31 de marzo de 2015

Personajes que más adoro de la ficción: El mago Gandalf (El Señor de los Anillos, El Hobbit)


(Más adelante habrá SPOILERS)

Hacía tiempo que no publicaba en esta sección y no es que la abandone, más bien es que doy de vacaciones a algunas y decido, por lo que sea, centrarme en otras, según me de la neura. El caso es que, yendo al grano, vuelvo con un personaje de ficción que me es muy querido porque fue de los primeros así más serios que conocí en el mundo de la lectura.
Es más, ahora me hallo sumergida en su universo pero no había pensado dedicarle un episodio hasta que volví a visionar La Comunidad del Anillo (versión extendida). Se trata nada menos que de Gandalf el Mago, no diré Gris porque todos sabéis cómo termina eso.




La primera vez que me crucé con Gandalf fue de un modo inesperado, en absoluto pensaba yo que El Hobbit (EH) se iba a convertir en uno de mis libros favoritos (no así las películas, salvo quizá la primera, mientras que la segunda hice una y otra entrada sobre ella y ya la tercera parte no digo más). Mi idea era leerme El Señor de los Anillos (ESDLA) pero mi señor padre, muy sabio, me dijo que primero leyera EH al ser una precuela y mucho más corto, de modo que si no me gustaba me ahorraba leerme tres libros, que para mí en esa época eran gordos. Como digo, fue el primer libro sin dibujos que leía (aunque no el primero “serio”) pero que con su primera frase ya me enamoró.

Lo mismo puedo decir de Gandalf que me cayó simpático según apareció, presentado como un mago un poco, digamos, en las nubes pero que sabe muy bien lo que hace, siendo su apariencia la típica que cabría esperar: alto y enjuto, de cabellos blancos, larga barba del mismo color, nariz aguileña, de mirada penetrante bajo sus pobladas cejas, vistiendo ropajes grises, sombrero picudo y portando una vara retorcida, en la que se apoya encorvado. En EH aumenta su inventario al encontrar y quedarse una espada élfica llamada Glamdring. Le gusta fumar en pipa y hacer formas con el humo, sobre todo el tabaco de la Comarca, y posee un temperamento vivo, pues es muy risueño pero entra en cólera con cierta facilidad y es especialmente famoso por sus increíbles fuegos de artificio. Por cierto a Ian McKellen le va que ni pintado al dedo, es tal como lo había imaginado.


Su personalidad cambia un poquito entre EH a ESDLA, pero en esencia es lo mismo y es posible que se deba al tono menos adulto de EH; liante de cuidado (la fuerza de los Magos aquí reside en las palabras) y siempre por delante de los demás, capaz de hacer planes a largo plazo y cuadrarlos y culo inquieto sin remedio… rodeado de un aura de misterio, al menos quienes se hayan limitado a leer estos cuatro libros, pero dejaré eso para más adelante. Tampoco era un ser que buscara el reconocimiento y alabanzas de lo demás, si no más bien humilde.


¡Ojo, a partir de aquí hay SPOILERS!




Soy de las que, en el episodio de La Comunidad del Anillo, “El puente de Khazad-Dûm” no se creía que el Peregrino Gris pasara a mejor vida tras su encaramiento con el Daño de Durin, me negaba a creer que uno de los personajes más sabios y poderosos pereciera allí y me uní al dolor de los protagonistas por su pérdida… y a su alegría cuando retornaba como El Blanco en Las Dos Torres. Y habiendo cumplido una hazaña como era abatir a un Balrog él solo. Es quizá por esto y por las inclinaciones malévolas de Saruman por lo que "es ascendido" de rango, ganando más poder. Como él diría: "Sí, ahora soy Blanco. En verdad soy Saruman, se podría decir, como Saruman debería haber sido".


¿Pero cuál es el origen de este personaje tan carismático? Como muchos importantes tiene multitud de nombres, él mismo llega a especificarlos con estas palabras: «Mithrandir entre los elfos, Tharkún para los enanos; Olórin era en mi juventud en el Oeste que nadie recuerda (Aman), Incánus en el Sur, Gandalf en el Norte; al Este nunca voy».
Y de títulos: El Peregrino Gris, El Caballero Blanco, Cuervo de la Tempestad (aunque éste con connotación negativa), El Portador de la Llama de Anor…
Pero esto no nos da muchas pistas sobre su origen, que por cierto parece muy lejano, lo que nos deja ver que no es humano propiamente dicho. 

En los Apéndices de ESDLA se nos devela que es uno de los Istari (Magos) que vinieron a la Tierra Media en la Tercera Edad del Sol para ayudar a los pueblos en su lucha contra Sauron. Liderados por Saruman el Blanco, mientras que el resto tenían menos rango y poder: Gandalf el Gris, Radagast el Pardo y los Magos Azules, Allastar y Pallando. Tenían prohibido usar su fuerza para alcanzar poder o intentar dominar tanto a Elfos como a Hombres usando la fuerza o el miedo.
Ninguno de ellos, salvo Gandalf, cumpliría con su misión, pues Saruman se corrompería por su ambición, Radagast se dejaría llevar por su amor a la naturaleza y los Magos Azules desaparecían sin dejar rastro en el Este mucho antes de los hechos de ESDLA.

¿Pero de dónde sacó Tolkien la idea? ¿En qué se inspiró para crear a este hechicero?  Como era de esperar, la respuesta es amplia; por un lado en el famoso mago Merlín y por otro en la mitología nórdica, concretamente en Odín, el señor de Asgard (mundo de los dioses), sería donde caería el foco, pero más por una de las apariencias que tomaba en Midgard (mundo de los hombres): la de un anciano viajero envuelto en mantos, de sombrero ancho y cayado que usaba para caminar, aunque tuerto. Entre otros, también está el personaje de Väinämönen protagonista de una epopeya nacional finlandesa. En cuanto al nombre, lo sacó también de un poema, el Voluspá, aunque inicialmente lo usaría para el rey enano exiliado en EH que luego se llamaría Thorin, mientras que para él eligió Bladorthin "amplia tierra gris". Gandalf significa "elfo del bastón" o "elfo errante".
En el universo de Tolkien propiamente dicho sabemos su origen en el Silmarillion.
Todos los Istari son Maiar, espíritus menores cuya función era servir a otros espíritus mayores, los Valar, en su caso servía a Irmo (Lorien), Señor de los Sueños y las Visiones - cada Istar servía a un señor diferente, de ahí que hubiera tanta diferencia entre ellos.
Aquí conocido como Olórin fue creado por el pensamiento de Ilúvatar como el resto de Maiar. Al ser un espíritu no posee una forma real – como ocurre incluso con Sauron que era un Maia corrupto, al igual que los Balrogs – y ni siquiera posee un sexo como tal, salvo lo que nos deja intuir la similitud entre los pensamientos de Ilúvatar.

Así que, resumiendo, Gandalf y el resto de Istari son espíritus que tomaron la forma de ancianos hechiceros para facilitar sus andanzas entre las razas de la Tierra Media y que sus reyes se dejaran aconsejar, pues esto era vital para el cumplimiento de su misión, que no es otra que ayudar a derrocar a Sauron, aunque realmente el único que cumplió su misión fue precisamente Gandalf y eso que en un principio se resistió a partir a la Tierra Media al temer a Sauron y considerarse débil en comparación. Tengamos en cuenta también que el poder de los Istari quedaba reducido al estar confinados en una apariencia de un hombre aunque aún así eran capaces de hacer grandes hazañas, por lo que por ejemplo Gandalf era confundido a veces con un Elfo.
Después de derrotar al Sin Nombre, los Istari perderían utilidad y deberían regresar a su lugar de origen, motivo por el cual Gandalf se marcha al final de ESDLA desde los Puertos Grises para no volver jamás a la Tierra Media.
Gandalf era por cierto el portador de uno de los tres Anillos de Poder que Sauron dio a los elfos como regalo, Narya, el Anillo del Fuego, recibido del elfo Círdan, y cuyo poder era reanimar los corazones y darles valor, otra de las razones por las que Gandalf corría siempre presuroso a la batalla y elevaba el espíritu de los hombres que tenían que luchar contra las fuerzas de la oscuridad.


Lo que más me gusta del Peregrino Gris es su picaresca, sus arranques de mal humor en los que siempre dice alguna frase típica de un vejestorio sin paciencia y donde, incluso, en un par de ocasiones, se deja ver que no es un mero anciano. Siempre anda sermoneando, sobre todo a los más jóvenes, pero se le podría considerar el mejor amigo y que siempre estará ahí cuando se le necesite... 

Ya por último, para demostrar lo que mola este "hombre":

"Oouh yeah" - Gansta Gandalf


No no, me refería a:
Ahora viene la parte en la que me odiáis por pegaros el soniquete.

No, tampoco, quiero decir que os dejo con algunas de las frases que más me gustaron cuando leí EH y ESDLA, cerrando así este post y prometiendo volver con un nuevo personaje próximamente:

- ¿Qué quieres decir? ¿Me deseas un buen día, o quieres decir que es un buen día, lo quiera yo o no; o que hoy te sientes bien; o que es un día en que conviene ser bueno? [...] ¡Para cuántas cosas empleas el buenos días! Ahora quieres decir que intentas deshacerte de mí y que no serán buenos hasta que me vaya.
- "Y aquel que quiebra algo para averiguar qué es, ha abandonado el camino de la sabiduría."
- “¡Huid, insensatos!”
- “Gollum merece la muerte. La merece, sin duda. Muchos de los que viven merecen morir y algunos de los que mueren merecen la vida. ¿Puedes devolver la vida? Entonces no te apresures a dispensar la muerte, pues ni el más sabio conoce el fin de todos los caminos.
- “Golpear las puertas con tu cabeza, Peregrin Tuk. Y si eso no las echa abajo, tendré por lo menos un poco de paz sin nadie que me haga preguntas estúpidas. Buscaré la contraseña.”
- No puedes pasar. Soy un servidor del Fuego Secreto, que es dueño de la llama de Anor. No puedes pasar. El fuego oscuro no te servirá de nada, llama de Udûn. ¡Vuelve a la Sombra! No puedes pasar."

7 comentarios:

  1. Nigga, mete el salto de línea que te sale el texto entero en el índex de ZD xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jooo perdón y el caso es que me chirriaba algo y no sabía qué era. Dime que no soy la única a la que le pasa. Ya está hecho, ¿ eso se cambia solo o lo arregla el admin o cómo?

      Eliminar
  2. A mí también me gusta mucho Gandalf, sin duda mi personaje favorito de todo el universo de Tolkien y unos de mis personajes favoritos en cuanto a fantasía se refiere. Y perfectamente plasmado en las películas por Ian Mckellen. Creo que de ESDLA mi segundo personaje favorito sería Gimli.

    ResponderEliminar
  3. Un grande el istari. El abrupto cierre del "...al este nunca voy" que citas está genial. En cuanto a las influencias que sirvieron a Tolkien, yo añadiría a los patriarcas hebreos como Moises.

    ResponderEliminar
  4. De lo más de acuerdo con que Ian McKellen le va que ni pintado. ES Gandalf.

    Por cierto, todo lo bueno que tiene la adaptación de El Señor de los anillos no está en El Hobbit,que está horriblemente alargada para hacer tres películas y no consigue ni una realmente buena.

    Muy buena entrada. Saludos fremen.

    ResponderEliminar
  5. muy buena entrada.

    Te maldigo por poner esa canción tan pegadiza!!!

    ResponderEliminar
  6. Isaac: Es que Gandalf es lo más, siempre sorprende y nunca permanece ocioso; en cuanto al segundo personaje favorito no estoy muy segura, pero sí que me gustan mucho los Enanos en general ^^.

    Pablo: Es que sí, hasta el más tonto se dará cuenta del por qué :P ¿Tú crees lo de los patriarcas? No estoy muy segura, pero sería interesante leer algo sobre eso.

    AtreidesXXI: Jo, yo sufrí en el cine con El Hobbit, sobre todo con la 2 y la 3, les dediqué a todas entraditas, pero sobre todo a esas dos últimas. En cuanto a ESDLA tiene también puntos inventados y detalles tontos, pero la tengo cariño y la considero muchísimo mejor adaptada incluso.

    SAeNcSA: Ti, ti titiriti ti ti, ti tirirititi ti ti, ti ti! xD

    Un saludo!

    ResponderEliminar

Traductor