8 de enero de 2016

Personajes que más adoro de la ficción: Astrid Magnussen


Retomo la sección y hoy os traigo un personaje femenino de esos que tienen una apariencia dulce por fuera aunque pican un poco por dentro, o quizá no tanto, después de todo. 
Cuando este blog era aún joven y una era un poco más sencilla a la hora de escribir hablé de una de mis películas favoritas a pesar que no era una gran producción, ni un gran peliculón y que ha pasado realmente desapercibida en mi país, quedando relegada a la típica película que te pueden poner los fines de semana por las tardes, que de hecho así es como la vi por primera vez hace más de 10 años.
He de decir que La Flor del Mal (White Oleander como título original) fue una película que en su día fue alabada sobre todo por la interpretación magnífica de su elenco de actrices: Alison Lohman (Astrid), Michelle Pfeiffer (Ingrid), Robin Wright Penn (Star) y Renée Zellweger (Claire) y no es para menos, porque todas ellas consiguen recrear muy bien sus personajes.


Spoiler Alert!!!, chicuelos.




Entre esta imagen...

...y ésta hay una completa evolución.

Astrid es una chica de 15 años que vive con su madre Ingrid en una casita en algún lugar de Los Ángeles. Como la misma Astrid nos cuenta según arranca el film siempre vivió bajo la sombra de su madre, una mujer hermosa, pero también fuerte e independiente. Astrid la admira tanto que quiere ser como ella (y la propia Ingrid también quiere que así sea):

- No, no llores... somos vikingas ¿recuerdas? - Ingrid a Astrid.

Aunque los problemas vendrán cuando su madre se enamore de un hombre llamado Barry; mientras que en un principio se hace la desinteresada ante las insistencias de su pretendiente al final caerá en sus brazos, no cumpliendo algunas de las reglas que siempre le decía a Astrid sobre estos temas: "Nunca dejes que un hombre se quede a dormir, jamás pidas disculpas ni des explicaciones". Finalmente veremos cómo Barry acabará pasando de Ingrid por irse con otras mujeres, lo que llevará a la mujer a asesinarlo e ir a la cárcel con cadena perpetua.

El título del film viene por las Adelfas sí. Si queréis saber por qué, vedlo.

Aquí comenzará el viaje de Astrid por diferentes hogares de acogida y centros de menores, donde se forjará el personaje que tanto me acabó gustando en el film. Se nos mostrará que no todo es oro donde reluce, como la propia chica aprenderá para su desgracia en un intento inútil por encontrar un lugar donde la quieran; yendo de aquí para allá se nos antojará que la chica se ha convertido en un juguete que irá pasando de mano en  mano cuando se cansen de él.

Aunque para entender al personaje os recomiendo ver la película y me es difícil hablaros sobre ella sin caer en masivos spoilers, diré que lo más interesante es ver el cambio que se produce en Astrid durante esta transición que durará, más o menos, unos 4 años. 
El principal cambio será precisamente en la relación con su madre; mientras que en un principio la adora y la considera casi divina, Astrid acabará por repudiarla y odiarla hasta el punto de renunciar a ella, ya que Ingrid es incapaz de alegrarse porque a su hija le vayan las cosas bien, más por egoísmo y celos que por otra cosa. 
Es más, este hecho no sólo desembocará en semejante odio si no que además hará que Astrid se encierre en sí misma y no quiera saber nada de familias, hogares, amistades o similares, además de acabar convencida (atando cabos) de que realmente Ingrid mató a Barry preparando el crimen concienzudamente, sin importarle el destino de Astrid tras ese acto.


Y es que aunque madre e hija se parezcan en apariencia por dentro son realmente diferentes: Ingrid es peligrosamente bella por fuera pero de hierro por dentro, mientras que la belleza externa de Astrid es más leve pero llena de candor, inocencia y dulzura, algo que se tornará más bien en algo más ácido cuando la película acabe tras las duras experiencias que vivirá en ese lapso de tiempo:

Has pasado por experiencias traumáticas: un disparo, el suicidio de una madre de acogida... creo que estabais muy unidas.
- ¿Le has preguntado a tu clienta [Ingrid] cómo participó?

Parecerá que nunca encontrará un lugar donde sentirse amada de verdad, que es lo único que ella desea realmente al no tener a su madre cerca y, además, ni siquiera su madre le dió tanto cariño como suele ser lo normal ni tampoco tendrá nada de suerte con sus madres de acogida, como ya he comentado.



La madurez de Astrid no sólo queda plasmada en su actitud, sino también en su apariencia, pero se mantendrá fiel a sus principios.

Sin embargo, de todas ellas, aprenderá multitud de cosas que ayudarán a que vea la vida de otra manera y que la fortalecerán en cierto modo, aunque por mucho que ella lo intente, seguirá siendo fiel a sí misma y, en cierto modo, a la educación que la dio su madre.; seguirá siendo Astrid, al no caer en determinadas cosas como sí lo hacen otra chicas. Al menos, seguirá "teniendo seso" (no así en la novela).


-"¿Qué pasa mamá? ¿No te gusta mi estilo?".
Muchos de sus cambios, como teñirse el pelo o fumar, los hace sólo por castigar a Ingrid.

Pero, como ya dije, Astrid siempre necesita un apoyo, alguien a quien querer, muy a diferencia de su madre. En este caso, lo encontrará en Paul Trout, un chico que conocerá en su primera estancia en el centro de menores y quien se convertirá en su mejor amigo e incluso, como se insinúa, también en su pareja. 
Realmente la escena en la que ambos se escapan del centro un día y se van al puerto a pasar el rato dibujando a las personas que ven me pareció muy bonita por la compenetración que emanaba de ambos chicos porque, realmente, con Paul será con el único (quitando su madre) con quien encontrará una auténtica estabilidad y su lugar en el mundo, a pesar de rechazarle por miedo a hacerle daño en el momento hermético por el que pasa que dije más arriba.


Vamos, que por lo que se ve casi siempre me gustan los papeles de mujeres frágiles pero que son capaces de mantener su entereza y sacar fuerzas en las situaciones adversas. Alison Lohman en mi opinión hace una interpretación espléndida aportando su propio candor para interpretar a una chica de 15-18 años teniendo 26.


Os recomiendo ver la película, yo incluso busco el libro para leerlo, aunque me parece que ni está traducido al español, por lo que, en el caso de leerlo, tendrá que ser en inglés. También tengo ganas de ver las escenas eliminadas del film, pues sé que existen al ver ciertas imágenes que nunca he visto en la versión final.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Traductor