número no tiene adaptación (al menos en la serie de 2003 que es de la que más piloto ahora mismo) pero el personaje de Gosei Hattori volverá a salir en números posteriores, mínimamente mencionado, concretamente en el #46 y #47 de este Volumen 1 (dentro de la serie regular) y en el #22 de las Tales of the TMNT del Volumen 2 (fuera de la serie regular)

No hay comentarios:

Publicar un comentario