22 de octubre de 2016

[Crítica] Stranger Things


Siempre que veía algo de Stranger Things en internet procuraba ver lo justo y necesario, porque ya solamente el título captaba mi interés. Todas las críticas que vi sobre la misma, sólo titulares y pequeños resúmenes de encabezado eran muy positivas, por lo que la añadí a mi lista mental de series a ver. Krower no la contaba entre tales, creo que poco vio sobre el tema, pero accedió y nos la vimos.

¿Puedo decir que me sumo a aquellos que han alabado esta serie de Netflix? Pues sí, bastante, incluso más que Krower que, aunque le ha gustado, creo que no ha sido tanto como a mí. Recientemente hemos conocido que hasta marzo del año que viene no llegará la siguiente temporada, que tendrá nueve capítulos y que continuará con la historia presentada en la primera.

No hay spoilers, que no os la quiero arruinar.



Stranger Things tiene multitud de cosas de las que me ha enamorado, pero creo que primero voy a empezar como es habitual en mí: comentando un poco el argumento.
La serie arranca a principios de los años 80 con la misteriosa desaparición de Will Byers, hecho que traerá de cabeza al jefe Hopper de la policía de Hawkins (Indiana) debido a múltiples aspectos que no quiero desvelar. La cuestión será que el grupo de amigos de Will, encabezado por Mike, intentarán buscar por su cuenta a su colega aunque primero se toparán con una chica de cabeza rapada de lo más misteriosa que, curiosamente, será capaz de ayudarles de un modo bastante inusual.


HOMENAJE A LA CULTURA POP DE LOS OCHENTA
Ya sólo el argumento despierta el interés de cualquiera, sobre todo si te gustan las historias de suspense. Si añades a esto la gran interpretación de todos los actores, la multitud de guiños frikis (sobre todo al cine de los 80) y una banda sonora de lo más genial pues tienes el cócktel perfecto.
No hay más que ver que los chicos protagonistas son unos frikis en toda potencia, juntándose en el sótano de uno de ellos, Mike, para jugar a Dragones y Mazmorras - lo viven con intensidad por cierto. Tanto en este sótano como en la habitación de Jonathan, el hermano mayor de Will, veremos multitud de pósters que hacen referencia a clásicos de la ciencia-ficción, terror y fantasía que todos hemos visto y que nos chiflan como pueden ser La Cosa de John Carpenter (una de mis pelis favoritas), Evil Dead o Jaws (Tiburón). Pero no sólo en el atrezzo queda el asunto, ahí tenemos el guiño a Comando cuando Lucas se preparara para ir por su cuenta, el Resplandor, ET o Encuentros en la Tercera Fase. Jolín, si hasta el mismo logo en esa tipografía tan retro hará que te emociones hasta la médula.

Y eso que yo nací a finales de los 80 pero todos aquellos originarios de la década anterior rememorarán buenos momentos de su infancia mientras contemplan la serie.


"Los perdedores", como llaman despectivamente los abusones al grupo protagonista. Guiño también a It, de Stephen King.

LOS ACTORES
En cuanto al elenco de actores, como ya he señalado, en su totalidad hacen una increíble interpretación. Wynona Ryder, que hace el papel de Joyce Byers, la madre del desaparecido Will, estará soberbia al conseguir llevar tan bien la interpretación de una madre desesperada por encontrar a su hijo en medio de la crisis emocional por la que cualquiera pasaría en un trance así, luchando además con la perspectiva de parecer una loca de cara a los demás. 

Aunque todo parezca una locura, Joyce sabe lo que se hace.

Los chicos consiguen, con bastante decencia, plasmar las personalidades de sus personajes; típicos adolescentes de los 80 con un punto rebelde en el caso de los más mayores y el típico grupo de amigos que viven todo tipo de aventuras en el caso de los más pequeños.

Eleven (Once en español), interpretrada por Millie Bobby Brown, es sin duda otro personaje a destacar y es que me encanta. La doble cara de la moneda; por un lado la frágil niña, tímida y miedosa, quien no sabe nada sobre el mundo exterior y por otro aquella otra que surge, peligrosa y hasta despiadada, cuando se trata de proteger a los que quiere.

Otro personaje que destacaría sería el del sheriff Jim Hopper, interpretado por David Harbour. A primeras nos causará una impresión poco positiva pero según vaya avanzando la serie descrubiremos que su personaje es también complejo, lleno de rincones oscuros por motivos del pasado y con mucho potencial en los acontecimientos que estarán por llegar.


Aunque al principio no lo parezca Hopper se implicará a fondo en la investigación.


Como digo, si sois frikis ya estáis viendo esta serie. Si os molan los 80 tanto como época como por su cine o por cualquier otra historia, ya estáis viendo esta serie. Si os gusta todo lo relacionado con la ciencia-ficción, el terror y el suspense, ya estáis viendo esta serie.

8 episodios de unos 40-50 minutos. Siempre os dejarán en lo mejor. Querréis más.

No es coña, ved esta serie. 

8 comentarios:

  1. Dos días. Los vi en dos días de lo que me enganchó. Es los goonies se encuentran con Stephen King y les sale genial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no porque tenía que verla junto con el novio, que si no xD

      Eliminar
  2. Wynona Ryder?!

    No se diga más... Lastima que yo no tengo Netflix :/

    Se ve muy interesante por lo que comentas, espero poder verla en alguna pagina "No oficial" ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo la he visto en versión original con subs en español :)

      Eliminar
  3. Gracias por no incluir spoilers :). No hace falta haber vivido los 80 para haberlos disfrutado, los que nacimos a finales de esa década fuimos niños en los 90, y en la tele de los 90 seguían poniendo pelis y series de los 80.
    One question!Por lo que veo no parece que sea demasiado, pero... ¿Cómo es la serie en cuanto a sustos/ sangre/ rayadas mentales? La quiero ver con mi mujer y es bastante sensible la pobre (bastante tuvo con el capítulo de "la vampira" de El Ministerio del Tiempo...)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a ver, sangre muy poquita, la justa. Sustos igual, yo soy muy asustadiza y no he dado ningún bote. Rayadas mentales sí, pero no es algo que sea difícil de entender, aunque hay cabos sueltos...

      El Ministerio del Tiempo que terminar de ver la segunda temporada, mira por donde jeje

      Eliminar
  4. ¡Qué serie tan maravillosa! No es que sorprenda o nos enseñe algo nuevo, es que como bien dices es un gran homenaje, y bien hecho, no se puede decir lo mismo, o al menos no han calado tanto otras producciones del tema como Super 8. Además devuelve a Winona a la fama por su buen hacer profesional en vez del salseo.
    Saludos.

    ResponderEliminar