12 de enero de 2022

[Reseña] Volumen 1 Teenage Mutant Ninja Turtles #12 y #13

 

+



¡Hoy os traigo un 2x1! Por todos estos meses de secano, así en general, pero entre escribir fanfics y lo que escribo para el trabajo hace que me quede casi sin ganas de darle a las teclas en mi tiempo libre. El caso es que os traigo los siguientes dos números de la serie regular del Volumen 1 de las TMNT de Mirage, siendo el segundo que voy a reseñar el primer número no canónico que vamos a encontrar. Para los despistados, esto quiere decir que lo que se nos cuenta no está considerado como "oficial" según los creadores, Peter Laird y Kevin Eastman, por lo que podéis considerar como si nunca hubiera existido y no vendrá incluido en los recopilatorios.

Teniendo en cuenta que esto ocurre tras la huida de Nueva York la mayor parte de los cómics que veremos de ahora en adelante tendrán lugar durante la estancia de la familia de Splinter en Northampton, que, por si tenéis curiosidad, se encuentra así con respecto a Nueva York:


Dicho esto, vamos al lío.


  • Sobre Teenage Mutant Ninja Turtles #12
En este número las tortugas, Splinter, Casey y April disfrutan de un camping en los bosques de Northampton cuando un joven aterrado hace acto de presencia, farfullando algo sobre un grupo de terroristas que tiene el patriotismo por los aires y que le han obligado a fabricar una bomba nuclear que piensan detonar contra una base militar para iniciar una nueva guerra. Pero antes de que pueda darles más detalles es herido por un disparo de francotirador, lo que demuestra al grupo de amigos que los terroristas están cerca de ellos
Mientras Casey y April llevan al hombre a un hospital tanto Splinter como sus hijos se pondrán a la caza de esos individuos con la idea de frenar sus planes nada ortodoxos para aleccionar al mundo sobre a dónde está yendo a parar.


Esta historia es más que decente y muestra a las tortugas luchando contra tipos armados, en algunos casos con armas de fuego pero usando su entorno para camuflarse y emboscarles al más puro estilo de un ninja. Y aunque en sí la historia pueda ser un poco pretenciosa, puesto que no se sabe cómo un grupo de mindunguis como éste se ha hecho con plutonio (entiendo que robándolo, pero ya me entendéis) por lo menos al final es algo más realista (todo lo que puede serlo un cómic cuyos protagonistas son mutantes ninja) mostrando que Donatello, por muy listo que sea, no es capaz de lidiar como tal con una bomba nuclear y deba recurrir a un método más sencillo para neutralizarla.





Muy interesante y acertada es, por cierto, la reflexión con la que la propia tortuga armada con un Bo cierra este número, tanto por su contenido como porque aquí ya se nos muestra por primera vez la sensibilidad de su carácter.

Podéis ver su adaptación en la serie de 2003 titulado como H.A.T.E. (O.D.I.O. en español) siendo el número 62, el décimo de la tercera temporada. Podéis verlo aquí en castellano.


  • Sobre Teenage Mutant Ninja Turtles #13
Como ya he avisado más arriba, estamos ante el primer número no canónico del volumen 1. A partir de aquí irán viniendo bastantes más.

Las cuatro tortugas se van de acampada y tras observar apenas el precioso cielo nocturno que se expande por encima de ellos un meteorito impacta contra el lago en el que se encuentran... aunque apenas unos minutos después se verá que no es un trozo de roca, si no un robot en cuyo interior va una misteriosa joven a la que tendrán que auxiliar.
A la mañana siguiente la chica, que se llama Jhanna despertará y, a pesar de los malentendidos iniciales, les contará que se dirigía a otro planeta cuando fue emboscada por su rival, Moriah: debían enfrentarse en un duelo igual para decidir cuál de las dos debía acceder al trono de su mundo, pues su pueblo la votó a ella pero Moriah quiere matarla "haciendo trampas" porque no quiere ceder el gobierno. Lo que hay que ver, que hasta en el espacio los dirigentes se aferran a sus asientos como garrapatas.

El caso es que Moriah aparecerá poco después acompañada por sus esbirros, pues se ve que no le van eso de los duelos igualados. Por desgracia para ella las tortugas ayudarán a Jhanna a luchar, aunque finalmente tendrá su duelo contra su rival y se impondrá victoriosa. Al final regresará a su mundo dejándoles a las tortugas un regalo de agradecimiento: su trenza de guerrera.

La historia en si no está mal pero entiendo por qué este número no es canónico: tanto el dibujo (se nota diferencia ¿eh?) como el guión son obra de Michael Dooney y haceros a la idea porque el señor viene para quedarse. A veces sus ideas estarán guays y otras tantas veces no: en este caso está entre medias.
Porque a ver, entiendo que las TMNT ayuden a Jhanna pero lo que no me entra es por qué actúan como si ella fuera una mujer frágil o delicada y la situación fuera increíblemente fatalista: si se supone que ella es una guerrera (como demuestra) es una igual y no deberían preocuparse más por ella que por cualquiera de ellos mismos, de hecho la conocen de apenas unas horas, de modo que no entiendo esa preocupación excesiva de Donatello... bueno sí, se entenderá cuando se vea la última viñeta, ya que Dooney le hace suspirar por Jhanna, lo que hace que sea la primera tortuga que veamos que sufre de mal de amores.
Me parece estupendo pero, repito, de nuevo. ¡Que apenas se conocen de unas horas! Es que apenas ha pasado un día con ellos y descontando tiempo de sueño. Qué manía se tiene en la ficción conque sus personajes creen vínculos afectivos tan profundos y desesperados con apenas unas horas de contacto.



Y ¿sabéis qué? Creo que este es otro motivo por el que el #13 jamás será canon: Laird no soporta la idea de que las tortugas se echen novias (o novios, ojo, entiendo yo) humanas. Curiosamente no parece importarle que se echen novias furras peludas como por ejemplo Raphael, que parece tener fijación por las zorras (las animales, no de las otras) pero ¿humanas? ¡Ni en sueños! Por mucho que nos guste a los fans fantasear con esto... nah.

Aunque, fijaos qué curioso, a pesar de esto en la serie animada de 2003 Peter Laird accedió a adaptar este episodio y de una manera bastante fiel (incluido el amor no correspondido de Donatello) si bien las dos mujeres coprotagonistas de este número sufrieron un ligero cambio físico, pero pocas diferencias más.
El capítulo se tituló "Elegidas por el pueblo" y sería el 80 de la serie, siendo el segundo de la cuarta temporada. Podéis verlo aquí en castellano.


Por último, otra cosa que me chirría del número, es volviendo de nuevo a lo antes mencionado. Jhanna dice que es una guerrera, que debe luchar en un duelo igualado con Moriah y que gane la mejor pero aún así las tortugas están dispuestas a zurrar todas juntas a Moriah. ¿Hola? Si es cierto que se rigen por el código del bushido, esto es una contradicción bien gorda: como digo, entiendo que se aseguren de liquidar a los esbirros de Moriah para que eso permita que se produzca un combate igualado entre ambas pero de ahí a llevar a cabo su guerra por ella, me parece francamente absurdo. ¿Por qué? ¿Es por ser una tía? ¿O porque está buena? No hay más preguntas, señoría.

2 comentarios:

  1. Bueno, Bueno... Me has hecho verme los capítulos de la serie del 2003 para saber si eran más o menos idénticos al cómic; sin duda esa serie se apega demasiado a las historietas.

    No sé en lo que respecta al cómic, pero desde el inicio Jhanna demuestra ser bastante capaz de sostener un buen combate (ademas de que se dice que fue elegida por el pueblo para ello); sobre lo que comentas de "llevar a cabo su guerra" tal vez te refieras a otra cosa pero está más que claro que Moriah hizo trampa al llevar a sus esbirros, y Los TMNT solo intervinieron para igualar las cosas.

    Lo de las furras... eso está bien Weird 🤨😅

    ResponderEliminar
  2. Exacto, ella es más que capaz por lo que no necesita que se preocupen por su bienestar, pero hay dos puntos en el cómic en que se está pegando ella sola con Moriah, parece que va perdiendo y se quieren meter las tortugas, pero Jhanna misma les termina diciendo que no lo hagan.... con lo cual me resulta todo muy forzado y más bien da la impresión de que el autor quiere potenciar de ese modo aún más a la badass de Jhanna, pero es que no es necesario. Recordemos que estamos en los años 80-90 pero aún así ahí estaba ya Ellen Ripley con el lanzallamas y sin necesidad de que nadie le ayude a destacar.
    Por otro lado me parece bien que le ayuden a igualar las cosas, como digo, ya que Moriah está más que claro que hace trampa.

    Sin tener nada que ver... furra powah! xD

    Un saludo!

    ResponderEliminar