4 de enero de 2018

Balance 2017 (Parte 1) - Series



Pues otro año que se va y, como es habitual en estos lares, LitteEiko os trae su balance de año donde hago un repaso de aquellas series, libros y juegos que he terminado de ver/jugar durante el mismo. Me hubiera gustado que me hubiera cundido un poquito más pero creo que tampoco está tan mal. En esta ocasión me he molestado en hacer mini-reseñas ya que ha sido un año escasito en cuanto a entradas (el trabajo y el canal de youtube apenas me dejan ganas, aparte de que he pasado mucho tiempo dedicándolo a fanfic que estoy haciendo).

Eso sí, esta vez lo voy a dividir en dos partes porque esto me ha quedado bien largo con eso de incluir mini-reseñas. En esta primera parte me limito a hablar de las series.

¿Empezamos?


SERIES

Juego de Tronos (T7)


Qué decir de la penúltima temporada de JDT: ¡increíble! ¡Sensacional! Se nota que el final está cerca y no pueden permitirse meter rellenos (me refiero, a las escenas de gente en bolas o dándole al tema cual mandriles en celo) pero por fin han tenido lugar encuentros con ciertos personajes que, cuando veías la primera temporada, no te imaginabas que se cruzarían. Lo que más destaco: los destinos de Viserion y Meñique, las escenas de batalla con Drogon, el inicio de temporada y, por supuesto el final. ¡El largo invierno ya llegó! Porque cuando cae la nieve y sopla el viento blanco el lobo solitario muere pero la manada sobrevive...


Preacher (T1-T2)


Esta serie basada en unos cómic y que destila humor negro del bueno nos ha sorprendido para bien.  El mínimo de argumento que os pienso desvelar es que Jesse Custer es un predicador de un pueblo pequeño que está al borde de perder la fe pero que justo "le entra" un ente llamado Génesis, que le da el poder de la palabra (es decir, si da una orden quien la escuche obedece sin poderlo evitar), así que empezará a predicar la palabra de lo que él cree que es Dios.
Para mi gusto está mucho mejor la primera que la segunda si bien el personaje de El Santo de los Asesinos mola cantidad, aunque a Jessie a veces me daban ganas de darle un capón por su actitud. 
La serie cuenta con personajes de lo más carismáticos y aborda temas un tanto controvertidos al girar en torno a Dios (ay por favor, el descendiente de Cristo me mató). Cassidy es uno de mis favoritos y no decepciona en ningún momento; a pesar de su naturaleza sobrenatural es mejor amigo que muchos humanos y protagoniza buenos momentos de humor (el chino-irlandés-mejicano jaja), Herr Starr se las trae y el actor que lo interpreta (Pip Torrens) consigue esa excelente frialdad de villano que le hace tan molón. Y los ángeles... son entrañablemente ingenuos y encantadores a pesar de sus métodos poco ortodoxos, el momento con el querubín me mató. Es brutal.






Into the Badlands (T2)


Teníamos muchas ganas de ver la continuación de esta genial serie distópica postapocalíptica repleta de artes marciales. Por fin se nos desvela algo más de información sobre Azra y sobre los poderes de M.K. que si pensaba que era único estaba más que equivocado. No sé si ya mostré mi admiración hacia la Viuda, por su carácter fuerte y sus principios, si bien como acaba echándole en cara Tilda por cómo se comporta con Veil, es igual que el resto de barones en ciertos aspectos. Bajie me cae todo bien y que intuyo que tiene un gran potencial porque no os dejéis engañar por su aspecto humorístico, se esconde más de un as en la manga. 


Black Mirror (T3)


Esta temporada es más larga porque tiene un par de capítulos más (junto con el especial de navidad) pero es que es tan molona que no me importaría que tuviera cientos de episodios, pues cada uno es independiente del resto y puedes verlos en el orden que quieras. Sigue siendo tan impactante y clara como de costumbre y, aunque el público ha ovacionado el episodio de "San Junípero" y es muy bonito, yo me quedo más con "Caída en picado" (por concienciar) y "La ciencia de matar" (es que es tan del estilo de Más Allá del Límite que me encanta). En cuanto al episodio de navidad es sublime, muy deprimente por otra parte.


Tokyo Ghoul (T1-T2)

Tanto Krower como yo queríamos ver este anime que va sobre un chaval, Ken Kaneki, que se cita con una chica que luego intentará comérselo vivo al ser una ghoul; sin embargo un "accidente" hará que él quede malherido y su atacante muerta pero siendo necesario transplantarle sus órganos para que el chaval no las diñe. Esto convertirá al pobre Kaneki (porque es un buenazo) en un mestizo de humano-ghoul, teniendo las fortalezas de los ghouls pero también su necesidad de consumir carne humana. Por suerte para él se encontrará con Touka, ghoul de pura cepa que le llevará hasta la misma cafetería que el suele frecuentar y que es llevada enteramente por ghouls, que le ayudarán a integrarse a la par que tendrá que defenderse de otros ghouls y de los Investigadores, una especie de cuerpo policial que lucha por erradicar la presencia en Tokyo de estos seres. 
La serie está bastante bien aunque roza lo desagradable en ciertas partes me ha enganchado lo suficiente como para desear ver qué pasa en la tercera temporada que está prevista para el 2018 y saber más de los otros ghouls mestizos. Para que os hagáis una idea durante toda la primera temporada Kaneki intentará refrenar sus impulsos y seguir siendo tan humano como antes pero algo horrible le ocurrirá al final de la temporada que le hará cambiar totalmente de personalidad, convirtiéndose en el tipo de arriba y  que la segunda mostrará su lucha contra los Investigadores, que a su vez buscan cargarse al ghoul más poderoso de todos: el Búho.


American Gods (T1)


Neil Gaiman (sí, el mismo creador de la serie de cómics de Sandman) es el escritor del libro en el que se basa esta serie. Conoceremos a Sombra que se ha pasado entre rejas nada menos que 3 años por robar un casino y que saldrá con la noticia que su adorada esposa ha fallecido en un accidente de coche... mientras se la chupaba a su mejor amigo, sí. De viaje a su hogar para asistir al funeral se encontrará con un extraño tipo que se hace llamar Miércoles y que le propondrá trabajar para él, puesto que Sombra se queda sin la opción a trabajar en el gimnasio de su colega fallecido. Pronto quedará claro que el tal Miércoles no es un mero humano si no alguien mucho más divino que está moviendo hilos para llevar a cabo una guerra por recuperar la fe de la humanidad que ha desplazado a los antiguos dioses por otros más modernos (mayoritariamente, tecnología) porque, si nadie cree en un dios, éste muere... y, lo más intrigante, ha visto algo en Sombra que le ayudará a conseguirlo.
La verdad es que la idea es enormemente original y una que le pirra la mitología en general (en este caso abordan diferentes mitologías como la egipcia, celta o griega pero sobre todo escandinava) no puede dejar de ver esta serie y tiene muchas ganas de ver la segunda temporada, si bien es cierto que en algunos momentos se hace lenta. ¿Habrá que leerse el libro pues? Por cierto el leprechaun es tope gracioso y yo creo que, en el fondo, Laura le pone demasiado.




Stranger Things (T2)


Buah, no sé qué decir aparte de que es un maldito pasote y que es un must see. Nosotros nos la vimos en dos tardes y eso fue porque la primera nos la pusimos un poco tarde. Quizá es cierto que el capítulo 8 no case con el resto de la serie y parezca de relleno pero imagino que es porque más adelante tendrá especial relevancia. Recordemos que inicialmente la idea era hacer temporadas con historias y personajes diferentes.
Obviamente todo apunta a una tercera temporada donde espero ver por fin rollo entre Joyce y Hopper a la par que saber más sobre la criatura antagonista de esta nueva temporada y el mundo del revés.
Eso sí ¿soy la única a la que el final no le ha terminado de convencer? Es que los veo muy críos para estar ya en plan adolescente...



Una serie de catastróficas desdichas - Lemony Snicket (T1)

No recuerdo si Krower me avisó o fue que cada uno habíamos visto por separado material de esta serie y nos había llamado la atención; es más, no recuerdo tampoco si él ha visto la película y que por lo menos sabía de qué iba la vaina, yo la verdad es que no la he visto.  Los Baudelaire son tres hermanos que quedan huérfanos tras desatarse un incendio en casa mientras ellos estaban fuera. Los servicios sociales les llevan a vivir con un pariente, el conde Olaf, que es un viejo que vive en una casa que está hecha una auténtica mierda. Poco después veremos que el pariente es un tipo de lo más malvado, a quien le importan bien poco los niños pero no así su fortuna... por lo que ideará todo tipo de estrategias para quedarse con ella, a la par que los chavales, que son inteligentísimos, le frenarán los pies.

Durante toda la serie (al igual que en los libros originales) se nos advierte de que lo que veremos será realmente horrible y triste, recomendándonos ver otra cosa. Así es el humor tan peculiar que se destila en esta serie, que es realmente entretenida a la par que algo repetitiva porque siempre es la misma situación un capítulo tras otro. Aún así tengo ganas de ver la siguiente temporada, Neil Patrick Harris (que encarnó al icónico Barnie de Cómo conocí a nuestra madre) está espléndido como Olaf y por ello, os recomiendo verla en inglés. De hecho es él mismo quien canta la introducción Look away.



Mr.Robot (T3)

¿Qué decir ya sobre esta serie de hackers antisistema que no haya mencionado? Si bien es cierto que esta temporada se nos ha hecho, en general, más pesada y que no pasa nada realmente destacable, yo la he disfrutado y tenía ganas de ver el próximo episodio.
Sin embargo en esta ocasión no esperéis un gran giro como ocurría con la primera y la segunda, si bien es cierto que el último capítulo ha estado genial, aunque eso sí, me ha dado muchísima pena la pobre Dom y mi diez para el personaje tan psicópata de Irving.





Westworld (T1)

Krower se la vio en unos días mientras una servidora trabajaba pero le encantó tanto que no paró de recomendármela por lo que finalmente la vimos juntos (bueno, como casi todo).  Si no fuera por la introducción y que ya existe una película homónima con Yul Brynner entre el reparto, la verdad que el impacto sería mucho mayor.
Ambientada en el lejano Oeste como bien reza el título Westworld realmente es un parque temático con robots donde la gente puede dar rienda suelta a sus fantasías más depravadas; hay turistas que van en plan familiar buscando simple entretenimiento (puesto que los robots se mueven por eventos, donde de manera realmente natural te pueden embarcar en una misión al más puro estilo rpg) pero hay otros que buscan hacer todo tipo de fechorías sin importar las consecuencias, como violar o matar indiscriminadamente. Eres libre de hacer lo que quieras puesto que es un suelo sin ley, además los robots están programados para no poder lastimarte de ninguna manera... o eso parece. 

No sé, está tan genialmente cojonuda que no tengo palabras. Las cosas no serán nunca lo parecen, nos lo presentarán todo de tal manera que cuando nos den el giro no nos lo esperaremos para nada. Pero es que está tan bien hilado todo que es monumental. Es un must see, esperando con muchas ganas la siguiente temporada.



¡Hasta aquí llegamos! En la próxima entrada, libros y videojuegos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario