22 de octubre de 2017

[Reseña] El cazador de sueños (The Dreamcatcher) - Stephen King



¡Despierta blog mío! Caray, la de tiempo que llevo sin aparecer por aquí, pero es lo que tiene escribir fanfic unos pocos días sí y otros tantos no, que a una ya no la quedan ganas de pasarse y dejar caer algo. Y no será porque no tengo ideas o cosas sobre las que hablar...


En fin, dejando el tema, me he terminado recientemente el libro de King con el que más me he reído hasta la fecha, he de decir que me ha encantado y que tenía ganas de leerlo porque de la película, que sólo visioné escasos minutos, apenas recuerdo nada salvo que lo poco que vi me estaba gustando. 
Pensando en El cazador de sueños me venían a la mente las siguientes palabras: grupo de amigos, nieve, alienígenas, un bicho gris corredor, hombre calvo y bicho-mal-rollo con muchos dientes. Resumiendo, cosas molonas a gogó.

Sin embargo, tras mirar por internet cositas de la peli y comparándola con el libro, he de decir que peca de vulgar (ojo, pensando sólo en lo poco que recuerdo del final). Porque, según nos van desvelando a cuenta gotas de manera brillantemente sutil es que nada es lo que parece a simple vista.

Nota: Las imágenes que veréis son de la propia peli, no he encontrado en internet ninguna otra)


Sin querer desvelaros gran cosa del argumento juguemos a imaginar la historia como un atrapasueños, objeto que le da título, aunque no en el sentido estricto de la palabra. Podríamos decir que el centro, sobre lo que todo gira, es el aterrizaje accidentado de un platillo volante en algún lugar de los bosques de Maine. De hecho la novela tiene como introducción diferentes recortes de periódicos hablando de avistamientos de extrañas luces y objetos en el cielo. 
Retorciéndose en torno al centro diferentes hilos irradian presentándonos otras tantas historias: cuatro amigos que se reúnen una vez al año en este lugar para cazar, militares que acuden al lugar para neutralizar la presencia alienígena y una enfermedad cuyo origen parece provenir de lo que parecen refugiados del espacio exterior (por mucho que ellos lo nieguen con  frases alternando inglés y francés como "aquí no hay infección" o "no nos hagan daño, estamos indefensos"). Colgando suspendidos se hayan los protagonistas de la historia, algunos de los cuales irán cayendo según pasemos páginas.



El cazador de sueños se escribió en 2001, época descrita por algunos como floja del autor, aunque su estilo es inconfundible: combinando factores como la nostalgia, la niñez y la amistad (muy similares a It) junto con terror y ciencia-ficción narrados con un lenguaje de lo más natural y coloquial pecando a veces de irse por las ramas por otro lado, algo muy típico de King, que no impide que pasemos un rato bastante entretenido.

Comadreja sin pelo, bicho caca... o byrum. Un "simpático" amigo que no os recomiendo como compañía.


Es imposible empezar un libro creándonos más intriga: Jonesy, uno de los mencionados amigos, está en un puesto de caza cuando ve a un tipo que anda desorientado (y al que está a punto de pegarle un tiro al confundirle con un ciervo) y que tiene aspecto de estar enfermo, con el vientre hinchado, tirándose unos buenos eructos y cuescos apestosos y con una extraña mancha rojiza en la cara, por no hablar de las piezas dentales que le faltan. Le invitará a entrar en la casa que les sirve de refugio... para luego no parar de desear de haberle disparado. Y es que el tal McCarty es portador de un amigo de lo más indeseable que traerá a Jonesy y compañía por el camino de la amargura. Si queréis saber más leeros el libro.


Para mi gusto los puntos fuertes de la novela son sin duda los villanos principales, locos y peligrosos, responsables de haberme arrancado más de una sonrisa o carcajada durante los trayectos en el transporte.

Por un lado tenemos al coronel Abraham Kurtz (encarnado por Morgan Freeman en el film, aunque yo me lo imagino  más como un híbrido entre el coronel Miles Quaritch de Avatar y Herr Starr el Sagrado Ejectutor de Preacher) con sus épicos discursos y su obsesión por seguir adelante en su misión por erradicar la amenaza exterior al frente del Blue Group. La manera en la que se le va la olla a este hombre carente de ética es flipante y, aunque nos cuenten muy pocas cosas de él, será más que suficiente para hacernos una idea de a quién tenemos delante, algo muy poco recomendable.

Por el contrario del Sr.Gray, nombre que parece muy obvio dado el aspecto de los aliens pero que en realidad esconde un par de secretos, sabremos bastantes más cosas, si bien todo se irá diluyendo de tal manera que pronto empezaremos a dudar de si eso es cierto. Aficionado a invadir mentes ajenas para sacar información, al asesinato, a la cafeína, al beicon y a dejar desvergonzadamente el zurullo en el váter sin molestase en tirar de la cadena es sin exagerar el paralelo alien de Kurtz, pues también es astuto, peligroso y perturbado, obsesionado con cumplir la misión que le ha llevado hasta este lugar... que no es otra que de extender el virus, llamado Ripley por los militares, cuyos síntomas son de lo más curiosos aunque ninguno lo es tanto como el de otorgar la telepatía.

El genial Morgan Freeman encarna a Kurtz, pero para mi gusto le pega más cualquiera de estos otros dos (ojo, por lo menos en lo físico, cuando vea la peli juzgaré mejor).

Del lado de los buenos mi favorito es Beaver, con su chupa de motorista y su boca sucia que siempre sostiene un palillo y que es amante de rescatar expresiones tan clásicas como de "tócame los perendengues", "hostias en vinagre"o "jódete y baila", que tantas veces he oído en boca de mis padres.
Y, por supuesto, Duddits, aquel que es la vez adulto y niño, aquel amigo olvidado pero desconoce lo que es el rencor y el odio pues es la encarnación de la pureza y el amor, el pegamento más fuerte, el motor de la amistad al que te darán ganas de abrazar... y un pilar crucial para el desenlace de la historia.


¿Escenas inolvidables y que destaco? El debut del "bicho caca" en el baño de la casa, el discurso de Kurtz al Blue Group antes de abrir fuego con los helicópteros, la primera vez que el Sr.Gray prueba el beacon y visita el baño, la cantidad de tacos por segundo que dice cuando se enfada, el segundo discurso de Kurtz y su reacción a la rebelión de los arrestados, cuando Jonesy roba las cajas del almacén y la brutal forma en que los niños conocen a Duddits son algunas de mis favoritas.


Me ha encantado la cantidad de guiños a otras historias ajenas y del propio King, siendo la más destacada la de It cuando los pasos de cierto personaje le llevan hasta Derry ("Pennywise vive") o incluso a El Resplandor. No he leído aún The Tommyknockers e Insomnia, pero los que sí lo recalcan también.

Jonesy conoce al Sr.Gray


Y es que como digo, nada es lo que parece en un principio, no será la clásica historia de alienígenas, tiros e invasiones si no que será mucho más espiritual, puramente mental. Los poderes telepáticos, tanto naturales como artificiales, volverán a hacer acto de presencia como ya he dejado caer. Y cómo dejar de mencionar lo complicado de entender la auténtica naturaleza y diferencias entre el Byrus y el Bryum, que a mi me ha costado lo suyo.


EN RESUMEN
El cazador de sueños no es la típica novela sobre invasión extraterrestre, si no algo mucho más intrincado y complejo al más puro estilo de Stephen King, quien sabe crear como nadie atmósferas de terror y suspense, si bien es cierto que a veces, como es este caso, se rompen por lo gracioso o ridículo que son ciertos momentos. Hay gente que la tacha de aburrida y lenta, puede que en ciertos puntos vaya despacito y sea algo caótica, pero me ha gustado como pocas, gracias en parte a los magníficos villanos que encierran sus hojas. Os la recomiendo totalmente.


2 comentarios:

  1. El libro me gustó mucho, la película es muy no está mal, aunque podía ser mucho mejor y el final inventado es un horror.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto, fíjate que lo que más recuerdo es el final y creo, dada las circunstancias, que no le pega nada. Me gustaría verla para ver qué explicación le dan...

      Gracias por pasarte!

      Eliminar

Traductor