9 de marzo de 2014

Visiones campestres (08/03/2014)

¡Madre mía pero cuánto tiempo sin usar esta sección! No es que no hayamos vuelto desde la última vez, aunque bien es cierto que en invierno poco se ve, pues anochece súper pronto y para cuando llegamos a la zona pues el crepúsculo está más que avanzado.

Comenzaré con un resumen del tiempo que he estado callada sobre este tema:

- El verano pasado sí que fuimos muchas veces, aunque solíamos limitarnos a tirarnos en un banco a leer desde los Kindles, disfrutando del fresco de la naturaleza, el solecito y el sonido de los animalitos (y de los niños y gente gritando, claro, eso no te lo quitas en ninguna parte ¬¬). En alguna ocasión también nos acompañó CC, una boca más para opinar y otro buen par de ojos para observar.

- Llegamos a volver a ver a nuestros pequeños mochuelitos comunes. El problema es que no cortaron las malezas y éstas ocupaban todo el espacio, estirando sus secos tallos incluso hasta el muro, por lo que no podíamos pasar. En una ocasión en que me asomé yendo yo sola sí que pude verles desde el exterior de las ruinas; es más, pillé a uno in fraganti en un hueco y ambos nos miramos en ese mismo instante. Ninguno nos movimos durante un rato, mirándonos fijamente a los ojos todo el tiempo, hasta que el mochuelo decidió meterse en los recovecos y le perdí de vista... ¡pero fue una grata experiencia!

- Hemos seguido viendo a los habituales jilgueros, verdecillos, estorninos, cogujadas, lavanderas comunes, ánades reales, perdices, mosquiteros comunes, fochas y pollas de agua y mirlos. En ocasiones puntuales hemos llegado a ver abubillas (en la misma tarde vimos a un trío de ellas), un pito real, una garza real o gaviotas. Tenemos algunos pájaros pequeños y nerviosos sin identificar, sospechando que uno de ellos se trataría de un triguero.
De los que no pongo fotos es porque no tenemos hechas por nosotros mismos.


- En alguna extrañísima ocasión hemos visto cernícalos, un milano sin determinar y cierta rapaz enorme que aún no hemos identificado por la falta de visibilidad debido sobre todo a la distancia...


Y ahora procedo a enumerar lo visto el día 8 de marzo, por el cual abro esta entrada:

- El día anterior ya caída casi la noche apreciamos en el lago la presencia de un ave bastante grande. Al principio nos pareció un cormorán pero luego, en una ocasión en que salió de debajo del agua y se sacudió para quitarse el exceso de agua, se le desplegaron plumas largas y tanto a Krower como a mí se nos antojó que podía tratarse realmente de un somormujo, pero sin instrumentos de visión a distancia y con tan poquita luz nos quedamos con las ganas de confirmarlo. Aquí algunas fotos que tomamos:



- Por eso el día 8 volvimos, mucho más preparados y más pronto; a pesar de que había muchísima más gente que de costumbre pudimos ver bastantes animalitos y a nuestro misterioso amiguito, multiplicado por 3. ¡Porque eran un trío! ¡Y definitivamente se trataba de Cormoranes Grandes! Krower no cree que aniden aquí si no que ve más probable que estén de paso por la zona, aunque es la primera vez que vemos a uno de estos animales aquí (la única vez que he visto yo este tipo de aves fue en la desembocadura del Sella en Asturias, hace ya 4 veranos).


Los mosquiteros comunes son muy nerviosos y tímidos, aunque había uno por arbusto muy ocupado en cazar insectos.



Hasta aquí algunas de las fotos de Krower.








Éstas son algunas de las mías.

En las fotos que sacamos no se aprecia mucho (algunas combinando el móvil con los prismáticos), pero por los prismáticos sí que pudimos verles claramente como si los tuviéramos al lado. Al principio 2 de los 3 se dedicaban a pescar mientras que el último flotaba tranquilamente por el centro del lago. Luego los 2 primeros se marcharon y el tercero se quedó ahí, pescando finalmente.
Le estuvimos persiguiendo por todo el lago, pues se sumergía y reaparecía bastante alejado, cercano a la orilla, para volver a sumergirse casi al instante, por lo que nos costaba mucho fotografiarle. Pero en una ocasión pudimos ver, muy cerquita nuestro, cómo salía con un pez en la boca y lo engullía tranquilamente... para volverse a sumergir.
Si no nadaba se iba volando al otro extremo del lago o al otro lago que había más adelante, para luego volver al primero pasado un rato.

Estuvimos dando vueltas hasta que se fue el sol y ya no se apreciara nada como para echarle fotos, así que nos limitamos a pasear y observar. Vimos pollas de agua, ánades reales y un pato blanco cuyo nombre no encuentro xD
Y cuando ya caía la noche se escuchó a lo lejos, campo a través, la llamada de varias aves, probablemente rapaces nocturnas. Quizá fueran mochuelos, pero no estamos seguros.



En cuanto al firmamento teníamos una estupenda luna en cuarto creciente; por debajo de ella Orión era perfectamente visible, junto con el Can Mayor. Júpiter por cierto es bastante visible, concretamente entre medias de Alhena y Tejat Posterior; con los prismáticos pudimos verle como la sonrisa burlona del gato de Alicia en el País de las Maravillas. ¡Quién tuviera un telescopio en condiciones para echarle un buen vistazo!


Sin nada más que añadir, me despido con una bonita foto de las flores en detalle de una Mimosa Plateada, cuyo aroma invade uno de los caminos hacia los lagos:



No hay comentarios:

Publicar un comentario